Categorías
Abono Sevilla 2019

Victorinos exigentes para toreros preparados

Este medio día, en la caseta de feria del Casino Los 40, hemos celebrado la entrega del premio al toro más bravo de la feria anterior. El ganadero de “Orgullito”, D. Justo Hernández recogió de manos del alcalde de Sevilla, el precioso trofeo que otorga el Casino. Después de las palabras del Presidente, D. Ignacio Sánchez-Ibargüen, el secretario, D. Rafael Silva, leyó el acta del jurado, y después de la entrega, tanto el señor alcalde como el ganadero nos dirigieron unas palabras. Tras del acto, departimos hablando de toros y de toreros, hasta que llegó la hora de tirar para la plaza de toros.

La primera gran alegría de la tarde ha sido ver la plaza casi llena y sin el reclamo de las figuras. Es evidente que los toros tenían su tirón y que el sábado de “pescaíto” ayudaba, pero ver la plaza prácticamente llena es una gran noticia para todos. La corrida de Victorino Martín, en línea con la de los últimos años ha sido muy variada y entretenida. Las casi tres horas de festejo no han pesado en absoluto, porque en el ruedo ha habido emoción y verdad, y cuando se conjugan estos factores, y no se puede perder la vista del ruedo y el resultado siempre es muy satisfactorio para el espectador. Corrida, en general, brava y encastada y muy variada en edades, pesos, comportamiento y exigencia. En lo único que se ha parecido ha sido en la típica capa cárdena típica de esta casa y en su seriedad. Cuarto y quinto han sido ovacionados en el arrastre, y el primero de salida. Algunos toros han hecho una buena pelea en varas, otros han flojeado y a otros se les ha pegado demasiado. Como ven, variada en todo.

Ferrera ha estado muy bien toda la tarde. Después de su irregular temporada pasada, es una satisfacción verle otra vez con el sitio y el gusto que le llevó a torear en Domingo de Resurrección. Su primero vendía cara sus embestidas y Ferrera se las fue sacando con gusto y torería. Su segundo fue un gran toro, y Ferrera se rencontró con el toreo que lo llevó a ser diferente. Aunque esperábamos mejor toreo al natural, cortó una oreja.

Manuel Escribano no ha acabado de sentirse a gusto. Aunque lo ha intentado todo con su habitual disposición, porta gayola, pares al quiebro, etc., la cosa no terminó de rematarse. Su segundo fue un gran toro y el público tomó partido por él.

Emilio de Justo, que se presentaba en Sevilla después de más de 10 años de alternativa, ha estado muy firme y muy torero toda la tarde. Exponiendo y sacando series muy ligadas. Sus dos toros han tenido mucho que torear y lo que les ha sacado ha sido a base de exponer. Deja muy buena impresión.

En resumen, una buena corrida de toros, emocionante y exigente, con toreros dispuestos y con resultados muy dispares. Que la peor sea como esta.

Categorías
Abono Sevilla 2018

Pepe Moral gana el duelo a Miuras

Para la clásica corrida de Miura de final de Feria se había conformado un cartel muy interesante. Un mano a mano entre los sevillanos Manuel Escribano, al que una corrida de miura le cambió la vida hace años, y Pepe Moral, triunfador con los miuras el año pasado. El resultado una gran entrada, mucho mejor que el año pasado. Lo que demuestra que cuando se hacen las cosas bien el público responde.

Además ambos toreros, para promocionar el duelo, habían rodado un spot publicitario en el que simulaban un combate de boxeo entre ambos. En ese sentido, ganador Pepe Moral. La corrida de Miura no ha defraudado a los que gustan de estos toros, entre lo que me encuentro. De impresionante estampa, y algo más armada de lo que vemos últimamente en esta plaza, se han movido pendientes de todo, a veces en oleadas, otras con peligro, a veces incluso con fijeza, pero siempre con emoción. En estas corridas no te puedes perder un detalle, porque en cualquier momento pasa lo inesperado.

A Pepe Moral se le ha visto muy decidido desde el primer momento. Estuvo por encima de su primero, con muchas ganas de agradar, buena estocada y primera oreja. Su segundo fue el más claro del encierro y el torero le pudo sacar buenas series, sobre todo una por la izquierda, otra vez mata bien y segunda oreja. Y cuando esperábamos el broche de oro con el último, salió un miura acordándose de sus antepasados, y no hubo forma de darle un pase. Embestía como pegando puñetazos a las telas. Nuestro gozo en un pozo.

Manuel Escribano también lo ha intentado todo. Ha recibido a sus toros en arriesgadas porta gayolas, ha banderilleado bien, ganarles la cara a estos toros no es fácil, y nos ha vuelto a poner los pelos de punta con un imposible par al quiebro sentado en el estribo, con el toro haciendo hilo con las tablas. Pero después en las faenas no ha estado tan lúcido como otras veces como para entender las inciertas embestidas de sus miuras.

Categorías
Abono Sevilla 2018

Decepcionaron los Victorinos

Con la salida de sol, la vuelta del calorcito primaveral y la llegada de la Feria y de los victorinos, todos estábamos contentos y esperanzados. A mediodía acudimos a la caseta del Casino Los 40 al tradicional acto de entrega del premio al toro más bravo de la Feria anterior. En este caso otorgado a “Yegüero”, “Amapolo” en los carteles, de Miura, lidiado por Pepe Moral. El precioso premio, presentado por el presidente del casino D. Ignacio Sánchez Ibargüen, fue entregado a los ganaderos D. Eduardo y D. Antonio Miura, por el alcalde D. Juan Espadas, que cada año honra el acto con su presencia. Terminado este estuvimos de tertulia y vinos, como debe ser en una feria.

Pero nuestro gozo en un pozo, por la tarde la esperada corrida de Victorino defraudó. Y lo hizo porque dados los antecedentes en esta plaza esperábamos mucho más de la condición y el juego de los toros. En general fue sosa, sin recorrido, alguno peligroso pero sin poderte pelear con él, otros rajados y otros parados. Eso sí, muy bien presentados, con algún toro aplaudido de salida.

Foto. Glez. Arjona para aplausos.es

Así pocas cosas pudimos ver. Ferrera, que intentó de todo y no pudo sacar nada. Luque muy voluntarioso y bien colocado pudo sacar unos buenos derechazos en el último, antes de que el toro se rajara. Lo mejor lo vimos con la capa de Escribano, se fue a porta gayola en su segundo (también lo había hecho en el primero), el toro se le vino cruzado, cosa habitual en esta plaza con ese portón tan ancho, tuvo que echar cuerpo a tierra, pero se levantó, le volvió a dar dos largas pegado a chiqueros y le enjaretó unas magníficas verónicas que hicieron sonar la música. Después también nos puso en pie con el arriesgado par al quiebro pagado a tablas. El toro embestía muy despacio pero como sin ganas, con poco empuje, aun así hubo petición minoritaria después de una buena estocada.

No queremos dejar de mencionar dos magníficos pares de Raúl Caricol, arriesgados y ganando la cara con gallardía.

Categorías
Abono Sevilla 2017

Tener criterio

Muchos profesionales del toro quieren que las corridas sean ahora de muchas orejas. Dicen que en los tiempos actuales, con los ataques que sufre el mundo del Toro, lo mejor son muchas orejas y muchos indultos. Dicen, además, que para atraer gente a las plazas no hay nada mejor que los triunfos, para los que no han ido se arrepientan y vayan a la próxima. Esta corriente triunfalista choca con los aficionados con otros criterios, con los que pensamos que un indulto debe de ser una cosa extraordinaria de muy pocos al año, y no de unos pocos cada la semana, o de los que pensamos que no de deben dar orejas con bajonazos infames. Conozco a profesionales, a los que tengo en gran estima personal y a los que reconozco que saben de toros como para escucharlos hablar toda la tarde, que son triunfalistas convencidos, y que te quieren convencer. Pero creo que en el Toro, como en todo hay que tener mesura.

La corrida de Jandilla del miércoles ha tenido varios toros para cortarles las orejas, quizás faltos de fondo, pero para triunfar, y nos hemos pasado la tarde viendo poner banderillas. Con faenas por debajo de las condiciones del toro y rematadas con estocadas muy bajas se han pedido las orejas a Padilla y a “El Fandi”, que otros presidentes, en modo farolillos, hubieran dado sin dudar. Afortunadamente, nuestra presidenta Doña Anabel Moreno tiene criterio, y no consideró premiable sendas faenas tan mal rematadas. Aguantó gallardamente las tres broncas, una por cada oreja negada y la final, y se ganó el respeto de los aficionados que aún no nos hemos pasado al bando de los triunfalistas.

Categorías
Abono Sevilla 2017

Tres horas de emoción

En el ahora sábado de “pescaito” entregamos en la caseta de Los 40 el X premio de la Tertulia al toro más bravo de la feria anterior que, como no podía ser de otra manera, fue para “Cobradiezmos” de Victorino Martín. A pesar de lidiar por la tarde, el ganadero tuvo la amabilidad de venir a recogerlo, agradecerlo con unas sentidas y reivindicativas palabras y quedarse a almorzar y a charlar con nosotros hasta que fuimos tomando el camino de la plaza de toros. También nos acompañó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, al que gusta entregar este premio y que resaltó las virtudes de la ganadería de Victorino.

Por la tarde asistimos a una corrida de las que crean afición, emocionante de principio a fin. Otras tardes de toros mortecinos que dan más pena que miedo, a las dos horas ya no sabes cómo sentarte ni de qué hablar con los vecinos, y estas deseando que aquello se acabe, El sábado, las tres horas que duró el festejo no pesaron en absoluto y nos las pasamos sin poder quitar la mirada del ruedo, y sólo se fueron algunos que prefirieron dos boquerones fríos en la Feria a un victorino en la plaza de toros vendiendo cara su vida.

Al saltar al ruedo el primer toro, cárdeno con 504 kilos y vareado, levantó los primeros aplausos. No parece que el público esté por el “toro de Sevilla” ni por los mastodontes que estamos viendo últimamente. La presentación y el juego de los victorinos fue variada, desde el primero, estrecho de sienes, al precioso sexto, otro cárdeno más claro y con mucha presencia en la plaza. De juego tuvimos de todo, desde alguno de noble embestida, como el primero de Ureña o el segundo de Escribano, a alimañas como el primero de Escribano. Bravos con más o menos genio, algunos hicieron buena pelea en varas, derivando incluso, y todos vendieron cara sus embestidas y muerte. Unos aplaudidos en el arrastre y otros pitados, pero ninguno dejó indiferente

Antonio Ferrera, al que echamos mucho de menos el año pasado, ha estado inmenso toda la tarde. Con su segundo toro hizo una faena espectacular. Toro bravo y encastado, no le regaló ni un pase y le fue sacando faena a base de valor, de exponerle y de jugársela. Su esfuerzo se vio premiado con una oreja de peso. Paco Ureña también estuvo bien con su primero, al que logró sacar varias tandas de naturales a base de estarse muy quieto y consentirle mucho. Hay que estar sobrado de valor para poder hacer eso y la faena llegó al público. En su segundo también expuso mucho, llevándose una voltereta. Escribano pasó de bailar con la más fea, la alimaña de su primero, a su segundo que regalaba embestidas al ralentí. Pero, a pesar de esto, o quizás por esto, no tenía una faena fácil. El público tomó más partido por el toro y la cosa no pasó a mayores porque tuvo que descabellar.

Ferrera tuvo un emotivo detalle al ofrecer a José Manuel Montoliú compartir con él tercio de banderillas para homenajear a su padre, del que mañana se cumple el XXV aniversario del día que dejó su vida en esta plaza. Menuda papeleta para el hijo, que se tuvo que ir a parear un Victorino que se arrancaba como una bala a galope tendido y en los mismos terrenos del 7 donde cayó su padre y, además, a favor de la querencia del toro, que lo alcanzó en el muslo, afortunadamente sin consecuencias.

En resumen, tres horas de reloj de emoción, donde hasta los japoneses que tuvimos delante acabaron pidiendo las orejas. Dar las gracias al ganadero y a los toreros por semejante espectáculo.

Categorías
Abono Sevilla 2016

Miura, un respeto

El mero hecho de anunciarse con Miura hace que cualquier aficionado se quite el sombrero ante tamaña responsabilidad. Si además la terna la componen un torero que nos puso los pelos de punta en año pasado en Las Ventas con estos toros, un matador que sale de un tratamiento oncológico y el que acaba de indultar un toro en Sevilla, la corrida tiene los ingredientes suficientes para que la plaza tuviera el magnífico aspecto que presentaba. Lleno aparente en el sol y tres cuartos en la sombra.

El respeto por el gesto de Javier Castaño se puso de manifiesto al romperse el paseíllo, ovación cerrada de la plaza puesta en pie y de sus propios compañeros. Óle por el torero. Su primero fue un torazo de 606 kilos, difícil y de comportamiento típico miura. Lo tumbó con un estoconazo al segundo intento, que bien podría ser la estocada de la Feria. Fue emocionante ver al miura vender cara su vida y caer sin puntilla a sus pies. Su segundo fue un cinqueño difícil en banderillas, en el que Javier Padilla hizo dos oportunos quites a su compañero que no pudo parear, y en el que el presidente nos escamoteó cambiando el tercio, un segundo par Fernando Sánchez que ya había puesto uno portentoso, y que iba a suplir a su compañero en apuros.

El toreo de Rafaelillo transmite una alegría que gusta mucho en Sevilla. Su primero le sirvió en la muleta, pero lo pinchó. A su segundo sí lo mato bien y le dieron una merecida oreja. Escribano realizo lo más torero de la tarde tras recibir a su primero a porta gayola. Le enjaretó varias verónicas templadas y profundas y dos medias de categoría. Después el toro careció de fuerzas. Su segundo tampoco le permitió el menor lucimiento.

Miura es un toro distinto a todos. No solo morfológicamente, sino en su comportamiento. Todo lo que se le pueda hacer tiene mucho mérito, porque hasta el que parece noble encierra un pronto de la agilidad de cuello y ligereza de movimientos que recuerda los toros antiguos que vemos en los videos de principios del siglo pasado. En general han ido bien al caballo, algunos galopando, y haciendo buena pelea en varas. Pero tres de ellos no han tenido la fortaleza suficiente.

Siendo esta nuestra última colaboración de las corridas de la Feria, queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a la dirección de ABC de Sevilla, por permitir que las opiniones de un grupo de aficionados lleguen a ustedes. También nuestro agradecimiento a los que diariamente nos han leído. Queden ustedes con Dios.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

Triunfo y triunfalismo

.

Ayer vimos una corrida de toros, por fin vimos una corrida de toros. Los victorinos no levantaron mucha expectación. Que el miércoles de farolillos y festivo, no llegue la plaza a tres cuartos, demuestra que al aficionado lo han echado de las plazas de toros y que es muy difícil que vuelva. Pero si saliera así de brava una de cada cinco corridas, seguro que volvían.

Pero sucede que la bravura nos sorprende. Después de ver una sucesión de toros descastados, sin fuerza ni alma, encontrarse de pronto con toros bravos y encastados, hace que la desmesura se apodere del ambiente y del triunfo se pase al triunfalismo. Victorino ha traído toros con más caja que en años anteriores, sin ser ofensiva por delante. El primero de Morenito de Aranda hizo una buena pelea en varas con un buen segundo puyazo. Toro encastado y difícil para la muleta, al que el torero no acabó de cogerle el sitio. Fue aplaudido en el arrastre.

El tercero también hizo una buena pelea en varas. Tenía mucho que exponer y que torear, un toro con transmisión porque se le veía el peligro. La faena de Paco Ureña fue bien concebida, con pasajes de mucho mérito y otros menos buenos, algo irregular. Se tiró a matar con fe pero la espada cayó un punto baja. Lo que en condiciones normales era una oreja sin discusión, la sorpresa por la bravura, hizo que pasáramos al triunfalismo de dos orejas.

Foto. Raul Doblado para ABC

Manuel Escribano ha estado excepcional con un toro excepcional. Lo recibió a “tercio gayola”, para después lancearlo por verónicas ganándole terreno. Puso su par al quiebro en tablas. La apertura de la faena con doblones largos por bajo, fue de anticipo de triunfo grande. La faena fue ligada, profunda, con ritmo, mando y temple. No podemos decir que el torero estuvo perfecto, porque eso no existe en el toreo, pero sí que estuvo excepcional. “Cobradieznos” es un cárdeno que tiene bonito hasta el nombre. Hizo una buena pelea en varas y se quería comer la muleta por abajo. Iba largo, profundo y a ritmo, un gran toro. Lo que en otros tiempos hubiera sido de vuelta al ruedo, ante la mediocridad que impera en la cabaña brava, la sorpresa de la bravura lo convirtió en triunfalismo. Se pidió mayoritariamente el indulto. Y se concedió, no hay discusión. Felicitar al torero y al ganadero, y a todos los que tuvimos el privilegio de verlo y sentirlo. Y pedir a los aficionados que vuelvan, que excepcionalmente vemos estas cosas.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

El abono 2016

.

Después de dos años de travesía del desierto con el chantaje del extinguido G5, la empresa Pagés, la misma que boicotearon éstas figuras, ha logrado confeccionar el abono que podríamos considerar “normal” para Sevilla. Vaya por delante nuestra felicitación a la misma por haber logrado que vengan los 5 “exboicoteadores”, cosa que me imagino que no habrá resultado nada fácil.

El abono tiene un festejo más que el del pasado año, dos corridas más y una novillada menos, y mantiene dentro del mismo las dos de rejones, pasando la del domingo de Feria por la mañana, a la tarde del domingo previo. Los precios se mantienen con respecto al del 2015, con el incremento por el festejo de más y el cambio de su categoría. Si hacemos un comparativo de los festejos y coste del abono del tendido de sombra (el más representativo), de los últimos años, tendríamos lo siguiente:

Año

Coste

Corridas

Novilladas

Rejones

Total

2012

1.900

18

5

2

25

2013

1.643

14

6

2

22

2014

1.388

14

6

2

22

2015

1.682

14

7

2

23

2016

1.809

16

6

2

24

Por lo que respecto a los carteles y una vez que conocidas las ganaderías contratadas, nos podíamos esperar algo parecido. El Domingo de Resurrección y el viernes de preferia, son los únicos días que las “5 figuras” copan los puestos, en los demás van repartidos a 5 tardes Morante, 4 Manzanares, 2 El Juli y 1 Perera y Talavante. Llama la atención el caso de Talavante que sólo viene el Domingo de Resurrección. En mi opinión, bien podrían haber quitado un festejo a Morante y Manzanares y dárselos a Perera y Talavante para repartir mejor el peso del abono.

La preferia se presenta ausente de las “5 figuras” a excepción del citado viernes. Para montar una preferia así, bien podrían haber entrado otras ganaderías como antaño, Cuadri o el Conde de la Maza, o algo de Santa Coloma, y dar un poco más de variedad a los encastes. Pero ya supimos la opinión del Sr. Valencia de que con sus resultados, restaban interés a los días de Feria.

También llama la atención, que las “5 figuras” no se emparejen entre ellas, a excepción del viernes de farolillos, con Morante, Juli y Roca Rey. Por otra parte, resulta difícil de entender que las dos de Cuvillo (que exigían tantas figuras) tengan que programarse dos días consecutivos. Creemos que había más fechas para alternarlas. Vienen los emergentes, Roca Rey, López Simón y Garrido y vuelve a Urdiales. Escribano repite con victorinos y miuras, que espero que haya sido por petición propia, porque ha dado la cara estos dos últimos años. Afortunadamente sólo hay un mano a mano, y éste aun sobraría. Para San Miguel sólo se deja un puesto libre para acompañar a Morante y Roca, un lujo. San Miguel ha ganado en categoría.

Aparte de los citados Morante (5) y Manzanares (4), el peso del abono cae sobre Castella, López Simón y Roca Rey con tres tardes, y Juli, El Cid y Escribano con dos.

Las novilladas han quedado interesantes, con ganado, entre otros, de El Parralejo, Rocío de la Cámara, Talavante o Conde de la Maza. Destacando que en el Corpus se dará una novillada de sevillanos (Aguado, Serna y Cadaval).

En resumen creo que se ha compuesto un abono muy del gusto del público sevillano, que es más de toreros que de toros, situación que se va agravando en los últimos años, y notamos que el ambiente va creciendo. Sabemos de abonados que se retiraron en estos dos últimos años de travesía en el desierto y que van a volver, lo cual es una buena noticia para todos. Cada aficionado haría un abono distinto y a su gusto, pero visto el de 2016, sólo nos queda reiterar nuestra felicitación a la empresa Pagés, desear que los toros salgan con la seriedad debida, que sean bravos y que se encuentren con toreros dispuestos a jugársela. En fin, que vuelva la emoción al ruedo, que no sé si será mucho pedir ¡Suerte!

@isanchjezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2015

Más toreros que toros

Cuando anunciaron el abono de la Plaza de Toros de Sevilla del 2015, el cartel del sábado de San Miguel quedó “por designar”. Muchos criticaron dicha no designación alegando que tenían que pagar por algo que no se sabía, pero a otros nos pareció bien que se dejara abierto este cartel, máxime cuando el ganado contratado de El Pilar, abría la puerta tanto para la inclusión de alguna de las cuatro figuras que no se habían querido anunciar en la Feria, como a las novedades de la temporada. Finalmente, la empresa optó por Manuel Escribano, que aunque fue pilar de la Feria 2015, está realizando una gran temporada, y por la mejor novedad de la misma, López Simón, todo un acierto. Quizás un “mano a mano” un poco forzado, como casi todos los que se montan ahora. Yo hubiera preferido una terna con Urdiales, que no vino en Feria y está toreando de ensueño, o incluso con el recién alternativado Roca Rey, aunque la empresa dijo pronto que no vendría hasta 2016.

Sea como fuere, quedó un cartel interesante y el público respondió al mismo, ya que para los tiempos que corren, la plaza presentaba una más que aceptable entrada. Pero el ganado de El Pilar decepcionó. Bien presentada y muy pareja, tanto que saltaban coloraos que parecían gemelos del anterior, pero falta de fuerzas y muy descastada, alguno rozando la mansedumbre. Escribano, como cada tarde, dio todo lo que tiene, porta gayolas, banderillas, con su escalofriante quiebro sentado en el estribo, faenas exprimiendo al toro hasta el último pase, y entrega a la hora de matar, con tres estocadas, de mejor o peor colocación. Pero con el material que tenía enfrente, nada tomó vuelo suficiente.

López Simón no defraudó. Pisando unos terrenos muy comprometidos tanto con capote como con muleta, y sin moverse jamás,  compuso las tres faenas que le dejaron sus descastados oponentes. La primera a un noblón que decía muy poco embistiendo, la segunda de menos a más al único que medio se dejó y la tercera al último, peligroso por la izquierda, que levantó al público del tendido de emoción. Si hubiera matado bien, parecía ya exhausto, hubiera cortado otra oreja.

@isanchezmejias

Categorías
General

Miura y Rafaelillo

.

Rafaelillo ha vuelto a estar cumbre con la de Miura. Si en el mes de junio fue en Madrid, donde tuve el privilegio de estar, en el mes de julio ha sido en Valencia, donde ha toreado como hacía tiempo que no veíamos torear a un miura.

Los miuras no son los toros descastados, bobalicones y obedientes a los que, desgraciadamente nos estamos acostumbrando últimamente. El toro moderno, el que llaman el Toro2.0, tan apreciado por las figuras, esas que nos piden que seamos más triunfalistas y menos ortodoxos. Hasta el toro más noble de miura, si a un toro de este encaste se le puede insultar con este calificativo, tiene mucho que torear y más que exponer. El último de Rafaelillo en Valencia, al que ha toreado superior, iba largo y templado, pero había que hacerlo ir. Porque para que fuera había que ponérsela en el sitio, y esperar unas décimas de segundos eternas a que el toro se la tragara, en la duda de si iba a ir a por la muleta o a por el torero. Muchísimo mérito el de este matador que exprime los miuras hasta el último aliento.

En Madrid se le escapó la puerta grande, y en Valencia también, la espada no es su aliada. Pero ha dado una tarde de vergüenza torera, de superación y de emoción que dignifica el mundo del toro.

Otra cosa, me quito también el sombrero con Escribano, que no se ha querido dejar ganar la partida en un mano a mano de verdad, y no esos prefabricados de las figuras que nadie pide y que empiezan con besos en el patio de caballos. “Rafaelillo ha estado perfecto el cabrón” decía Escribano, que se ha dejado literalmente coger por su último toro con tal de darle réplica a lo que era perfecto.

@isanchezmejias