Categorías
Abono Sevilla 2018

Unos naturales de Pepe Moral

La tarde fría y ventosa en Sevilla no se presentaba muy taurina, y, desgraciadamente, ha venido el primer percance de consideración. El tercero de Las Ramblas, astifino, era manso de salida. Román se hizo tragarse varios muletazos a los embestía bobalicón y sin emplearse, hasta que pudo echarle mano. Con la cornada nos quedamos sin poder ver a Román que se presentaba en Sevilla.

La corrida de Las Ramblas, bien presentada, ha tenido poco celo y poco recorrido, sin que hayamos podido ver faenas redondas. Curro Díaz ha demostrado el toreo de clase que tiene, se le ha visto queriendo, y en sus dos toros ha dado muletazos de categoría, aunque sin redondear faena. En el primero dio una vuelta al ruedo y a su segundo, en el que había subido de tono la faena lo mató de un bajonazo. Parece que los triunfalistas van ganado terrero porque la petición fue como si hubiera hecho la suerte suprema como es debido. Menos mal que nuestra presidenta, Doña Anabel Moreno, tiene ojos en la cara y criterio, pero tuvo que soportar injustas protestas por negársela.

Pepe Moral ha hecho lo más meritorio de la tarde, unos naturales a su segundo, profundos y largos. La faena, por el poco celo del toro no fue ni redonda ni emocionante, pero hubo muletazos largos de calidad. Oreja. El que mató por Román desarrolló cierto sentido y poco pudo hacer para redondear al triunfo.

Categorías
General

Buena corrida en Cortegana

Cortegana tiene una plaza de toros con unas magníficas vistas a su Castillo, además, tiene buenos amigos, por lo que venir a echar un día en la Sierra, dar un largo paseo por el campo, repasar como van las parideras de cochinos y comer con ellos, es un placer. En nuestro caso agradecer a Lucía y a Miguel su hospitalidad. Si después la corrida por la tarde es buena, el día es redondo.

La corrida de Hnos. Domínguez Camacho, aunque variada de presentación y juego, podemos decir que estuvo bien presentada para esta plaza. Mientras más chico es el ruedo, más grande es el toro, y en este caso, eso nos pareció. Los toros salieron con alegría y, en general, se emplearon bien en el único puyazo, algunos empujando en bravo. Un par de picadores fueron aplaudidos por su labor, lo cual dice mucho en su favor con este ambiente en el que les pitan nada más montar el palo. Después, un par de toros fueron bravos en la muleta, destacando el magnífico tercero y el encastado sexto.

Curro Díaz es un torero muy querido en esta localidad, donde reinauguró su plaza y ha toreado en varias ocasiones. Quiso reaparecer aquí después de su lesión de espalda, y echó por delante al más cornalón del encierro, Faena voluntariosa que remató con medio bajonazo, cortando una oreja. Su segundo manseó en exceso poniendo en dificultades a los subalternos. Faena voluntariosa pero poco pudo sacar. López Simón, la figura del cartel, no lo demostró. Su primero fue bronco y con peligro, y enseguida se desentendió de él. Su segundo fue noble y soso y el torero ya estuvo más a gusto en sus cercanías, pero tenía poca fuerza, hasta el punto de echarse en las postrimerías de la faena. Estocada y oreja.

Miguel Ángel Silva, que entró por la vía de la sustitución, fue el triunfador de la tarde. Cierto que se llevó el mejor lote, pero también fue el que puso más ganas de agradar. Su primero salió muy escobillado del derecho, realizó una buena pelea en varas con un magnifico puyazo, y fue bravo y repetidor en la muleta, donde Silva estuvo muy firme y asentado. Pero a la hora de matar nos invadió la ola de indultitis con la que algunos quieren hacer ver a los animalistas lo buenos y magnánimos que somos, como si nos fueran a hacer caso. Hasta cuatro veces se perfiló el torero a matar entre división de opiniones, antes de que la sensatez ganara y cobrara una magnífica estocada. Dos merecidas orejas y vuelta al ruedo al toro, como debe ser. Su segundo, bizco y defectuoso de pitones, también fue un buen toro, encastado en la muleta, y mucho más exigente que su anterior, demostró las carencias del joven torero, que estuvo voluntarioso, pero no le sacó al toro todo lo que tenía. Mató de otra magnifica estocada y le volvieron a dar las dos orejas, saliendo a hombros.

Categorías
Abono Sevilla 2013

Musho Toro

Ser ganadero de bravo es de las cosas más difíciles del mundo del toro. Con las excepciones, que las hay, y a la búsqueda del toro que pudiera satisfacer las expectativas de las figuras, se le fue quitando casta y añadiendo nobleza para adaptarlo a la faena moderna, de mando, artística y con duración. En el camino han tenido que ir solucionando problemas como el de las caídas de los toros, aparentemente resuelto en la década anterior. El principal problema actual es el de la movilidad. Si en algo destaca el ganado de Fuente Ymbro ha sido en eso, la movilidad y la exigencia, por ello ha sido etiquetada de “torista” y huyen de ella las figuras. No hay más que ver el cartel de ayer, con todos mis  respetos a los profesionales que se jugaron la vida, para darse cuenta de ello.

La corrida de ayer no defraudó las expectativas, tuvo movilidad en muchos de sus toros y también fue exigente, con un juego variado en los astados. Bien presentada, sin excesos ni de kilos ni de defensas. El primer toro podría ser el paradigma de lo que se debe exigir. Estaba bien armado sin ser descarado y sobre todo era serio y rematado, sin estar gordo, todo lo contrario, se le notaban las costillas y la musculatura. Un toro perfecto.

Como comentaba el juego fue variado, destacando el primer toro de López Simón que tenía un cortijo en cada pitón. Sin sobresalir en los caballos llegó a la muleta repitiendo incansable y obedeciendo a todo. Ya en la segunda tanda le ofrecieron un circular de 360 grados que el toro se tragó entero. Pero Simón parecía más preocupado de la “puesta en escena” que de torear de verdad y se dejó ir un toro que podría haber cambiado su carrera. Su segundo también fue de mucha transmisión, aunque con peligro evidente, era el momento de jugársela y triunfar de verdad si hubiera habido un torero más experimentado y con otras aptitudes. Este toro acabó por encima del torero.

Curro Díaz quizás ha tenido el peor lote. Su primera faena transcurrió en un ¡Ay!, y su segundo rebrincado y protestón fue el de menos fuerza del encierro. Mora no pisó terrenos comprometidos ni su toreo tuvo profundidad.

Salimos de la plaza deprisa para ver el otro espectáculo de masas, cuando esto escribo veo que ya está en la arena el glorioso, así ¡Que Dios reparte suerte!

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2011

Desigual encierro de El Pilar

El Juli y Manzanares venían de cortar siete orejas el día anterior en Barcelona en una tarde extraordinaria y muy emotiva por lo que significaba. Eran además los triunfadores de la Feria de Abril con salidas por la Puerta del Príncipe. Pues cuando se rompió el paseo no se escuchó ni una palma. Antaño estos matadores habrían sido obligados a saludar. Pedro es probable que del público asistente pocos supieran lo que pasó el día anterior en Barcelona, eso sí, todos sabían dónde estaba la Duquesa de Alba con su novio en la barrera del cuatro.

La corrida de El Pilar y Moisés Fraile ha sido muy desigual de peso, de tipo y de edades. Algunos cinqueños largos y otros cuatreños cortos. El segundo tenía un año menos que el anterior y el cuarto año y medio menos que el tercero. Los ha habido nobles, como el primero, violentos y mansos como el cuarto.

Curro Díaz se llevó el mejor toro de la tarde y le hizo una faena artística y emotiva; de las que gustan en Sevilla. Después de la estocada, dejo que el toro muriera lentamente en vez de abreviar con el verduguillo. La segunda oreja parecía excesivo premio y estuvo bien el presidente en aguantar tipo. El Juli le compuso una faena de mucho poder y mando a su primero que era un toro algo violento. Faena de las suyas, pero al entrar a matar se mostró extrañamente precipitado y en su segundo también pareció algo acelerado ante un toro que embestía rebrincado. Manzanares poco pudo hacer con su primero que se dejó todo en los caballos a los que acabó derribando en las dos ocasiones y peleando bien. Al sexto, después de noquearse contra un burladero, se lo llevaron unos efectivos cabestros con unos descomunales cencerros. El sobrero Salvador Domecq fue incierto, sufriendo Manzanares coladas cada tres pases.

Mención aparte merece la cuadrilla de Manzanares hasta donde el tercero es magnífico. Guardando al picador que hace puerta ha tenido que sacar a los toros y no con el típico mantazo de tercero hacía dentro que acaba, inevitablemente con el toro en el caballo, sino toreando y evitando el encuentro. La brega de los peones es perfecta y los pares de Juan José Trujillo al sexto han sido antológicos, cuadrando en el segundo en toda la cara, en una décima de segundo que parecían parados toro y torero. Enorme par, sonó la música que, por cierto hoy eligió bien el repertorio.

Categorías
Abono Sevilla 2011

Con mis amigos

Los toros son el espectáculo donde más participa el público en su desarrollo. No sólo en la concesión de trofeos, sino en la devolución del ganado y, muchas veces, en el devenir de las faenas, aprobando o criticando su desarrollo. A los toros hay que ir acompañado, las corridas tienen que ser comentadas, aunque sea bajito para no molestar a los demás. Cuando he tenido que ir sólo a alguna plaza, enseguida he intentado pegar la hebra con el vecino, si la plaza era la de Madrid esto no era necesario porque allí no paran de hablar. Con mis amigos del tendido dos llevo muchos años viendo toros y ya nos conocemos como para saber nuestras debilidades. Me gusta estar rodeado de buena gente porque nunca se nos hace una corrida aburrida, aunque sea como la de ayer, siempre tenemos algo de lo que hablar.

La corrida de Manolo González ha sido un tostón. Además, no se ha lidiado completa, y creo que es le primera de la feria en la que no se anuncian los seis toros. Algún toro, como el primero, por debajo del límite de lo que debe ser Sevilla, y otros fuera de tipo. En general ha sido mansa y descastada, parada y embistiendo con las caras altas.

Después de las dos orejas del año pasado en Madrid, Juan Mora parece un torero recuperado. Se le ve andarles a los toros con seguridad, y la estampa de toreo clásico sorprende por su novedad. Así estamos, que el toreo clásico es novedad. Quizás su primero más lejos de las tablas le hubiera ayudado, pero su segundo más que embestir topaba, como varios de sus hermanos. A Curro Díaz le correspondió un primero muy parado y cuando en el segundo (de Salvador Domecq) parecía que le había enjaretado una serie, al terminar ésta el toro lo cazó y le pegó una cornada por debajo de la rodilla. Una lástima porque llevábamos una feria inmaculada, sin ni siquiera una voltereta, que yo recuerde.

El Fandi ha estado como se esperaba. Con el respeto que me merece que lleve varios años siendo el líder del escalafón en número de festejos, este torero no parece progresar. Y me refiero a mejorar, aunque sea a torear con temple. Eso sí, cuando arranca la moto en banderillas no hay quien lo pare. Un vecino decía que no tenía dos piernas, que tenía unos alicates.

Categorías
Abono Sevilla 2010

Una Orquesta Desafinada

No me refiero a la magnifica banda de música de la Maestranza, que suena a gloria bendita incluso cuando toca a destiempo, me refiero a los toros: “Tamborilero”, “Guitarro”, “Bandurrio”, “Pianista”…, son algunos de los nombres de los toros de ayer. Señal de que venían de la misma sangre, y todos han tenido un comportamiento parecido. Mansearon en los primeros tercios, muy en Núñez, y se han dejado, en general, en la muleta, con embestidas nobles, pero muy sositas. Que conste que la corrida ha estado muy bien presentada, con toros muy bonitos y muy en el tipo de embestir, pero no pudo ser.

Hablando de los toreros, ni Curro Díaz ni Matías Tejela han justificado su inclusión en el abono. Vale que el primero de Díaz era muy parado y su segundo soso, pero ahogó mucho al toro. Eso sí, mato superior. Tejela ha hecho muy poco con su lote. Del quinto decía un vecino que era el toro del “Milka”, un berrendo en colorao clarito muy vistoso. Creemos que a Sevilla hay que venir con otra disposición, y en el caso de estos toreros, a comerse el toro si hace falta y si no puede ser que, al menos, lo parezca. No pueden dejar esa impresión de conformismo que, al final, es lo que recordamos.

Sólo Rubén Pinar ha pisado el acelerador. Estuvo muy centrado con su primero, un toro encastado y de embestida emocionante, al que no ha dudado ni una vez. Ha toreado con verdad. Lástima la espada. El sexto ha sido el peor del encierro, siempre topando con la cabeza alta. Otro vecino decía que cabeceaba más que un tractor. Como urbanita, ignoro el significado de esto, pero el hombre sí parecía hablar con propiedad, porque en otro pasaje de la lidia sentenció que un toro era un melón por “tajá”. En este último toro, Agustín Moreno ha picado muy bien.

Como la corrida ha sido aburrida nos hemos entretenido escuchando los comentarios del variopinto y “alegre” público que viene, venimos, de la Feria. Lo mejor ha estado en intentar explicar algo de lo estaban viendo a dos “guiris”, que debía de ser la primera vez que veían una corrida de toros. Uno decía, y traduzco literalmente de mi magnífico inglés, “no tengo ninguna explicación lógica de por qué le pinchan esos palos de colores”. Lo dicho, un aburrimiento.

Categorías
Abono Sevilla 2009

Una oreja de maceta

Dicen los taurinos que hay orejas que le dan al matador para comprarse dos cortijos y comentaban mis vecinos que esta que cortó ayer Curro Díaz no creen que le de para comprarse más allá de una maceta. A mi la faena tampoco me acabó de convencer, codillera, demasiado pico y poco mando, eso sí muy pinturera. Al final vino el volteretón con una fea caída sobre el cuello, un sartenazo en los costillares y una estocada. Premio excesivo el de una oreja, que sabe a trofeo en tiempos de crisis.

También comentaban por el tendido que este torero necesitaba un pase por la peluquería. No es de recibo presentarse así en Sevilla, con esa melena antitaurina. Yo no entiendo a esos matadores que se quieren diferenciar de los demás por la estética en vez de por su toreo.

 Esta corrida del sábado antes de la semana de preferia, que es un día para meter una corrida con calzador, en la teníamos pocas esperanzas, ha resultado finalmente interesante. Aunque han manseado, sobre todo primero y quinto, los toros de Pereda y la Dehesilla, han mantenido el interés, con dos toros, segundo y tercero, que quizás hubieran merecido mejor resultado.

 Abellán y Cesar Girón han estado muy dispuestos. Abellán pudo tocar pelo en su primero, pero le falta de ligazón de la faena y, además, los chillidos de su subalterno Jaro, jaleando todo lo que hacía el maestro, le quitaron importancia. Por cierto, este torero debería saber que un quite mediocre, como el que hizo Cesar Girón a su primer toro, no merece un quite de réplica.

 Girón estuvo firme con el tercero, toro algo incierto, y le dio pases largos, ayudado por lo retrasada que pone la pierna de salida. Lo vi muy dispuesto y toreando sin aspavientos, pero no pudo rematar.