Categorías
Abono Sevilla 2021

El Plan B era este

Cuando la empresa de Sevilla anunció el abonos del 2021, con la exigencia de un aforo en la plaza del 50%, sin que la normativa en vigor lo permitiera, escribimos un artículo que titulamos «Algo se nos escapa«, (y que les dejo enlazado por si no lo leyeron entonces) porque no entendíamos que se ofertara un abono en contra de la norma sanitaria.

Después ya saben ustedes todo lo que pasó. La empresa puso en marcha toda su maquinaria como si nada, campaña de publicidad, venta de entradas, instrucciones sanitarias, pruebas de COVID gratuitas, etc. Los políticos de perfil, como casi siempre, y gran parte de los estamentos taurinos presionando a los políticos para «interpretar» la norma en el sentido que pretendía la empresa.

Todos pensábamos que la empresa tendría un Plan B, porque nadie esperaba que los políticos se iban a dejar ganar un pulso público y menos con los toros. Y ahora vemos que el Plan B de la Empresa estaba perfectamente estudiado. Ha calcado el 100% de los carteles de la Feria de Abril y de San Miguel en septiembre. Esto o es casualidad. En consecuencia, al ser los mismo carteles pero en distinta fecha, da al abonado la posibilidad de recuperar su dinero, pero perdiendo su condición de abonado, igualmente se permite la devolución de las entradas. Como sólo se ha vendido el 50% del aforo y se espera lleno tras lleno para los carteles «rematados», que son la mayoría, muy pocos abonados, por no decir casi ninguno o ninguno, va a querer perder sus derechos y pocos tenedores de entradas sueltas las van a devolver. Así pues, la empresa gestionará desde marzo los dineros de unos festejos que dará en septiembre. Este era el Plan B

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2021

Demasiadas pruebas para tan poco tiempo

Como ustedes conocen, este domingo 18, con el permiso de la Autoridad, que todavía no existe, debería empezar este atípico abono de la temporada 2021 de Sevilla. De hecho, hoy mismo se han puesto a la venta en taquilla las entradas sueltas que han sobrado de abonos y ventas por internet.

La empresa Pagés ha hecho público un comunicado en el día de hoy, que tiene ustedes de cabecera, en el que indica que para entrar a la plaza de toros será necesario acreditar vacunación Covid-19, o prueba PCR o test de antígenos con un máximo de 72 horas antes del festejo, y que si cualquier espectador no cuenta con ello, correrá a cargo de la empresa la prueba. Al margen de los problemas de identificación de las personas y de autentificación de los correspondientes certificados en las puertas, cosa que sería el menor de los problemas, hay otra intendencia complicada.

Vayamos a los números. Dado que el ritmo de las vacunas va como el caballo del malo, no las vamos a considerar porque serían residuales. Tampoco vamos a considerar las PCR,s específicas porque no sería lógico gastarse el dinero en una si la empresa te hace otra prueba gratis.  Como la empresa sólo ha puesto a la venta el 50% del aforo, vamos a compensar los llenos con las entradas menores, y digamos para redondear y para entendernos, que van una media de 5.000 personas por festejo. Esto significa que para el domingo 18 de abril tendrían que hacer 5.000 pruebas de antígenos en tres días (las 72 horas previas al festejo). Pero es que para la segunda corrida del 22 de abril, éstas no servirían, y habría que volver a hacer otras 5.000 pruebas. Y como las corridas serían ya consecutivas hasta el 2 de mayo, cada tres días tendríamos que volver a hacernos otra. En total como otras tres pruebas. Cinco por persona. En total 25.000 pruebas de antígenos en quince días. Espero que la empresa tenga organizada toda la infraestructura que esto requiere.

Yo, qué quieren que les diga. sigo siendo pesimista, y no por la empresa que está dando los pasos necesarios para que se den toros, sino por la situación sanitaria, que lejos de mejorar empeora, y no creo que se tome una decisión política de dar toros al 50%, cuando la Junta de Andalucía, ha dicho por activa y por pasiva, que la distancia tiene que ser de metro y medio. Lo siento.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2021

Algo se nos escapa

Ayer fueron presentados los carteles del abono de Sevilla 2021, los carteles de la pandemia, y esta acaparó toda la atención. La empresa de Sevilla los anuncia la condición indispensable de que el aforo permitido en la plaza sea del 50%, y así ha programado la renovación de los abonos, pero estas condiciones ni se dan en la actualidad, ni parece siquiera posible que se puedan dar a corto plazo.


Las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía exigen una distancia de separación entre espectadores de metro y medio, como ya fuimos el año pasado a la magníficamente organizada corrida en Córdoba, y eso en Sevilla sería como ocupar fila sí fila no y dejar tres sitios libres a cada lado. En total como el 12,5% del aforo, unos 1.300 asistentes, muy lejos de las pretensiones de la empresa. Y aunque esto de la pandemia cambia nuestras esperanzas por días, no parece posible que la situación mejore de tal forma para que, en poco más de un mes que falta para el primer festejo, relajen las medidas de ese modo.


Por eso decía que algo se nos escapa, porque si en Morón programan una corrida con las condiciones actuales del metro y medio de distancia, no entiendo como una semana después Sevilla programe otra corrida con el 50% del aforo. Como no parece posible dar los festejos de Sevilla en estas condiciones, algo tiene que saber la empresa de Sevilla para presentar un abono y exigir unos dineros para unos festejos que, de momento, no se pueden celebrar. Quizás la presencia del delegado del gobierno de la Junta, D. Ricardo Sánchez, descubriendo los carteles junto al Sr. Valencia, nos de una pista de lo que se nos escapa.


Ahora viene el drama de los abonados que han recibido una carta indicándoles que o pagan a partir del próximo lunes 15 de marzo y hasta el 25, o pierden los abonos, y que, si tienen dos sólo pueden sacar uno (quedando el otro reservado para cuando la cosa se normalice y volvamos al 100%), y que se procurará buscarle otra entrada cercana de las que estén disponibles si lo desean. Pero la decisión ahora está en pagar el lunes aun a sabiendas de que existe una altísima probabilidad de que no se den estos festejos en esas fechas, o perder el abono. Hay que decidirse. Porque después veremos cuándo pueden devolver el dinero, ya que según creo que está actualmente la normativa, hasta que no se programen en fecha distinta y el espectador lo solicite o no se suspenda definitivamente el mismo, no hay obligación de devolver los dineros. Un lio.

De los toros y toreros hablaremos otro día ¡Cómo está la cosa!


@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2021

El Cuadro de la Pandemia

Como saben ustedes la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, encarga cada año a un artista que pinte un cuadro taurino para que sea el futuro cartel de toros de la temporada. El requisito es que ponga “Toros en Sevilla” y el año. Con los cuadros de cada año están formando una magnífica colección de pintura contemporánea de temática taurina, que se puede admirar en el Salón de Carteles de La Maestranza, cuya visita recomiendo.


Otra cosa distinta es el cuadro de cada año, que da para que se critique o alabe, según los gustos de cada uno. Como los aficionados solemos ser de gustos tradicionales, pues la previsible división de opiniones, suele ser de unos en su padre y otros en su madre. El personal les ha ido poniendo nombres a los cuadros raros, como “El pinchito de toro”, “El toro del fotochó”, “El pastiche de Antequera”, “La mosca”, “La chuleta de toro”, etc. Hay otros que gustaron más como los de los homenajes a Gallito y a Belmonte.

Suplemento cultural de ABC


Cada año esperábamos la presentación del cuadro para, además de quedarnos sorprendidos, escuchar las explicaciones del artista para ver si nos enterábamos de algo, que normalmente era que no. Pero este año, por primera vez, hemos conocido de su existencia antes de su presentación. Un artículo de Laura Revuelta en “El Cultural” de ABC del sábado 27 de febrero nos lo descubría. Es obra del pintor neoyorquino Julian Schnabel, y, como muchos de los cuadros anteriores es indescriptible.


Yo de pintura sé igual de poco que de toros, de forma que se pueden figurar lo que vale mi opinión, pero yo ahí no veo ningún toro. El pintor dice que ha visto a Paula y a Curro, y entonces ¿Cómo ha podido pintar eso? Aunque dice el artista dice que tiene “un aire goyesco”, yo sólo veo una especie de cabra o un caballo, y una especie de angelito (varón por más señas) con los brazos abiertos. Así en foto no lo entiendo, pero seguro que cuando lo vea en el Salón de Carteles junto al resto de la colección me va a gustar.


Lo que me ha extrañado es que se conozca antes de su presentación. Los maestrantes son muy cuidadosos con todos los detalles de las relaciones externas, y siempre el acto de presentación del cuadro del año era un acontecimiento esperado por los aficionados. Ignoro las condiciones del contrato, igual eso que vemos es un boceto, o igual si ha habido algún incumplimiento podría haber marcha atrás. Esperemos acontecimientos.

@isanchezmejias