Categorías
Abono Sevilla 2021

Volver volver

Casi dos años después de la última corrida de toros celebrada en La Maestranza de Sevilla hemos vuelto por fin a nuestra plaza de toros. Cartel de Domingo de Resurrección, y regreso peculiar por varias razones. Primero por la localidad. Perdida mi condición de abonado, la taquilla me ira llevando a su albedrío, de forma que esto ya no es “Desde el Tendido 2”, hoy es desde el 7 y mañana Dios dirá. Segundo por esto de la nueva normalidad con separación, mascarilla y gel. Lo bueno es que está uno más cómodo sin sentir las rodillas del de atrás en las espaldas. Y finalmente por las fechas. Que el Domingo de Resurrección caiga en el tercer sábado de septiembre es tan raro como que los Carnavales de Cádiz se vayan a celebrar en junio.

Pero vamos a los toros. Después de la temporada que está echando, la expectación por ver a Morante de la Puebla era máxima y ayudado por el tirón de Roca Rey y Pablo Aguado se puso el “No hay billetes” (dentro del aforo permitido que hay que apostillar ahora). La corrida de Victoriano del Río y Toros de Cortés ha sido muy desigual de presentación y comportamiento. Algunos imposibles como el primero, otros descastados o distraídos y otro con motor y trasmisión como el 6º, ofensiva por delante, eso sí.

Morante, que estrenaba un vestido negro y oro espectacular por original, estuvo en artista en su segundo. A los sones de “Suspiros de España” compuso una faena de detalles gallistas. En un enganchón paró la música lo que soliviantó al público y al torero. Con eso, que no es poco, nos tuvimos que conformar en esta primera comparecencia del genio de la Puebla. Esperaremos.

Roca Rey pisa el acelerador desde que sale del hotel. Su primero fue un buen toro, aplaudido en el arrastre, y le sacó hasta el último pase en una faena muy ajulianada, de mucho poder. Después de pinchar al primer intento le dieron una oreja. En su segundo se comió al toro, que tenía peligro por sus embestidas distraídas y sin humillar. Empezó de rodillas y siguió sin enmendarse ni una solo vez en toda la faena. Le pidieron la oreja, pero esta vez el presidente no cedió.

Pablo Aguado ha venido mermado por una lesión de rodilla decían. Ya durante la lidia del primer toro vimos preocupados como se metía en la enfermería casi antes de pisar el ruedo. Su primero no se empleó y la faena no tomó altura. Su segundo tenía casta y motor y hubiera necesitado al torero en plenitud de facultades. También lo esperamos y deseamos una total recuperación de la rodilla.

@isanchezmejias

Categorías
General

Presentación del libro Maestranza 2019

Ayer se presentó en la sede de la Fundación Caja Rural del Sur el libro Maestranza 2019, con la acostumbrada magnífica información de los festejos celebrados en la plaza de toros de Sevilla, incluyendo también referencias de festejos de Jerez, Córdoba, Huelva, El Puerto de Santa María y Málaga.

El libro es una obra coral, como se dice ahora, que coordinada por el crítico taurino Carlos Crivell, incluye información de cada festejo y un artículo del mismo. Además, incluye un balance general de la temporada con una detallada información y estadísticas de los festejos. Entre los periodistas, informadores y aficionados seleccionados, hay crónicas de: Antonio Lorca, José Luis López, Carlos Crivell, Lorena Muñoz, Álvaro Pastor, Manuel Viera, Álvaro Rodríguez del Moral, Emilio Trigo, Luis Carlos Peris, Manuel Sotelino, Francisco Organbides, Juan Manuel Pérez, Pablo López, Sandra Carbonero, Santiago Sánchez-Tráver, Antonio de los Reyes, Salvador Giménez, Daniel Herrera, Javier García y servidor, del que han seleccionado dos artículos: el del triunfo de Pablo Aguado el día 10 de mayo “Pablo Aguado rompe Sevilla” y el de la corrida de Miura: “Miura y sanseacabó”, que les dejo enlazadas. Agradezco a Carlos Crivell la inclusión de estos artículos míos, además de días tan señalados.

También se incluye información gráfica de: Agustín Arjona y Toromedia, Álvaro Pastor, Pepe Morán, Rocío de la Oliva, Eduardo Porcuna, Eva Morales, Andrés Alfonso Quiles y Hugo Cortés.

Foto Manuel Gómez para ABC

Por otra parte, en el acto también se entregaron los XV Trofeos “Pepe Luis Vázquez” de Caja Rural del Sur, que recogieron los agraciados: Pablo Aguado, triunfador de la temporada, Santiago Domecq, mejor ganadería, y la Real Maestranza de Caballería de Sevilla como personalidad más destacada, que recogió su Teniente de Hermano Mayor, Santiago León Domecq. Entregaron los premios el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, que abrió y cerró el acto, Miguel Briones, representando a la Junta de Andalucía y Juan Carlos Cabrera, representando al Ayuntamiento de Sevilla. Todos ellos, al igual que los premiados dirigieron unas palabras a los asistentes. El acto fue todo lo atípico que ustedes se pueden imaginar, y muy distinto a los anteriores que se habían el lunes después de Feria. Las medidas para intentar paliar los efectos de la pandemia obligan a un aforo muy reducido e impiden las charlas previas y posteriores. Carlos Crivell, en su intervención anunció su intención de publicar un Maestranza 2020, a pesar de la falta de festejos en la plaza de toros de Sevilla. Buena noticia.

@isanchezmejias

Categorías
General

Éxito del festival por una buena causa

El festival taurino a beneficio de la asistencia social de las hermandades del Baratillo y la Esperanza de Triana, ha sido un éxito de público, con lleno en la plaza de toros de La Maestranza. Organizar un festival en Sevilla en esta fecha no es nada fácil, por ello queremos felicitar a todos sus responsables, en la figura del Sr. Moeckel y a todos los aficionados taurinos por el apoyo prestado. Antes de romper el paseíllo, y por el Día de Hispanidad, se escuchó el Himno Nacional con el público puesto en pie.

Los toros de Cuvillo han mostrado distintas características y posibilidades, destacando el noble segundo y con más carbón tercero y cuarto. Morante sorteó (porque hubo sorteo) un primero basto y remiso. Apuntó detalles del empaque y la torería que atesora, pero no disparó. Estocada, ovación y saludos. El noble segundo se desplazaba con clase, pero Perera le hizo su faena encimista acortando los viajes. Estocada trasera y dos orejas. El toro fue ovacionado en el arrastre. Es tercero, para Cayetano salió encastado y respondón. Faena muy del torero, rematada con un espadazo que necesitó descabello. Ovación y saludos. Pablo Aguado fue obligado a salir a saludar al tercio antes de que su toro saliera de chiqueros, cosa rara. Pareció que el público le decía, “hemos venido a verte”. Dejó patente su personalidad, con unas verónicas de lujo y unos naturales suaves, pero la cosa no acabó de romper y la gente terminó algo decepcionada. Estocada baja, ovación y saludos. Se estrenó su pasodoble. Un poco raro me pareció, pero no me hagan caso, que no tengo oído musical.

El novillero Jaime González-Écija, lidió un novillo de López Gibaja. Estuvo muy voluntarioso, pero alargó en demasía el trasteo. Estocada corta, petición y vuelta

Abrió plaza el rejoneador Diego Ventura, pero si poco sé de toros, de rejoneo sé menos, ni siquiera para opinar.

Categorías
Abono Sevilla 2019

Pablo Aguado rompe Sevilla

Venían pasando cosas muy interesantes en esta Feria, la Puerta del Príncipe de El Juli, el casi rabo de Roca Rey, una magnifica corrida de Salvador Domecq, pero Pablo Aguado ha borrado todo lo anterior de un plumazo. Una actuación rotunda, secundada por un público entregado y rubricada con cuatro orejas, salida multitudinaria por la Puerta del Príncipe y triunfador de la feria. Ahí en nada.

Pablo Aguado es un torero clásico, y para ser clásico hay que empezar por los trastos. Capote pequeño de mucho vuelo que recuerda al de Curro, y lo ha manejado de forma primorosa toda la tarde. Ha dado en su segundo dos verónicas largas y profundas que nos han levantado de los asientos. Su primera faena fue rotunda, redonda, corta y medida. Llena de torería, gusto y arte a un noble Jandilla. Un faenón sin tener que dar cien muletazos. Estocada y dos orejas de mucho peso. Su segundo, más encastado y con algo de genio, trasmitía mucho. De nuevo faena serena, valiente y ligada. Otra estocada y otras dos orejas, que esperemos que refrende en Madrid y le ayuden a subirse al carro de las figuras, necesitamos toreros así. Desde que lo vimos debutar sin caballos, este torero apuntaba cosas distintas, pero ya evolucionado, está en el momento de dar el salto. Sevilla tiene un torero.

Roca Rey venía a por todas. Se ve que quería hacer las cosas despacio, hasta el paseíllo, en el que llegó casi con su cuadrilla. También se fue a porta gayola en su primero muy despacio. El recibo de este toro fue emocionante, con otras tres largas en el tercio y dos faroles de rodillas que hicieron saltar la música. Noble, pero sin fuerzas su primero, destacó la conexión del torero con el público, que, con ganas de triunfo, hizo que le dieran una oreja. Su segundo fue más deslucido, echando la cara arriba y saliéndose de la suerte. Roca lo exprimió hasta el último pase y lo pinchó.

Morante venía con ganas. Con al capote ha toreado como solo él sabe hacerlo. Su primero fue un toro acobardado al que acabó matando en chiqueros. Faena muy trabajada intentando agradar. En su segundo vimos la versión de Morante en valiente, ante otro toro algo incierto. Había más ganas que toro. El recibo con las dos rodillas en tierra ya dijo mucho de sus intenciones. Se tiró a matar como nunca vimos a Morante. Una oreja. Pero lo mejor vino en el quite del sexto. Morante le hizo el Galleo del Bú, con lo que nos transportó al cielo directamente.

Categorías
Abono Sevilla 2018

Sólo Pablo Aguado aprovechó la oportunidad

La primera corrida del ciclo continuado de festejos de esta temporada 2018 se presentaba muy interesante. La ganadería de Torrestrella, que el último año había dado un juego magnífico y cuyo propietario D. Álvaro Domecq se ha pasado toda la semana en Sevilla recogiendo los premios del año pasado. Además, tres toreros sevillanos que tenían que romper: Javier Jiménez, Lama de Góngora y Pablo Aguado. A pesar del interés, la media plaza cubierta demuestra que el aficionado ha desertado definitivamente de los toros.

Los torrestrellas, algo peor presentados que la del año pasado, han dado un juego interesante, con matices. Quitando el primero que no tenía fuerzas y debió ser devuelto a la primera caída, el resto ha tenido la casta y las dificultades propias del toro bravo, por eso las figuras llevan años sin querer anunciarse con este hierro. Alguno nos recordó por qué, como el quinto, pero los restantes fueron toros que, a poco que se le hubieran hecho las cosas bien, eran de triunfo, y los toreros lo rozaron.

Es emocionante ver los toros galopando ir al caballo, en la de ayer casi todos lo hicieron, o arrancarse a la muleta, quizás pocas cosas más hermosas en el ruedo que un toro arrancarse al galope. Pero los toreros actuales están acostumbrados a otras distancias más cortas, o no se sienten cómodos dejándose llegar a los toros de lejos, o igual tenemos otros gustos. Los toros de ayer, con más distancia, perdiéndole pasos, hubieran ofrecido faenas mucho más emocionantes.

Javier Jiménez no acabó de cogerle el aire a su segundo. Lama de Góngora es un torero muy del gusto del público sevillano, y a pesar de ahogar un poco la embestida de su primero, hubiera cortado oreja si lo mata bien. En su encastado segundo estuvo digno. Pablo Aguado, del que sentimos la reciente muerte de su padre, fue el único que aprovechó la oportunidad. En su segunda corrida como matador de toros estuvo bien con en los dos, con el magnífico sexto mejor que con su primero. También sin darle mucha distancia a los toros, sí toreó con cadencia, ritmo y temple. Hubiera cortado una oreja en su primero de no fallar con la espada (esa manía actual de los toreros de matar en la suerte contraria a toros bravos) y cortó una merecida oreja en su segundo a pesar de pichar. Nos alegramos de su triunfo

Categorías
Abono Sevilla 2017

Mano a mano sin triunfo

Para la noche del Corpus la empresa había programado un interesante mano a mano entre los dos novilleros sevillanos que tienen prevista su alternativa en San Miguel, Pablo Aguado y Rafael Serna, anunciados con los anhelados novillos de El Parralejo. El resultado fue una gran entrada, por encima de los tres cuartos, a pesar del calor que todavía hacía a la hora del comienzo del festejo. Acierto de la empresa en el horario y en el cartel.

El resultado ya fue otra cosa. Cinco novillos de El Parralejo ofrecieron posibilidades de triunfo, con sus matices y dificultades, pero posibilidades. Aguado salió a por todas desde el principio Se fue a porta gayola e hilvanó una buena faena a un nobilísimo primero, tan bueno que le faltaba emoción. El fallo a espadas le privó del trofeo y, además se topó con la empuñadura de la espada en el primer intento y se tuvo que meter en la enfermería al terminar su labor. Salió para matar el cuarto, corriéndose el turno. Su segundo fue un novillo encastado al que Aguado le hizo una faena de raza, valor y pundonor, resultando tropezado varias veces, pero faena muy emocionante. Un pinchazo precedió a la estocada. Petición y vuelta. El sexto fue un gran novillo de alegres arrancadas. En distinto tipo de los anteriores, con motor y prontitud. La buena pero larga faena de Aguado acabó con el novillo queriéndose rajar y tuvo que matar en tablas, volviendo a pinchar. Una pena porque el novillero buscó el triunfo con fe y disposición.

Serna sorteó un lote un punto por debajo del de su compañero. El primero le tropezó mucho los engaños, con su segundo no acabó de entenderse, y su faena en el quinto no llegó a calar en los tendidos.

Por cierto, muy bien presentada la novillada de El Parralejo, con varios novillos ovacionados en el arrastre. En resumen, interesante novillada, con faenas demasiado largas, donde escuchamos varios avisos, y muchos pinchazos, en parte por pasarse con las faenas. Las orejas se las llevaron las espadas.

Categorías
Abono Sevilla 2016

Presentación de El Parralejo con caballos en Sevilla

.

Muy buena entrada para ver la presentación en Sevilla con caballos de los novillos de El Parralejo, los preferidos por el escalafón por su movilidad y juego, y con grandes triunfos en plazas de máxima exigencia. De lo primero que hay que dejar constancia es de la magnífica entrada para un domingo de mayo en medio de un puente, mucho mejor que en otras novilladas. Quizás que el día siguiente fuera festivo animó a la gente a ir a los toros. Podría plantearse la Empresa poner estas novilladas las tardes del sábado, o incluso las tardes noches del viernes, ahora que muchos sevillanos abandonarán la ciudad los domingos.

La novillada de El Parralejo estaba magníficamente presentada, pero fue muy irregular de comportamiento. Destacó un segundo novillo, bravo y encastado que la tomaba por bajo con largura y transmisión, y al que Ginés Marín, incomprensiblemente, le acortó los terrenos para querer hacer la faena moderna de parones entre pitones y que acabó firmando con un bajonazo, diluyendo el triunfo. Su segundo fue de los mansos más mansos que se han lidiado en Sevilla en los últimos tiempos.

El lote de Álvaro Lorenzo fue el más potable. Su primero era noble pero le faltaba algo de fuerzas. Lo toreó con oficio y temple y lo mató bien cortando una oreja sin mucha fuerza. Su segundo tenía la nobleza dulce que se busca últimamente, pero le faltó empuje. Destacar lo bien que se manejó el novillero a la verónica en sus dos toros, ganado terreno.

Pablo Aguado no tuvo suerte con sus novillos. Su primero se defendía y en su segundo tampoco pudo rematar. A este último de la tarde lo recibió en los medios de rodillas, con cinco faroles encadenados, a toro galopando y cambiándole los viajes, que fueron lo más emocionante de la tarde.

También hay que decir que el irregular viento de Levante molestó la lidia toda la tarde. Este viento que hace cambiar los estados de ánimo bien pudo influir en la evolución de la novillada ¡Vaya usted a saber!

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2015

Cuatro orejas en el Corpus

Otro ejemplo de los malos momentos por los que pasa la Fiesta es que en la festividad del Corpus en Sevilla se programe una novillada en vez de la tradicional corrida de toros. A pesar de ello, y de las altas temperaturas que había hecho a muchos sevillanos huir a las playas, la plaza presentaba una buena entrada, algo más de media, de un público animoso y con ganas de divertirse.

La novillada fue muy entretenida y, a ratos, emocionante. Tres novilleros con ganas de ser toreros y que no se querían ganar la partida, sí se las ganaron a los novillos de Villamarta, estando por encima de ellos. Muy variada de juego y comportamiento, tuvimos alguno mansito, parados, enterados, pero, en general, fueron nobles y se dejaron torear.

La primera faena de Filiberto no tomó altura pero mató de una buena estocada. Su segundo fue un novillo noble y Filiberto argumentó una faena de mucho poder, muy asentada la planta y, sobre todo, muy templada. Aunque mató de una estocada muy trasera le concedimos una oreja.

El limeño Roca Rey, al que lleva José Antonio Campuzano, se ha convertido en la revelación de la temporada, después de sus triunfos, sobre todo en Madrid. Y vino a Sevilla como tienen que venir los novilleros a jugársela. Se hizo presente siempre, entrando en variados quites. Su primero era manso y deslucido y todo lo puso el novillero a fuerza de exponerle, y de poderle. Sorprendentemente sonó la música a la primera tanda, y le ayudó a que se mantuviera durante toda la faena, que sin ser ni mucho menos redonda, al matar de buena estocada, se llevó su primera oreja. Su segundo era más noble y él salió a por todas. Primera serie de rodillas y faena, otra vez con música desde el principio, dominada por la quietud, el mando y el valor. Al entrar a matar se llevó un pitonazo en el escroto que lo dejó mermado y dolorido, pero entró a matar otra vez con arrestos y cortó su segunda oreja, pasando después de pasearla a la enfermería, que abandonó al final de la corrida para salir a hombros por la puerta principal. Eso sí, con dos porteadores, no estaba la cosa para castigar la zona herida, que ya hay que tener ganas de salir a hombros. Hasta en eso demostró que quiere llegar. Aquí hay torero de futuro si él quiere.

Pablo Aguado también demostró que quiere ser alguien en esto. Su primero tenía muy poca fuerza y era deslucido. Le sacó hasta el último pase, pero la faena no podía tomar más altura. Se vio con el sexto en los chiqueros, con sus compañeros habiendo cortado orejas y él por demostrarlo. Se fue a la boca de riego a recibirlo con tres faroles pero cuando se quiso poner de pie le echó mano, con una feísima voltereta de la que milagrosamente salió ileso y con ganas de volver a ponerse de rodillas a darle otro farol. El novillo, que pasaría por toro en cualquier plaza de tercera, desarrolló peligro, pero Aguado no quería irse de vacío, y alguna vez atropellando la razón, le hizo una faena voluntariosa, emocionante y, sobre todo, muy valerosa, saliendo otra vez cogido de mala manera, lo que no le importó para rematarla y cortar también su merecida oreja. Paso delante de este sevillano ante su público.

Como decía, tarde muy entretenida. Que la peor sea como esta.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2015

Una frustración

Puedo imaginar la frustración que a esta hora tendrán los novilleros que hoy actuaron en Sevilla. Vendrían con todas la ilusiones del mundo a torear en Sevilla y se han ido de vacío y pudiendo demostrar muy poco. Porque muy poco es lo que hemos visto en esta primera novilladas del abono. Un par de tandas de León en su primero, algún detalle aislado de Muñoz y la buena disposición y gusto de Aguado, y mal los tres con los aceros. Muy cortita de todo la novillada de D. Luis Algarra, del que sólo se ha salvado el noble primero en la muleta.

Pablo Aguado nos ha gustado más que cuando lo vimos sin caballos el verano pasado. Está más pausado e intentando hacer las cosas con gusto y torería. Lástima el mitin con las espadas que incluso le pudo costar un disgusto el que cerraba plaza.

No hemos sido nunca de exigir demasiado a los que están empezando, de forma que sólo les deseamos mejor suerte en la próxima.

@isanchezmejias

 

Categorías
Abono Sevilla 2014

Pablo Aguado destaca entre tanto aviso

Una novillada sin caballos, de promoción que llaman ahora, siempre fue un festejo ágil y variado. No hace muchos años, cuando era de seis aspirantes veíamos festejos más divertidos por la variedad de los mismos. Anoche, soportando el calor típico de estas fechas, tuvimos también que soportar un festejo largo y, por momentos, engorroso y embarullado. Hasta siete avisos escuchamos en los cinco primeros novillos, salvándose el sexto al caer cuando ya le habían dado al presidente el recado para avisar. Entiendo que los novilleros quieran exprimir hasta el último pase su oportunidad, pero no estamos en un tentadero, y las faenas tienen su medida. Si alargas las mismas y encima matas mal, el resultado es el indicado, que una sin caballos dure lo mismo que con ellos y salgamos de la plaza bien pasadas las doce de la madrugada.

Pablo Aguado es de una familia conocida en Sevilla y llevó a la plaza a un buen nutrido grupo de partidarios, que lo animaron como si fuera un deportista. Pero Aguado es torero y de los buenos. Centrado en sus dos oponentes, variado y valeroso, redondeó en su segundo una gran faena, toreando profundo y largo. Como esta vez no falló a espadas, paseó dos orejas que le abren las puertas del día 31. Este novillero ha encandilado al mundillo taurino sevillano y tiene cualidades para llegar.

Cristián Pérez no parece que tenga estas cualidades y Alejandro Gardel, algo más entonado, tampoco aportó mucho. La novillada de Manuel y Antonio Tornay, muy justita de presentación y fuerza, de juego variado, varios de ellos bruscos, no ayudó mucho.

Al finalizar el festejo tuvimos ocasión, como otros muchos, de presentar nuestros respetos al diestro David Mora, que presenció la actuación de su sobrino Gardel desde el tendido 2, y también de felicitar a D. Eduardo Miura por el comportamiento de «Olivito» en las calles y en la plaza de Pamplona.

@isanchezmejias