Categorías
Abono Sevilla 2010

Una Orquesta Desafinada

No me refiero a la magnifica banda de música de la Maestranza, que suena a gloria bendita incluso cuando toca a destiempo, me refiero a los toros: “Tamborilero”, “Guitarro”, “Bandurrio”, “Pianista”…, son algunos de los nombres de los toros de ayer. Señal de que venían de la misma sangre, y todos han tenido un comportamiento parecido. Mansearon en los primeros tercios, muy en Núñez, y se han dejado, en general, en la muleta, con embestidas nobles, pero muy sositas. Que conste que la corrida ha estado muy bien presentada, con toros muy bonitos y muy en el tipo de embestir, pero no pudo ser.

Hablando de los toreros, ni Curro Díaz ni Matías Tejela han justificado su inclusión en el abono. Vale que el primero de Díaz era muy parado y su segundo soso, pero ahogó mucho al toro. Eso sí, mato superior. Tejela ha hecho muy poco con su lote. Del quinto decía un vecino que era el toro del “Milka”, un berrendo en colorao clarito muy vistoso. Creemos que a Sevilla hay que venir con otra disposición, y en el caso de estos toreros, a comerse el toro si hace falta y si no puede ser que, al menos, lo parezca. No pueden dejar esa impresión de conformismo que, al final, es lo que recordamos.

Sólo Rubén Pinar ha pisado el acelerador. Estuvo muy centrado con su primero, un toro encastado y de embestida emocionante, al que no ha dudado ni una vez. Ha toreado con verdad. Lástima la espada. El sexto ha sido el peor del encierro, siempre topando con la cabeza alta. Otro vecino decía que cabeceaba más que un tractor. Como urbanita, ignoro el significado de esto, pero el hombre sí parecía hablar con propiedad, porque en otro pasaje de la lidia sentenció que un toro era un melón por “tajá”. En este último toro, Agustín Moreno ha picado muy bien.

Como la corrida ha sido aburrida nos hemos entretenido escuchando los comentarios del variopinto y “alegre” público que viene, venimos, de la Feria. Lo mejor ha estado en intentar explicar algo de lo estaban viendo a dos “guiris”, que debía de ser la primera vez que veían una corrida de toros. Uno decía, y traduzco literalmente de mi magnífico inglés, “no tengo ninguna explicación lógica de por qué le pinchan esos palos de colores”. Lo dicho, un aburrimiento.

Compartir

4 respuestas a «Una Orquesta Desafinada»

Con mis saludos y las gracias maestro Ignacio.
Curro Díaz; Decencia en su toreo. Sin ninguna teatralidad. Frío de cuello; buen interprete del toreo. Posiblemente la mejor estocada de la feria.Ya es bastante en un torero que se le notaron sus ansias de triunfo en exceso,,, Téjela; que mal y que poco dispuesto en la tarde de hoy. Pinar: En nuevo me ha recordado a su maestro El Juli. Todo llegara Rubén.

GREGORIO, ¿tú eres el «Inclusero»?…Llevas razón con lo que argumentas de Curro, es el pincel de Linares, y hoy ha estado con un temple, y un gusto, que solo toreros de su corte pueden hacernos sentir esa sensación añeja que está en desuso…Y de este ya no quedan…Los toreros, siempre destilaron los aromas de la tierra que les vió nacer. ¿estas de acuerdo, torero? si le llega a durar, le enjareta la mundial…A este hay que tenerlo como el oro..en paño, no se debe enajenar.

Curro Díaz que venía de sangre de toro y oros es un torero vertical, que solo lo mueve el viento como un junco a barlovento, de toreo fundamental en su exquisito segmento…
Su tizona no blandea, y ante doctas asambleas, no rehuye la pelea, es firme sin estridencias, profundo y serio a carta cabal, como la mina en su esencia…
Su toreo no se atraganta, por que es de oliva su aceite, y el buqué es su deleite…
Y sienta jurisprudencia, sus lances…Exquisiteces!…

Soy admirador de Curro Díaz y de su torería, pero creo que ayer no estuvo bien. De acuerdo con lo de las estocadas.
Y Tejela, si no le pone más empeño va a terminar toreando alimañas en el circuito torista de los pueblos de Madrid.
Rubén Pinar tiene que afinarse, pero tiene valor y técnica. Lástima que dejó ayer pasar una oportunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.