Categorías
General

75 años de la muerte de Manolete

Pensaba que la corrida conmemorativa del 75º aniversario de la muerte de Manolete en Linares era la más importante de la temporada. Otra vez los Miuras allí y Rafaelíllo, Morante de la Puebla y Curro Díaz para honrar su memoria. Había que estar allí, a pesar de los más de 800 km. y las casi ocho horas de conducción. Cuando hay una esperanza se hacen estos esfuerzos. Comida con amigos aficionados que venían de otros lugares, sobremesa, banda de música tocando “Manolete” camino de la plaza y calor asfixiante fuera y, sobre todo, dentro de una plaza de toros que llenó la Sombra más de la mitad del Sol. El gesto de una figura como Morante de anunciarse con miuras en esta plaza merecía cualquier esfuerzo.

Ya comiendo nos enteramos que habían echado cuatro miuras para atrás. Después la cosa quedó en que vimos cinco miuras y un cuvillo. Miura está lidiando mucho este año y estamos viendo unos toros que no habíamos visto antes en esta ganadería. Toros chicos, de poco peso, incluso bajos. El segundo de ayer no era presentable ni en plaza de tercera. Después su comportamiento sigue siendo el conocido: desconfiados, enterándose de todo, dejándose uno y pegando un cabezazo en el siguiente, lo conocido. El primero de Rafaelillo fue un toro grandón y tan débil en los primeros tercios que parecía que iba a ser devuelto. Pero después aguantó toda la faena, a media altura, y muy meritoria en un profesional que se conoce este encaste de sobra. Una buena estocada y primera oreja. Su segundo fue un bonito toro de Núñez del Cuvillo que remendaba la miurada. El torero, que ha debido de verse en pocas delante de un toro tan noble y obediente, le hizo una faena en Rafaelillo. Pinchazo, estocada y oreja.

El primero de Curro Díaz era un sardo bajo, serio, complicado y con malas intenciones. Intentó torearlo con temple al principio, pero el toro no se dejaba, y acabó fajándose con él en una faena meritoria. Estocada baja y oreja. El que cerraba plaza, ya a media luz, era chico y tampoco tenía muy buenas intenciones, aunque repetía la embestida codicioso. Otra faena de mérito de Curro Díaz, culminada con una estocada tendida, espera sentado en el estribo, y descabello. Otra oreja.

Morante ha debido pasar una de las peores tardes de su carrera. Ni los toros ayudaron nada ni él ayudó a los toros. Su primero, chico y bajo, tenía, como dice el diccionario “aviesas intenciones”. Morante salió con la espada de verdad y el miura le duró seis machetazos dejándose topar la muleta. No se dio ninguna coba. Bronca antes de entrar a matar y gran bronca después. Su segundo le duró un poco más. Incluso intentó un par de muletazos, pero viendo que era imposible porque el toro no pasaba, abrevió, también llevaba la espada de matar. Estocada y sanseacabó. Por cierto, la cuadrilla de Morante pasó un mal rato con este toro, incluso ya estoqueado.

PD. Ahora que lo pienso, estos dos últimos domingos he visto lidiar 11 miuras y les han cortado oreja a 9 de ellos. No debe estar la cosa tan mal.

@isanchezmejias

Categorías
General

6 miuras, 6 orejas

Nunca había visto cortar la oreja a cada uno de los seis miuras que se lidiaron en la corrida magallánica de Sanlúcar de Barrameda, ni creo que vuelva a ver en mi vida semejante acontecimiento. Cierto que muchas de ellas vinieron al rebufo de una tarde festiva con demasiada celebración y benevolencia, pero disfrutamos del espectáculo con una plaza con una magnífica entrada, por encimas de los tres cuartos y, además, que nos quiten lo bailado.

Con independencia de la magnífica decoración de la arena y las tablas, lo de las corridas raras como esta magallánica están pasándose un poco de rosca. No sé quién ha documentado las indumentarias de las personas que corrían toros en esos tiempos, pero las vestimentas de los intervinientes, son, en muchos casos inadecuadas, rozando el ridículo. Banderilleros en mangas de camisa, picadores con baberos vestidos de primera comunión, matadores subiéndose las mangas por incómodas. Y algunos hilarantes comentarios de los espectadores, como a un banderillero que iba con plumas en el gorro que hacía de montera, “llama al del pavo real”, tuvo que escuchar. Sólo la aguacililla que habría plaza con armadura, pica y espada al cinto, mantenía el tipo. Entiendo que se quieran dar festejos “especiales”, pero quitando la consolidada goyesca de Ronda, todas las demás goyescas, y las magallánicas, picassianas y pinzonianas deberían volver a la corrida clásica.

Los miuras que salían al pequeño ruedo de Sanlúcar se comían la plaza, bien presentados, con comportamiento peculiar, barbeando las bajas tablas, mirando a los tendidos, un espectáculo. Su comportamiento, en general fue tan problemático como se podía esperar. Mucho mérito el de todos los profesionales. También hicieron buena pelea en varas, donde los matadores los dejaron largos, a veces muy largos, para poder dirimir el premio al mejor puyazo. Eso que disfrutamos. Es curioso que dadas las dimensiones del ruedo y lo grande e inquieto de los miuras, Chacón mandó meterse al picador que hacía puerta en el primero y ya se lidiaron rodos los demás con un solo picador en la arena.

El primer Miura fue pronto y alegre, Chacón le compuso una faena seria y profesional a base de derechazos, pero cuando se confió al final con unas manoletinas, en las que el toro le avisó en las dos primeras de que no le gustaban, le echó mano de fea forma. Se repuso el matador, pinchazo, estocada y muerte de bravo después de esperar dos avisos. Primera oreja. Se metió el torero en la enfermería y salió para lidiar el suave y noblón cuarto, aunque suene casi a insulto a un miura. Estocada algo tendida y atravesada y descabellos y su segunda oreja.

Según leímos, Escribano venía con una huesesillo roto de una paliza precisamente de un miura el día anterior, pero no se quiso perder la corrida. Toreó con una proyección en la mano, que le impidió banderillear. El segundo miura salió tan derrengado que un vecino dijo que tenía “ruma”, que supongo que es un grado más que el reuma. Muy protestado, el presidente lo mantuvo en el ruego, y el toro aguantó la faena a media altura de Escribano sin caerse, y le cortó la oreja. El quinto fue complicado de lidiar y peligroso. La conformación de la cuerna no era la de esta ganadería, pero el comportamiento sí. El matador, experto en estos toros le compuso una larga y meritoria faena. Pinchazo, estocada, aviso y su segunda oreja.

A David Galván le correspondió el lote más en miura, esto es, más complicado. Muy animoso y voluntarioso el torero, le cortó la oreja a su primero después de una buena estocada. El último fue complicado hasta para banderillear, pasando un mal rato el del pavo real, y no se dejó dar coba por ninguno de los dos pitones. Meritorio el trasteo de Galván. Pinchazo, media, descabellos, aviso y oreja para completar el pleno de trofeos, después de casi tres horas de festejo. Al final todos a hombros y todos contentos.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2022

Escribano solventa los seis miuras con profesionalidad

Cuando anunciaron la encerrona de Escribano con los miuras, tengo que reconocer que no me hizo ninguna gracia. En principio no me gustan las encerronas. Ver salir al mismo torero, con el mismo traje a parar toro tras toro de la misma forma, quita la ilusión de la variedad. Y después porque tapa dos puestos a toreros que igual pueden triunfar con armas distintas. La única corrida de Miura que recuerdo aburrida fue la encerrona de Espartaco, seis toros con la misma lidia plana. Afortunadamente, Escribano está acostumbrado a este encaste, es variado y tiene recursos para matar seis miuras, y veinte que le pusieran delante.

Afrontó el reto con serenidad y ánimo, nunca se le vio agobiado. Se fue a porta gayola tres veces y banderilleó a sus seis toros. El tercero, donde invitó a Chacón y a Sánchez resulto el más lucido. Los subalternos, animados por la música que nunca oyen, se esforzaron y parearon superior. El torero las quiso poner al quiebro en tablas, pero ya saben ustedes que estos miuras aprenden rápido, y después de dos intentos fallidos, el toro podía hacer ya una tesis en quiebros. Escribano se la jugó de verdad y acabó pareando con los pitones en el pecho. Muy torero al no dejarse ganar la partida por sus peones. Al cuarto recuerdo que le creció el cuello medio metro a la salida del último par. Un espectáculo.

Los actuales miuras crecen despacio y yo los prefiero más de cinqueños que de cuatreños. Siguen siendo impresionantes, pero el domingo no se comieron a nadie. Fueron alegres al caballo, algunos galopando desde los medios donde los ponía el matador, lo cual es de agradecer. Embistieron unos mejor y otros peor, pero ninguno con las “aviesas intenciones” que dice el diccionario. La mayoría tuvo muy poco recorrido, quizás sin tantas carreras en banderillas hubiéramos podido ver otra cosa, el segundo no repitió dos embestidas iguales, y el cuarto tuvo su faena. Al quinto, que se dejó torear, le cortó una oreja que pudieron ser dos si la espada no cae baja, aunque hubo petición de la segunda de este público tan triunfalista que hemos visto este año en Sevilla, incluso en la de Miura. El último tenía hechuras de embestir y cuando esperábamos el broche de oro, se paró y dijo que no. Estos toros son así de cambiantes.

isanchezmejias

Categorías
General

Un Miura para Los 40

En un acto privado celebrado en el día de hoy en la sede de la Tertulia Los 40, la familia Miura ha hecho entrega de una impresionante cabeza de toro que ya luce en una sitio preferente en la sede de la tertulia.

D. Ignacio Sánchez-Ibargüen con D. Eduardo Miura y su hijo D. Eduardo y con D. Antonio Miura

La relación entre la familia Miura y la Tertulia Los 40 viene de muy lejos, ya que nuestro presidente, D. Ignacio Sánchez Ibargüen y Benjumea, Conde de Miraflores de los Ángeles, acosó en innumerables ocasiones con varias generaciones de la familia Miura y se retiró de la garrocha, no hace mucho, en Zahariche. D. Ignacio ha recordado en unas entrañables palabras su relación con la familia, contando varias anécdotas de las faenas de acoso y derribo y del señorío que la familia Miura siempre le demostró. Tanto D. Eduardo como D. Antonio Miura contestaron sus palabras indicando la relación con la Tertulia que visitan con frecuencia, y que siempre habían deseado que contara con una cabeza especial de la casa.

Nuestro presidente dirigiéndose a los asistentes

Y así ha sido. Nº 38 «Laneto». Lidiado en Madrid el 11 de junio de 2017, en primer lugar por el diestro Rafael Rubio «Rafaelillo». Primer toro lidiado en el aniversario de los 175 años de la ganadería «MIURA». El toro es impresionante. Ya colgado da menos miedo, pero los que estuvimos en el proceso y lo tuvimos a una cuarta entendimos perfectamente por qué los toreros son especiales.

«Laneto» ya en Los 40

Me acuerdo perfectamente del toro y de la corrida. Fuimos en AVE a Madrid para ver matar a Eduardo Dávila dos miuras y nos volvimos sin que pudiera matar ninguno. Les dejo enlazado el artículo que entonces escribí, «Eduardo Dávila sin Miura«.

Otra imagen del acto de entrega con la Junta Directiva del Casino

El acto ha resultado entrañable, con varios miembros de la familia Miura, y la Junta Directiva del Casino, que le ha entregado a la familia un recuerdo en forma de cuadro de un Miura que quiere salirse de la pintura.

Video de extracto de la faena tomado de canal Toros de Movistar

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2021

Defrauda la presentación de Miura

Defrauda la presentación de Miura

Ya saben los que me hayan leído alguna vez, que si hay una ganadería que admiro es la de Miura, a cuyos ganaderos respeto profundamente hasta casi la reverencia. Pero después de ver corridones de toros como los de Castellón o Sanlúcar de Barrameda, esperábamos otra cosa hoy, y la presentación de la corrida de Miura nos ha defraudado. Soy de la opinión, y que me perdonen las corrientes cuatreñas, que Miura en Sevilla debería lidiar cinqueños, tal y como tienen conformadas las camadas actuales. Esos cuatreños que se han lidiado hoy carecían de remate, aunque pesaran lo que pesaran. Hemos echado de menos esos toros que asustaban de salida por su presencia de estampa antigua. Del juego, como dicen los ganaderos, cada uno sale como quiere, ahí no entramos.

Después, su desarrollo ha sido interesante. Morante estrenaba en Sevilla su cuarto terno, esta vez un precioso tabaco bordado en blanco que remataba con medias blancas. Con su primer miura estuvo muy torero, sobre todo en los comienzos y remates de sus series. Morante es ahora mismo la referencia del escalafón y no defraudó. Su segundo miura se devolvió por cojera y salió un sobrero de Virgen María con el que Morante estuvo otra vez en torero y muy por encima de él. Cuando el público empezó a pedirle la oreja Morante nos indicó que no la pidiéramos. Debió pensar, yo he venido hoy a cortarle las orejas a un miura y este no lo era. Un detalle que demuestra la dimensión de este Torero con mayúsculas, que se negó incluso a dar la vuelta al ruedo pedida insistentemente.

El segundo miura fue noble de premio de la Feria. Escribano, como siempre muy animoso, estuvo bien con él. Le pedimos una oreja y cuando nos dimos cuenta le habían dado las dos. De verdad, ni yo ni muchos de los que estaban a nuestro alrededor nos habíamos enterado de la concesión de la primera. El presidente debió de ser excesivamente rápido en sacar y esconder el primer pañuelo, pero seguro que es culpa nuestra. Su segundo fue ya un miura de los que se enteraba dónde estaba todo.

Pepe Moral no ha tenido su tarde. Su primero tenía embestidas francas, pero con la cara alta y la faena no tomó altura, y su segundo ya fue también de los listos de la camada que no se dejaba dar coba, pero vimos al torero algo apagado.

@isanchezmejias

Categorías
General

Otras cuestiones y el abono 2021

En estos tiempos de amargura, inseguridades y angustias que nos está tocando vivir, nos cuesta mucho concentrarnos en las cuestiones relacionadas con el ocio y el entretenimiento. Así, en las conversaciones entre aficionados se habla de todo menos de toros.

Primera cuestión: ¿Habrá toros en primavera en Sevilla?

La respuesta mayoritaria es que no. Basándose en los acuerdos de la Asociación Nacional de Empresarios Taurinos (ANOET), la empresa de Sevilla puso como condición poder llegar al 50% del aforo de la plaza de toros para poder dar espectáculos. Actualmente en Andalucía rige la norma de una distancia de metro y medio entre asistentes. En La Maestranza, para poder cumplir estas condiciones, sería acomodarnos en una fila sí y otra no, y dejar no menos de tres sitios de distancia entre asistentes. Estamos hablando del 12,50% del aforo, muy lejos del 50% que exige la empresa. Ésta ha puesto en marcha toda la maquinaria de la temporada, taquillas, abono, entradas, campaña de publicidad, etc., avisando a sus abonados que lo perderán si no lo renuevan, o sea que han tenido que empezar a pagar ya.

La evolución de la pandemia, las olas que no cesan y las vacunas que no llegan, no nos hacen ser optimistas para que el día 18 de abril, a menos de un mes, cambien tanto las cosas como para que podamos estar codo con codo en la plaza de toro. Y digo codo con codo porque el 50% en La Maestranza es tener a cuatro personas pegadas, aunque sea en diagonal. Con el Covid19 estamos tan acostumbrados a no recibir buenas noticias, que la percepción general es que no habrá toros en primavera en Sevilla.

D. Luis Manuel Halcón. Foto Linkedin

Segunda cuestión: ¿Qué pasa entre los maestrantes y la empresa?

Los maestrantes siempre habían tenido una política de comunicación discreta, casi nula podríamos decir. Poca gente fuera de Sevilla sabe la ingente obra social, cultural y de mecenazgo que hacen. Últimamente esto está cambiando. D. Luis Manuel Halcón, diputado de plaza de la junta de gobierno de la Real Maestranza, ha concedido una serie de entrevistas tanto en medios locales, en los que dejaba entrever cierto malestar con la empresa. Pero ha sido en la entrevista publicada en El País por el periodista Antonio Lorca, en la que claramente los maestrantes se han manifestado dolidos por un pleito interpuesto por la Empresa Pagés, por el que les piden seis millones de euros, por cuestiones de interpretación del IVA del canon del contrato de la plaza de toros. Afirma el Sr. Halcón que muy pocos maestrantes entienden que después de esto se pueda mantener una relación cordial con la empresa, llegando a abrir la puerta a otros modelos de gestión cuando acabe el actual contrato en 2025, por la “experiencia tan dura con una familia que nos ha demandado”. Según las cuentas anuales de la sociedad Sevilla Pagés, S.L., depositadas en el Registro Mercantil, el cash flow generado en los ejercicios 2018 y 2019, se aproxima a los dos millones de euros, por lo que el negocio no parece ir mal.

Es la primera vez que leo a los maestrantes expresarse en estos términos tan claros. Varias generaciones de aficionados sólo hemos conocido la gestión de la empresa Pagés en Sevilla, y cuando ya pensábamos que no veríamos otra, se abren otras expectativas. La pandemia está cambiando todo.

D. Ramón Valencia. Foto J.M. Serrano para ABC

Tercera cuestión, por fin: ¿Qué nos parece el abono?

Es un abono especial por las circunstancias del Covid-19. Reducido en comparación a los de los últimos años. De 15 corridas de toros, una de rejones y 7 novilladas del fallido abono de 2020, pasamos a 11, 1 y 2, respectivamente, 9 festejos menos. Además, no empieza en el tradicional Dominado de Resurrección. Se programan sólo 10 festejos en primavera y 4 en septiembre.

De los toros y toreros, más de lo mismo, pero más concentrado aún. De las 11 corridas de toros, todos del encaste mayoritario, menos Miura y Victorino, con el agravante de que, a pesar del reducido número de festejos, dos hierros, Juan Pedro Domecq y Garcigrande, hacen doblete. Supongo que la concentración de figuras y sus exigencias habrán llevado a la empresa a semejante decisión.

De los toreros también más de lo mismo, con poca variedad y menos sorpresas agradables. Sólo la inclusión de Juan Ortega tres tardes y el anuncio de Morante de la Puebla con Miura llaman agradablemente la atención. Eso sí, son todos los que están. Cuatro tardes tiene Morante, tres Roca Rey, Pablo Aguado, Manzanares y el ciato Juan Ortega y dos El Juli, Perera Urdiales, Luque y Ferrera. Con 16 nombres se copan los 33 puestos posibles. Es lo que hay.

@isanchezmejias

Categorías
General

Miura a corazón abierto

Ha llega a mis manos el libro “Miura, a corazón abierto”, que edita SATINE, obra del fotógrafo y aficionado José Joaquín Diago. Este es un soberbio libro sobre la ganadería de Miura, una obra coral, que de la mano del hilo conductor del autor, incluye artículos de categoría.

Foto. JJ Diago

“Historia y procedencia de la ganadería” del aficionado José Luis Sales. “¿Por qué Miura es Leyenda?” de David Zamora de purezayemocion.es. “Miura y la Hermandad de la Macarena”, del doctor en historia del arte Andrés Luque Teruel. “Miuras: universales y personales” de José Luis Benlloch, director de Aplausos. “Los Miuras” del maestro Antonio Burgos. “Miura, basta un nombre” del escritor Antonio García Barbeito. “El sombrero de Miura” del periodista Alberto García Reyes. “Una leyenda imprescindible” del periodista Alejandro Martínez. “Palabra de Miura” del periodista de Telecinco José Ribagorda. “Mi memoria de aficionado” de Paco Montesinos. “Miura, clasicismo y personalidad” de Enrique Martín de Toros Grada Seis. “Los toros de Miura según su veterinario” de Juan Miguel Mejías Ramírez. “La Maestranza y Miura” de Eduardo Canorea, anterior empresario de la plaza de Sevilla. “Pamplona y Miura, un binomio perfecto” de José María Marco, presidente de la Casa de Misericordia. “Miura y Francia, una apasionada historia” de Florent Moreau, del semanario francés Semana Grande. “Miura: Leyenda entre leyendas” de Guillaume François, aficionado y expresidente de la Unión de Ciudades Taurinas de Francia. “Miura = Toro = Bilbao” de la aficionada María Eugenia Ruiz del Club Cocherito de Bilbao. “Miura y Madrid” del aficionado Roberto García Yuste. “Tentadero de machos a campo abierto” de la aficionada Rocía Buendía Aguilar. “Un día de Miura” del aficionado José Matute Molinera. “Miura, el respeto a la integridad y pureza del toro bravo”, de la aficionado Noelia Crespo. “Miura, cinco letras nunca asustaron tanto” del periodista Javier Lorenzo. “Leyenda viva” del gran “Barquerito”. “Acá, Miura” del periodista Chapu Apaolaza. “Miura; Embarcando al miedo” del periodista de Canal Sur Enrique Romero. “El torero de la familia” del matador Eduardo Dávila Miura. “Mi bautismo en Zahariche” del matador Pablo Aguado, una entrevista con Ruiz Miguel, la opinión de los miuras de los matadores “Rafaelillo”, Javier Castaño, y los l subalternos Marco Galán, David Adalid y Fernando Sánchez. El Picador Antonio Fernández. “Hoy ¡Uno de Miura!” de Vicente Nogueroles, presidente de la federación de peñas taurinas “bous al carrer” de la Comunidad Valenciana. “Adquirir un miura” del aficionado Isidro Navarro. “Miura la excelencia de lo distinto” del recortador Ramón Bellver “El Blanco”. Por otra parte, ha sido un honor para mí aportar a este libro un modesto artículo sobre Miura y “Gallito”. Ya saben ustedes de mi debilidad por este hierro, por lo que ver mi nombre entre tanto insigne colaborador ha sido, como digo, todo un honor, que desde aquí agradezco al autor y a los ganaderos que me lo pidieron. La obra también incluye unos versos del poeta José León, y cuenta con sendos epílogos de los ganaderos. Por un lado, de D. Eduardo Miura y su hijo, y otro manuscrito de D. Antonio Miura.

Todo esto, como decía, bajo el hilo conductor del autor que trata temas como Un paseo por “Zahariche”, Curiosidades y anécdotas, La espectacular belleza de los toros de Miura, Las vacas madres y los más pequeños de la ganadería, Manejo y comportamiento de los miuras en el campo, Pepe Luis y Miura, el arte del toreo y la amistad, Criterios de selección y un tentadero inolvidable, “Tahonero” el primer miura indultado de la historia, Los miuras en la plaza y Los miuras en la calle.

Sin duda lo más espectacular del libro son las más de 700 fotografías que incluye de toros de Miura en el campo, en la plaza, en la calle y en faenas camperas en “Zahariche”. Más de 15 años de fotografías del autor, y otras más antiguas de la historia de esta ganadería. Como digo en mi artículo, Miura es lo más parecido a la historia que tenemos en el torero.

Si quieren ustedes quedar bien en Reyes, tienen una magnífica oportunidad con este libro. les dejo enlazado un perfil para adquirirlo @LibroMiuraa

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2019

Miura y sanseacabó

La corrida de Miura cierra tradicionalmente la Feria de Sevilla, y los aficionados no lo entenderíamos otra forma. En un año del chantaje del G5 se trasladó al Domingo de Resurrección, ante la ausencia de otros alicientes para el cartel estrella de la temporada, pero volvió a su sitio al año siguiente. Desde que tenemos el formato de feria de “sábado a sábado”, el tradicional domingo de Miura ha perdido su sabor, en el sentido de que cuando era domingo de feria, venían muchas personas de las localidades limítrofes a echar la mañana en la feria y la tarde de miuras. A pesar de ello, mantiene el caché y la entrada no ha sido mala. Lo que ha sido mala ha sido la corrida. No sé si ha pesado la feria, el calor, los toros o los toreros, pero el caso es que la corrida ha pesado.

Sebastián Castella no había nunca toreado miura, según leemos, y la experiencia no creo que le haya satisfecho. A su primero le pegaron mucho en varas y acabó defendiéndose más de lo debido, ante una labor pulcra del torero. El quinto era un impresionante cinqueño, de 670 kg. y de nombre “Ratón” (vaya por Dios), que no rompió a embestir, solo topaba.

Octavio Chacón ha estado muy digno toda la tarde, responsabilizado y con ganas de agradar. Con su primero se peleó todo lo que pudo de forma muy profesional. Su segundo aprendió latín en la primera tanda y griego en la segunda. El torero le hizo una faena de mucho mérito, al igual que la estocada.

Pepe Moral se ha llevado el lote más “toreable” siendo esto casi un insulto para los miuras. Su primero se dejaba por ambos pitones, pero lo vimos poco por al natural, lo fuerte de este torero. Podemos decir que el torero no se acopló. El sexto un precioso “colorao”, fue devuelto por inválido y el bis tenía, en mi humilde opinión, más faena que la que vimos.

Dos reflexiones finales. Una para la ganadería. Los defensores de los miuras, y yo me encuentro entre ellos, esperamos un toro distinto, con poder y listos, lo que siempre fueron. No queremos un toro “normal”.

Otra para los tendidos impares de sol, que parece que se sienten en la obligación de aplaudir a todos los picadores cuando se retiran, cosa que venimos observando toda la feria. A veces aplauden por no haber picado, otras por haber picado mal a un toro que se arrancó de lejos y otras, como hoy a picadores que han rectificado. Antes el 8 era el tendido de los picadores, pero desde que se retiran por el callejón los aplausos son casi generalizados.

Categorías
Abono Sevilla 2019

El abono 2019

Anunciado el abono de 2019 de la Plaza de Toros de Sevilla, nos ha resultado, en principio, con muy pocas novedades con respecto al anterior, como más de lo mismo. Por ello vamos a compararlo con el de 2018, para ver conocer los parecidos y diferencias.

Lo primero a destacar es que exactamente igual en su estructura al del año anterior: 23 festejos, de ellos 15 corridas de toros, 7 novilladas con picadores y un festejo de rejones, y en los mismos días. Domingo de Resurrección, domingo intermedio, festejos continuados desde el miércoles de preferia, hasta el domingo de miura, con los rejones el domingo. 6 novilladas después de Feria, incluyendo el día del Corpus, con otra para los triunfadores el viernes de San Miguel, y dos corridas de toros en sábado y domingo. Copia del año anterior, excepto que en Feria se incluye una corrida mixta para dar entrada a Digo Ventura.

Las ganaderías también repiten la inmensa mayoría: Victoriano del Río, Torrestrella, La Palmosilla, Victorino, Fermín Bohórquez (rejones), Garcigrande, Cuvillo, El Pilar, Juan Pedro, Fuente Ymbro y Miura. En total repiten 12 de 14, más de un 85%, muy poca rotación y poca diversidad de encastes. Salen del abono Las Ramblas y Matilla, y entran Santiago Domecq y Daniel Ruiz.

Con respecto a los matadores de toros hay algo más de variación, aunque repiten la mayoría: Morante, Ferrera, Manzanares, Roca, Pepe Moral, Pablo Aguado, Luis Bolívar, Rafael Serna, Perera, Escribano, El Juli, Castella, López Simón, José Garrido, Ginés Marín El Cid, El Fandi y Alfonso Cadaval. En total repiten 18 sobre los 28 del año anterior. Se mantienen como base del abono dos tercios de la nómina de matadores, sin contar con los que vienen dos a más tardes. Salen con respecto al 2018, los que no están en activo Padilla y Talavante, y Ponce, la mayor sorpresa, Curro Díaz, Román, Javier Jiménez, Lama de Góngora, Joselito Adame, Luque y Juan Bautista. Son novedades: Luis David, Joaquín Galdós, Emilio de Justo, Urdiales, Álvaro Lorenzo, Cayetano, Ureña, Octavio Chacón y Ángel Jiménez (alternativa).

Con respecto a los precios de los abonos hay que ir preparando la cartera, porque este año la empresa parece que nos ha quitado el descuento del 10% que tenía el abonado sobre el precio de las entradas en taquilla, con lo que las ventajas para el abonado se han anulado, quedando sólo la reserva del sitio. Así, para las entradas más numerosas de tendidos de sombra y sombra alta, la subida está entre un 11,5% y un 12% en general, excepto la sobra alta de los tendidos 4, 5 y 7 que sólo sube un 1,5% debe ser porque era lo último que se vendía de sombra. El sol tiene unos incrementos de precios más significativos. En el sol alto y los tendidos altos, sí está entre el 9,5% y el 12, 5%, en general, pero en los tendidos bajos el incremento es de media del 17%.

Como resumen podemos observar un abono con muy pocas novedades con respecto al anterior y bastante más caro.

Categorías
General

Osuna homenajea a Miura

Ayer sábado los aficionados teníamos un dilema: Feria de Jerez donde “reaparecía” Morante de la Puebla después de su voluntario corte de la temporada pasada, o Feria de Osuna, donde se homenajeaba a la histórica ganadería de Miura, anunciando su feria como “Miuras en Osuna”, la primera vez que lidiaba en la provincia de Sevilla fuera de su capital. Aunque la mayoría de los aficionados y la prensa en general, se decantó por el tirón de Morante, nosotros nos fuimos a echar el día a la Feria de Osuna, donde acompañados por la familia Valdivia, visitamos la preciosa ciudad, almorzamos en su recinto ferial y disfrutamos de los toros de miura. Pudimos saludar a D. Antonio Miura durante el almuerzo, y desearle suerte para la tarde. Nos dijo que estaba igual de responsabilizado y preocupado como si fuera la corrida en Sevilla.

Cuando llegamos a la plaza, una gran “A con asas” estaba pintada en sangre de toro, en el centro del ruego, como invitando a los matadores a empezar a allí sus faenas. Por lo que nos contaron, durante el desencajonamiento, con una gran expectación en la plaza, algún toro se había escobillado. Lo cierto es que de los toros anunciados y fotografiado en los carteles, al menos dos no comparecieron, y eso a pesar de la dificultad de verle los números a algunos de estos toros. Sea como fuere, la corrida estaba bien presentada, con varios animales en el tipo de la casa, en eso no defraudó. En lo que sí defraudó algo fue en el comportamiento, alguno con poco poder o fuerzas, otros moviéndose poco, e incluso alguno de noble embestida, lo cual, en este hierro, es casi defraudar. Los aficionados que vamos a ver Miura, esperamos todos poderosos, con emoción, que den miedo, y que tengan dificultades que puedan solventar toreros con valor y oficio. Para embestidas nobles ya teníamos Jerez.

El Cid se encontró con un primero de poca fuerza, que dobló varias veces las manos. A su segundo, más en el tipo de la casa, le hizo una faena animosa y meritoria, lo mató de estocada perpenticular y algo atravesada, y le dieron dos orejas. En primero de Luque, que no era de los anunciados ni estaba en el tipo de la casa, pasó poco: Pero en su segundo hizo el mejor toreo de la tarde, con un toro de embestidas nobles. Le enjaretó una tanda de naturales lentos y de calidad. Mató de media muy efectiva y cortó una oreja. Pepe Moral, que se ha convertido en un fijo en estos carteles, estuvo muy animoso toda la tarde, recibiendo a su primero con una larga de rodillas. A este toro, también muy en tipo miura, le hizo una faena digna, lo mató bien y le cortó una oreja. En que cerró plaza no acabó de confiarse, pero lo volvió a matar bien y cortó otra oreja. No es mal resumen para la tarde, cinco orejas. Y después cena en la feria antes de la vuelta, así cualquiera se arrepiente de haber elegido Osuna.