Categorías
Abono Sevilla 2024

La dificultad de elegir toros de lidia

El año pasado la ganadería de Juan Pedro Domecq no lidió en Sevilla, fue castigada un año en la nevera, como dicen ahora, por su mala experiencia en el año anterior. Sin embargo, su temporada española de 2023 fue muy buena. Según he podido sacar de portaltaurino.net, lidió un festival (12 orejas y 3 rabos) y 14 corridas de toros, 4 de ellas con otras ganaderías y de concurso. Pues en estas corridas cortaron un total de 66 orejas y 2 rabos, incluyendo un indulto, con salida a hombros del mayoral, en Burgos. Estas corridas incluían plazas como Madrid (San Isidro y Beneficencia), Valencia (otras dos tardes), Bilbao o Zaragoza. Una media de 5 orejas por corrida, una magnífica temporada, sin duda.

Con estos antecedentes es comprensible que las figuras pidan una corrida de JP para Sevilla y que el empresario le levantara el castigo. Pero ahí viene la paradoja dificultad del toro de lidia, la corrida fue de petardo gordo. Toros sin casta, mansos, sosos, como para mandarla otro año a la nevera. Con las magníficas corridas de toros de Santiago Domecq y El Parralejo de los dos días anteriores, la afición se preguntaba por qué las figuras no piden estos toros en vez de los JP. La respuesta ya la hemos dado, 5 orejas de media por corrida en 2023 lo explican ¿Quién se equivocó ayer entonces, los apoderados, los toreros, los veedores, los asesores artísticos, la empresa, el ganadero, el público que llenó la plaza, Onetoro que la televisó?. Pues vaya usted a saber, salvando al público y a los televidentes que son los que mantienen el tinglado este, suponemos que todos tiene su parte de culpa, personalizados en el ganadero, por no decir en los toros. Ayer se lidiaron toros cuatreños muy cortos, algunos de ellos muy justitos para Sevilla, y se echaron para atrás cinco toros en el reconocimiento. Igual se quedaron en el campo los de las cinco orejas. Nunca lo sabremos.

De la corrida poco que decir. Morante nos deleitó en su primero con su torería, y es que da gusto ver a Morante con el toro bueno, con el toro malo y casi sin toro. A este primero lo lidió como sólo él puede hacerlo, y si la espada no cae baja le hubieran dado la oreja, pedida de forma no mayoritaria. De los demás nada, un desfile de mansos descastados en los que Mazanares ni se puso y Pablo Aguado lo intentó dejando en los medios una verónica y una media para el recuerdo.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2024

Nelson no pudo con el Domingo de Resurrección

Nelson no pudo con el Domingo de Resurrección

La intensa y persistente borrasca Nelson que arruinó la mayoría de las procesiones casi arruina también el inicio de la temporada taurina en Sevilla. Las predicciones no daban agua a partir de las cinco de la tarde y eso hizo que los operarios quitaran la magnífica lona que protege el piso maestrante. Pero antes de las seis empezó a jarrear agua de manera inesperada y persistente, nos metimos en las naves de la plaza y a esperar que no fuera esta la primera corrida que se suspende desde que está la lona. Afortunadamente salió el sol, salieron los toreros, vieron que el piso plaza se podía arreglar, salieron los areneros con sus cargamentos de albero seco, y bien pasadas las siete pudo empezar la corrida. Aplauso a los operarios de la plaza y a la empresa que reforzó el servicio de areneros. Así, al arrastre de cada toro una legión de ellos se afanaba en poner aquello practicable.

La corrida de Matilla tuvo varios toros muy justitos de presentación como el chico y anovillado segundo y además estuvo muy baja de raza y de bravura, con algunos toros mansos. En general, muy deslucida. En sexto lugar salió el segundo sobrero sin que avisaran del por qué.

Morante de la Puebla estrenaba un precioso vestido grosella y oro inspirado en uno de Gallito, con cabezas de toro bordadas. Es de agradecer los guiños a lo clásico que hace este torero único. Morante exige mucho a sus toros, y desde el principio, y como los suyos tenían muy poco dentro no pudo estar todo lo bien que hubiera deseado y que hubiéremos deseado todos. Su primero no tenía ni fijeza ni recorrido y además lo estropearon más con una mala lidia. Sin embargo, después de torearlo de capa con la profundidad que le caracteriza, le monto una faena armoniosa. Es el único torero capaz de estar bien casi sin toro. Con su segundo era imposible hacer nada brillante, pero da gusto ver a Morante delante de los toros aun sabiendo que no puede estar bien.

Castella descubrió a tiempo el pitón izquierdo de su primero que se vino a más en la muleta. Le dio el presidente una oreja con una petición minoritaria pero muy chillona. Parece que los llamados chilladores de las cofradías se han incorporado a los toros, o venían más vociferantes con la espera en el ambigú de la plaza. Se ve que el listón de las orejas va estar bajo este año. Esperemos que no se endurezca para toreros de menos cartel y novilleros. Su segundo no quería embestir, y sin embargo Castella le dio cien pases de cualquier manera. Meritorio.

A Roca Rey hubo que esperarlo para que saliera a hacer el paseíllo, casi escuchamos el pasodoble entero antes de formarse los toreros. Faena pulcra a su primero, estocada y otra oreja con petición minoritaria de los mismos de antes y todavía más chillona. El sexto era un manso soso que Roca exprimió con su estilo. La estocada lo mejor de su actuación.

@isanchezmejias

Categorías
General

Toros sobre césped

Celebramos el Día de Andalucía con un festejo taurino en el Real Club Pineda de Sevilla. En este caso un festival taurino que no se anunciaba como benéfico, por lo que pensamos que debía de ser por cuenta y riesgo de los organizadores. Llamaba la atención el piso plaza de césped, justificado por cuanto el Club Pineda es principalmente hípico, y que la plaza portátil se había montado en los terrenos que rodea el hipódromo, en la pista de saltos de los caballos, que decían que no se había podido cubrir de albero por la dificultada de retirarlo después. Algunos subalternos torcían el gesto cuando lo probaban antes del paseíllo, pero después sólo vimos un traspiés de Luque al verse exigido. Ciertamente era un conjunto cuanto menos peculiar con el piso plaza verde primavera y curioso que en vez de areneros aparecían jardineros que se esmeraron, entre toro y toro, en dejar aquello como para jugar al futbol.

La plaza de toros portátil, de esas que algunos llaman monumentales, de las que tienen barrera y 10 filas de tenido y aforan 4.000 plazas según decían, y tiene hasta ascensor para personas con discapacidad física. Con el lleno lucía majestuosa en la magnífica y soleada mañana. Además, en los alrededores en se habían colocado toldos, mesas y sillas para las cervecitas y demás. Un éxito de organización que no me extrañaría que se repitiese el año que viene y se convirtiera en un clásico, como tantas cosas en Sevilla. Mi enhorabuena a los organizadores.

Un ponerles un pero, indicar que en los carteles el orden de los toros no era el correcto y la mayoría del público confundía lógicamente unas ganadería con otras. Después de tocar la exigua banda de música los himnos de Andalucía y de España, Dávila Miura, alma mater del festival, lidió un primer novillo de Espartaco noble al toreó como en toda su carrera, dándoles las ventajas y luciéndolo. Muy asentado el torero entre los sones de su pasodoble.

Alejandro Talavante ofreció lo mejor de la mañana y desde que se abrió de capa. Para ello tuvo buen ojo en traerse un novillo de su propio hierro con hechuras de embestir y embistió todo lo que le mandó en maestro. Asentado, con variedad y gusto, destacó en los naturales, su fuerte. Vemos muy bien a Talavante para esta temporada. Daniel Luque tuvo el detalle de sustituir a última hora al maestro Espartaco, toreando por la tarde otro festival en Écija. De premio de se llevó un marrajo enorme de Murube con cuatro años y medio, con más pecho y rizos que un bisonte y con las mismas intenciones. Luque estuvo muy torero y decidido con él y le sacó lo que no tenía. Muy digna la actuación de Javier Jiménez ante un áspero toro de Torrehandilla, mas cerca de los cinco que de los cuatro años y que no parecía arreglado para un festival. Mató de una gran estocada. Pablo Aguado tiene esa naturalidad ante los toros que te entra por los ojos y que hace que guste lo que hace, aunque el novillo de Algarra bien poco le dejó. En el último, el novillero Rodrigo Molina, hijo del presidente del club, cortó las dos orejas de un novillo de Núñez de Tarifa ante sus socios. Decir que Eduardo Dávila, Daniel Luque y Pablo Aguado brindaron la muerte de sus novillos a Pepe Luis Vázquez, imagen del cartel del festejo.

Después del festival, las carpas de copeo que se instalaron alrededor se vieron saturadas de público festivo. Todo un éxito que ojalá siente precedente.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2024

Un abono casi idéntico

Normalizada la situación por la pandemia del 2020, está claro que la empresa de Sevilla ha pensado que para qué va a cambiar lo que ha funcionado, y ha montado para 2024 un abono casi idéntico al del 2023. Calcando los festejos, 17 corridas de toros, 6 novilladas con caballos y una corrida de rejones. Por calcar lo ha hecho hasta con el festejo mixto, si el año pasado incluía en una terna de matadores al caballero Antonio Ribeiro, este año incluye la despedida de Pablo Hermoso de Mendoza, con Morante y Juan Ortega. Las ganaderías son casi idénticas y los toreros casi los mismo. Pero vayamos por partes.

En lo referente a las corridas de toros, las ganaderías del año pasado fueron: Hnos. García Jiménez, Garcigrande, Victoriano del Río y Cuvillo, estas cuatro con dos encierros cada una, y Fermín Bohórquez, Santiago Domecq, El Parralejo, Victorino Martín, Domingo Hernández, Jandilla, El Torero, La Quinta y Miura. Para este 2024 vuelven a hacer doblete las misma que el año anterior, excepto Cuvillo que viene sólo una tarde. El Toreo es la única que sale de abono, y entran Juan Pedro Domecq y Alcurrucén. Casi lo mismo, de 13 ganaderías de 2023 repiten 12.

De los toreros podríamos decir más de lo mismo, la única salida reseñable es por la retirada de El Juli, 4 tardes en 2023, y sólo entran David de Miranda, Leo Valdez, Paco Ureña y Esaú, pocas novedades para los 50 puestos que hay disponibles. Como saben, los básicos del abono de este año son Morante, con 5 tardes, Roca Rey y Daniel Luque con 4, y Borja Jiménez, Manzanares, Talavante, Juan Ortega y Castella con tres tardes. Siendo los que han cambiado de número de festejos, Morante, de 6 a 5, Daniel Luque, de 3 a 4, Juan Ortega y Castella de 2 a 3, Borja Jiménez de 1 a 3, Pablo Aguado de 3 a 2 y Diego Urdiales de 2 a 1. Todo muy similar.

Con respecto a los dineros voy a ser más breve y no les voy a liar con más números. El abono, después de que en 2023 se congelaran los precios, sube en torno a 6% con respecto al año anterior, con lo que la empresa se resarce en parte de la política de no subida anterior. En esto entiendo que la empresa no va a hacer ningún esfuerzo por recuperar el número de abonados. Ya le va bien con esos carteles “rematados”, en donde hace varias tardes de “no hay billetes” que le compensan el bajo número de abonados con respecto a otros años pasados.

El resumen es más de lo mismo en estructura, ganaderías y toreros. La Fiesta se mueve poco.

@isanchezmejias

Categorías
General

Distinción del Ayuntamiento de Sevilla a Espartaco

Ayer asistí a la entrega del VIII premio taurino del Ayuntamiento de Sevilla al maestro José Antonio Ruiz “Espartaco”. La historia de este premio en curiosa. Lo instauró el gobierno del alcalde Juan Ignacio Zoido (PP) en 2013, otorgándose en sus dos primeras ocasiones a los diestros Pepe Luis Vázquez, a título póstumo y al “creador de ilusiones” como lo ha calificado hoy ABC en su premio taurino, Curro Romero. A partir de 2015 el gobierno de Juan Espadas (PSOE) entregó el protagonismo del premio a la Fundación Europea del Toro y su Cultura, que lo otorgó sin continuidad en cinco ocasiones, sólo destacando el de Miura. El Ayuntamiento de Sevilla vuelva a asumir su protagonismo con el mandato del gobierno de José Luis Sanz (PP), y ha querido mantener los anteriores considerándolo como el octavo premio taurino del Ayuntamiento de Sevilla.

El alcalde en el cierre del acto destacó, entre otros aspectos, la importancia del premio para el ayuntamiento, la unión existente entre el mundo del toro a la ciudad y el motor social y económico que representa para Sevilla. Previamente, el consejero de presidencia Antonio Sánchez, dijo que no se pueden tener complejos al hablar de toros y felicitó al ayuntamiento por recuperar su Premio Taurino.

Foto Ayuntamiento de Sevilla

La actuación de Espartaco en el atril fue irreprochable como sus actuaciones en la plaza. Fue sentida y personal. Dijo que ahora reconocía que gracias a días como este todo en su vida había merecido la pena, que posiblemente fuera el premio más importante de su vida y que mañana lo iba a pasear por su dehesa para que los animales pudieran ver un premio otorgado gracias a ellos. Tuve la fortuna de sentarme al lado de Rafael Moreno, tantos años apoderado de Espartaco, y amenizamos la previa con varias historias de su trayectoria que resultaron casi más interesantes que el acto en sí, que fue amenizado por la banda de Maestro Tejera, que al romper la espera con “platillazo” inicial del pasodoble Plaza de la Maestranza, con el que hicieron el paseíllo de entrada al Salón Colón el alcalde y el premiado, nos sobresaltó como si estuviéramos en la plaza de toros.

@isanchezmejias

Categorías
General

José Gómez Ortega. Lo que los hados se llevaron

El pasado 19 de octubre se presentó en Sevilla el libro “José Gómez Ortega. Lo que los hados se llevaron”, de los autores Carmen del Castillo y Fidel y Julio Carrasco. Este libro cierra la trilogía dedicada a Joselito El Gallo, que empezó con “Plaza de toros Monumental de Sevilla, la dignidad de un proyecto”, siguió con “Dos temporadas y media, el triunfo de Joselito”, rematando con este libro.

La presentación tuvo lugar en el Archivo de Protocolos Notariales de Sevilla, porque es de esos archivos de donde han sacado los autores una parte de lo que exponen en el libro. “Perteneciente al Ilustre Colegio Notarial de Andalucía, el Archivo de Protocolos Notariales de Sevilla se encuentra en una construcción del siglo XVI, el Convento de Monte-Sion. La iglesia de cruz griega pasó a ser parte del Archivo en 1927. El edificio fue reformado por José Gómez Millán, que trazó la actual portada regionalista. Aquí se conservan los Protocolos de más de cien años del Distrito de Sevilla y de Utrera, por un acuerdo con la Dirección General de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura”. El edificio es una maravilla y un gran desconocido incluso para los sevillanos, que muchos descubrimos gracias a la presentación del libro.

Como decimos, esta trilogía empezó demostrando que la Monumental de Sevilla promovida por Gallito estaba perfectamente construida y que solo intereses políticos o económicos la cerraron y posteriormente la demolieron, siguió con el triunfo de Joselito el Gallo en el tiempo que la Monumental estuvo abierta, remata ahora investigando la vida de José fuera del ruedo. Gallito, Joselito y José. El libro es fruto de una investigación concienzuda, pormenorizada e inteligente, y nos soporta todas las conclusiones o ideas para debatir, a base de aportar sus fuentes de información.

Empieza exponiendo la España de principios del Siglo XX, que se abría al turismo y a la “modernidad”, con la vista puesta en la Exposición Iberoamericana del 29 en Sevilla, y cómo las corridas toros entraban dentro de los que ahora se llama el “paquete turístico”. La construcción de la Plaza de Toros Monumental de Sevilla, también entraba en la idea de la oferta taurina para ese turismo.

Continúa investigando sobre las relaciones sociales de José. Donde se va demostrando que mucho de lo que se ha escrito sobre el torero no era cierto. Nos lo han vendido casi como un asceta dedicado al 100% de su tiempo al Toro, y que cuando no toreaba estaba recluido en el campo para prepararse. Los autores destapan una vida social de José con información de sus actividades fuera de los ruedos. Destaca su relación con el mundo de la Cultura, con su amiga, la actriz Margarita Xirgú, analizando el paralelismo entre los grandes espacios para espectáculo que ambos utilizaron, La Monumental José y el Teatro Romano de Mérida, Margarita, primera actriz que lo utilizó para representar una tragedia.

Página 134 del libro

También nos adentra en la desconocida afición de José por la pintura. Nos demuestra que el famoso cuadro de José posando ante una pintura con tres mujeres, de la que se ha escrito cien veces que una de ellas era Guadalupe de Pablo-Romero, es falso en personaje y fecha. Fija inequívocamente fecha, exposición, autor y modelos del cuadro, que eran profesionales, nada de Guadalupe. Aporta, ahora sí, una desconocida foto de Guadalupe de Pablo-Romero, nada menos que presidiendo en La Maestranza. También nos ilustra sobre un desconocido José coleccionista de arte, con el catálogo de una exposición en Madrid en 1918, en la que José aporta varios cuadros y donde los expositores están encabezados nada menos que por S.M. El Rey, seguido por S.A.R. la Infanta Doña Isabel de Borbón y el Excmo. Ayuntamiento de Madrid. Encerrado en el campo es muy difícil ser un coleccionista de esta categoría. También nos hablan del ambiente cultural en Pino Montano y relación de José con el Cine.

Página 182 del libro

Del también cien veces escrito pleito de los Bombas con los Gallos y la anécdota de las banderillas en la retirada de Bombita en 1913. Nos demuestran que nada en absoluto se escribió de esto en ningún medio de la época, y que no fue hasta muchos años después que la escriben Gustavo del Barco y José María de Cossío, y desde entonces se repite varias veces. Exponen la magnífica relación entre las dos familias antes y después de la retirada de Bombita y de la muerte de José. Un dato, el año de su despedida con quien más alternó Bombita fue con Rafael El Gallo (23 festejos) y con José (14 festejos).

Finalmente, el libro aporta datos desconocidos de los protocolos notariales después de la muerte de José. Están, entre otras, las escrituras que informan que José murió sin haber otorgado testamento y el reparto de sus bienes, que eran fundamentalmente Valores Públicos, títulos de deuda pública y otros valores. Todos los datos están en el libro, pero sí voy a exponer algunos detalles. Los gastos del traslado y entierro que pagó Ignacio Sánchez-Mejías, fueron muy costosos y se le reembolsaron del montante de los bienes. Los valores públicos representaban un 83% del total, y para el monumento apartaron los hermanos de un 8% del total del mismo, una barbaridad. Y está escrito que no se hablaba con Rafael. Esto demuestra el cariño y la admiración que le tenían los hermanos a José.

Termina el libro haciendo una reflexión sobre por qué se ha escrito tanta falsedad sobre José y por qué se han omitido tantos pasajes agradables de su vida. Lo que los Hados se llevaron.

Si quieren más información o comprar el libro, les enlazo la página web: https://www.monumentaldesevilla.com/libro3/

El Video de la presentación lo pueden ver en el siguiente enlace:

@isanchezmejias

Categorías
Artículos

Exposición «Al Toro»

Los amigos del Círculo Taurino Puerta Carmona me pidieron un colaboración para el catálogo de la exposición de pintura taurina, «Al Toro» que se puede ver en el «Espacio Sacáis», en la Plaza de la Alianza de Sevilla hasta el 22 de octubre. La exposición es a beneficio de la Residencia de San Juan de Dios en Sevilla.

Me pidieron que escribiera algo sobre Morante y las suertes antiguas, y me salió esto:

Morante y las suertes antiguas

José Antonio Morante es un estudioso de la historia del Toreo, sobre todo de la Edad de Oro del mismo, y más desde que disponemos de los videos de esa época. Por lo que hemos podido saber, el maestro lee lo que cae en sus manos sobre el toreo antiguo y le gusta estudiar las fotos y videos que le facilitan. Recuerdo que cuando le llevamos el libro “Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la dignidad de un proyecto”, de los hermanos Fidel y Julio Carrasco y Carmen del Castillo, atendió nuestros comentarios con evidente interés, y tanto le gustó que aceptó la invitación para estar en la mesa de presentación del mismo en el Ateneo de Sevilla, que fue el día del centenario de la inauguración de esa plaza de toros. En el acto sorprendió a los asistentes, entre otras cosas, con una lección magistral de la percepción de los toros desde los tendidos. Disertó acerca de que Gallito era el gran maestro de la lidia completa, que necesitaba un espacio grande para poner en práctica su sabiduría sobre los terrenos y las querencias, sin embargo, Belmonte necesitaba un recinto pequeño porque era un torero más de cercanías que de lidia.

El segundo libro de estos autores “Dos temporadas y media, el triunfo de Joselito”, que, como su nombre indica, versa sobre los éxitos de Joselito en el tiempo en la que la plaza de toros Monumental de Sevilla estuvo operativa, se lo llevé al maestro con idea de presentárselo brevemente para que lo pudiera leer más tarde, pero estuvimos toda la tarde con el libro. Pasó hoja por hoja interesándose por todos los pormenores, fotos, carteles y crónicas del mismo, lo que demostraba su fascinación por todo lo referente a Gallito.

Esta atracción y el conocimiento adquirido de las suertes, lances y pases realizados al toro de entonces, los ha trasladado Morante al toreo actual, supongo que después de un arduo entrenamiento en tentaderos, lo que nos ha permitido a los aficionados conocer el torero de entonces reinterpretado. Por ejemplo, el toreo a la verónica de manos altas, del que algunos compañeros, menos versados en la historia, le preguntan que qué es eso. También ha asimilado de Gallito, entre otros, algunos pases por alto de poco recorrido antes de matar, o el comienzo de faena con una mano agarrada a la barrera. Igualmente, le hemos visto vestirse con trajes inspirados en los de Gallito, y la montera que utiliza es diferencial de las actuales.

Pero si hay una suerte por la que le estaré eternamente agradecido a Morante de la Puebla es por haber rescatado el quite del Galleo del Bu. Se lo habíamos visto hacer en los videos de algún tentadero y al preguntarle que si era trasladable a la plaza dijo, con humildad, que era difícil, que tenía que salir un toro con el tranco adecuado y, más que nada, que él tuviera piernas ese día para hacerlo. Afortunadamente fuimos de los privilegiados que se lo vimos hacer en La Maestranza el 10 de mayo de 2019. Una suerte que sólo conocíamos por los videos antiguos y que pudimos disfrutar gracias a él. Eso ya nos pagó el abono de toda la temporada.

Nos sorprendió nuevamente en la Feria de San Miguel de 2021, cuando nos regaló unos cambios de rodillas con el capote recogido y dados por bajo, de los que habíamos visto fotos del gran Rafael El Gallo, y ejecutados por Morante con la tranquilidad del que toma café en su casa, que ya merecían sacarlo a hombros sólo por esto. Para nuestra alegría ha ido practicando suertes antiguas de otros maestros históricos, como el toreo con el capote recogido en el brazo de Reverte, los comienzos sentados en el estribo de Sánchez Mejías, el “cartucho pescao” de Pepe Luis Vázquez, el toreo de frente de su hermano, el “Litrazo”, o el recibo por faroles que le hizo al toro al que le cortó el rabo en Sevilla este año, por citar las más espectaculares.

Con independencia de que es un torero único, con una personalidad inimitable, y una forma de torear asombrosa, y que se pasa el toro más cerca que nadie, tenemos que agradecerle el que haya resucitado muchas suertes antiguas que no pensábamos que íbamos a poder ver en la vida. Así que por todo ello, gracias Morante.

Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

Septiembre de 2023

isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2023

Morante sanseacabó

Según hemos podido leer en ABC de Sevilla, Morante de la Puebla corta definitivamente la temporada por los problemas que viene arrastrando en su muñeca derecha. La corrida de esta tarde en Sevilla, primera de San Miguel, en la reaparecía después de haberse tratado en Portugal, le ha debido demostrar que no puede seguir y que tendrá que acabar operándose. Una verdadera lástima con las ganas que teníamos de ver la corrida del domingo

Morante estrenó un precioso vestido frambuesa bordado en hilo blanco, con medias blancas, pero allí hubo poco toro para tanto torero. Con la capa le compuso un par de verónicas y una media de categoría, y un quite por chicuelinas de repajolera gracia, como decía el profesor Amorós, pero ahí se acabó el toro. La faena de muleta fue un querer el torero y no poder el toro, pitado en el arrastre. El cuarto fue aun peor. Un colorado de Matilla serio, como toda la corrida, que embistió descoordinado en los primeros tercios y aplomado e irregular en la muleta. Imposible el lucimiento. Morante estuvo superior con él, serio y torero.

Manzanares sorteó un primer toro de lujo. Serio, con motor y trasmisión que no paró de embestir galopando toda la faena, eso galopando a 100 por hora. El torero estuvo decidido y valeroso, pero no consiguió templar la tremenda embestida del animal que seguía el engaño hasta donde llegara la mano. Demasiada velocidad para Sevilla. Muy aplaudido el toro en el arrastre. El trasteo, que no toreo, en su segundo, no caló en los tendidos.

Pablo Aguado ha estado muy torero, seguro y reposado toda la tarde. Toreo caro y sereno en su primero, a un toro obediente que no dio mucho de sí. Estocada y oreja a una labor redonda. El últimos de la tarde tenía más pitones que fuerza, y a punto estuvo de ser devuelto. Falto de clase y raza, el torero estuvo muy firme con él.

Muy mal se ha tenido que sentir Morante para cortar la temporada, pero lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Sólo podemos desearle y una pronta y completa recuperación para que vuelva a deleitarnos con su arte.

@isanchezmejias

Categorías
General

Todos contentos en El Puerto


Contento el empresario, supongo, porque hubo muy buena entrada. Yo soy muy mal aforador desde que con el COVID vendían media plaza y a mí me parecía casi llena, pero estimo que habría como tres cuartos de plaza y eso para El Puerto es una gran entrada.

Contento el ganadero Juan Pedro Domecq, porque aunque alguno de sus toros tuvo una lidia dificultosa, fueron bruscos o embistieron con la cara alta, en general, se portaron bien con los caballos y, sobre todo, lidió un quinto toro que fue el paradigma del toro artista que buscaba su padre, QEPD.


Contento Morante que ha vuelto del percance con ganas. Esperó a su primero fuera del burladero, costumbre en este ruedo, y le compuso unas verónicas templadas, armoniosas y arrebujadas que ya subieron el ánimo de toda la plaza. Su primero no valía gran cosa, pero se esforzó tirando de técnica y le compuso una faena llena de torería. Estocada algo baja y oreja. En algunas verónicas a su segundo se fundió con el toro a compás, imposible torear más armoniosamente. El toro fue violento y no quería embestir, y a pesar de ello Morante le sacó lo que no tenía, estocada corta arriba y gran ovación.


Contento Talavante porque sorteó el citado toro artista en quinto lugar. En la primera serie se hartó de darle pases de rodillas por delante y por detrás y puso a la plaza en pie. Después lo toreo a placer destacando algunos naturales, pero con demasiados gestos de cara a la galería. En su primera entrada a matar hizo el municipal contrario y después de dejar una estocada le dieron una oreja y hasta le pidieron la segunda. Cosas del toreo moderno en el que la suerte suprema hace tiempo que dejó de serlo. Su primero salió renqueante y acabó derrengado, nada de nada.


Contento Pablo Aguado, y no ya por salir a hombros sino por salir casi ileso después de dos espeluznantes volteretas al entrar a matar al sexto. Quería amarrar la salida a hombros y se tiró a matar a ley, el toro no le dejó pasar y lo volteó de forma muy fea, afortunadamente sin consecuencias. Pues sabiendo que le iba tapar la salida, se volvió a tirar a matar a ley, y lo volvió a prender esta vez de forma más dramática, afortunadamente la cosa quedo en erosiones y pudo salir a hombros. Mucho valor y ganas de triunfar hay que tener para hacer eso. A su primero, un toro áspero le había compuesto una faena de gusto y técnica. Su segundo fue más basto embistiendo con la cara arriba, faena de mérito y exposición.


Y contento el público después de una corrida muy entretenida y variada en la que vimos torear con el arte de Morante, a placer a Talavante y muy bien a Pablo Aguado. Todos contentos.


@isanchezmejias

Categorías
Artículos

García Lorca, toreando las estrellas

El Capítulo de Granada de la Fundación del Toro de Lidia me pidió una colaboración para el homenaje que estaban preparando en memoria de Federico García Lorca, y me salió esto:

Hace algunos años se pusieron en contacto conmigo desde Radio Televisión Española porque querían hacer un documental sobre la relación de García Lorca con el mundo del toro. Les contesté que la relación de García Lorca y el toro era Ignacio Sánchez Mejías. Así lo entendieron y montaron el documental “García Lorca, toreando las estrellas”, que pueden ustedes disfrutar en las plataformas de RTVA a la carta, y si ponen ustedes el título en cualquier buscador les saldrá el enlace directamente.

El documental se montó a sobre un tentadero y alguna escena de campo pero, sobre todo, de entrevistas que versaban más sobre Ignacio y sobre el toreo que sobre García Lorca, y todos leíamos una parte del Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías de Federico.

Por lo que hemos leído, a García Lorca le fascinaban los toros como espectáculo, el colorido, la música, la puesta en escena y el público. Sus actores les parecían héroes que se enfrentaban a la muerte a cara descubierta y sin apenas ayuda. Pero tenemos que reconocer que Federico, a pesar de su estrecha relación con Ignacio, nunca llegó a aficionarse a la fiesta como lo hicieron otros poetas de la Generación del 27, como Bergamín o Alberti, a quien Sánchez Mejías obligó a hacer el paseíllo como su subalterno en la Plaza de toros de Pontevedra.

Sin embargo el interés de García Lorca por el toro fue tal que siendo profesor de la Universidad de Columbia en Nueva York en 1929, llevó a Ignacio a dar una conferencia sobre tauromaquia a sus alumnos americanos. Se pueden imaginar ustedes, en 1929, con los medios de comunicación de entonces, qué podría saber un universitario americano sobre tauromaquia. Si están ustedes interesados en esta conferencia hay varios libros sobre ella, uno editado por la Universidad de Sevilla. Cuentan que Ignacio accedió a darla en agradecimiento por el libreto que García Lorca estaba haciendo para el espectáculo “Las Calles de Cádiz” que el torero montaba para la artista “La Argentinita”.

De la pasión, que no afición, de García Lorca por el mundo del toro ha quedado constancia en muchos de sus escritos, pero destaco dos frases que los aficionados ponemos de ejemplo de la hermandad entre la Cultura y el Toro. “El toreo es, probablemente, la riqueza poética y vital mayor de España”. “Creo que la fiesta de los toros es la más culta que hay hoy en el mundo”.

El Capítulo de Granada de la Fundación del Toro de Lidia editó un cuaderno con todas las colaboraciones

@isanchezmejias