Categorías
General

Córdoba: Morante ha toreado

Hemos tenido que esperar hasta el 12 de octubre para ver el primer festejo, y parece que será el único, en una plaza de primera. Vaya por delante nuestra felicitación a la empresa “Lances del futuro” por haber arriesgado donde nadie lo ha hecho. Y la felicitamos también por la magnífica organización. Desde la entrada, con toma de temperatura y gel obligatorio, todos los asientos separados según las distancias de seguridad, y gran cantidad de acomodadores, personal de seguridad y policía, que llamaban la atención de cualquiera que se quisiera sentar donde no debía, o se bajara la mascarilla. Además, por megafonía en cada toro nos recordaban las normas. Perfecto.

Morante de la Puebla, ha estado por encima de sus tres toros, muy valiente y decidido toda la tarde, y toreando como sólo él puede hacerlo. Su primero no quiso embestir desde el primer lance, se paró y escarbó con el capote, y en la muleta dejó 200 y 300 cabezazos. A pesar de estas condiciones Morante estuvo queriendo agradar, y muy por encima del toro. Su segundo fue incierto y peligroso, un cinqueño con unas embestidas muy irregulares. Morante estuvo muy valiente con él y le compuso una faena de mucho mérito.

Pero lo mejor vino en el quinto, el único toro potable de una descastada corrida de Jandilla. Una faena torerísima, llena de detalles artísticos. Faena ligada y exponiendo, con el público y el torero entregados. Las manoletinas de remate, homenaje a “Manolete” en su córdoba natal, resultaron antológicas. Toda la faena tuvo el empaque y la reunión de toreo grande. Lástima que nos pinchazos se llevaran las orejas, pero no se podrán llevar nuestros recuerdos.

Mención aparte merece el toreo de capa. Morante de la Puebla y Juan Ortega son, probablemente, los dos mejores matadores que interpretan el toreo a la verónica en la actualidad. Las hemos visto, y muy buenas. Quizás sueltas, sin rematar una serie completa, pero de esas que te levantan del asiento. También hemos visto chicuelinas, con esa gracia que las hace Morante, varios quites y alguna réplica.

Juan Ortega no ha tenido su tarde. Su primero era muy sosito en la muleta, con la cara alta. Faena sin rematar, eso sí, con varios naturales de categoría. La espada se le fue a los bajos. El 4º lo brindó al público y suponemos que algo le vería, pero se dobló con él al inicio de faena y ya se le puso imposible. Ni un pase. El último manseó ya de salida y se pasó toda la faena de muleta queriéndose rajar. El torero tampoco le encontró solución. Mala en conjunto la corrida de Jandilla.

Nos quedamos con los argumentos de Morante de la Puebla. Sus ganas, su disposición, su valor, su torería, y las condiciones únicas que atesora. En resumen, Morante ha toreado.

@isanchezmejias

Categorías
General

Presentación del libro Maestranza 2019

Ayer se presentó en la sede de la Fundación Caja Rural del Sur el libro Maestranza 2019, con la acostumbrada magnífica información de los festejos celebrados en la plaza de toros de Sevilla, incluyendo también referencias de festejos de Jerez, Córdoba, Huelva, El Puerto de Santa María y Málaga.

El libro es una obra coral, como se dice ahora, que coordinada por el crítico taurino Carlos Crivell, incluye información de cada festejo y un artículo del mismo. Además, incluye un balance general de la temporada con una detallada información y estadísticas de los festejos. Entre los periodistas, informadores y aficionados seleccionados, hay crónicas de: Antonio Lorca, José Luis López, Carlos Crivell, Lorena Muñoz, Álvaro Pastor, Manuel Viera, Álvaro Rodríguez del Moral, Emilio Trigo, Luis Carlos Peris, Manuel Sotelino, Francisco Organbides, Juan Manuel Pérez, Pablo López, Sandra Carbonero, Santiago Sánchez-Tráver, Antonio de los Reyes, Salvador Giménez, Daniel Herrera, Javier García y servidor, del que han seleccionado dos artículos: el del triunfo de Pablo Aguado el día 10 de mayo “Pablo Aguado rompe Sevilla” y el de la corrida de Miura: “Miura y sanseacabó”, que les dejo enlazadas. Agradezco a Carlos Crivell la inclusión de estos artículos míos, además de días tan señalados.

También se incluye información gráfica de: Agustín Arjona y Toromedia, Álvaro Pastor, Pepe Morán, Rocío de la Oliva, Eduardo Porcuna, Eva Morales, Andrés Alfonso Quiles y Hugo Cortés.

Foto Manuel Gómez para ABC

Por otra parte, en el acto también se entregaron los XV Trofeos “Pepe Luis Vázquez” de Caja Rural del Sur, que recogieron los agraciados: Pablo Aguado, triunfador de la temporada, Santiago Domecq, mejor ganadería, y la Real Maestranza de Caballería de Sevilla como personalidad más destacada, que recogió su Teniente de Hermano Mayor, Santiago León Domecq. Entregaron los premios el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios, que abrió y cerró el acto, Miguel Briones, representando a la Junta de Andalucía y Juan Carlos Cabrera, representando al Ayuntamiento de Sevilla. Todos ellos, al igual que los premiados dirigieron unas palabras a los asistentes. El acto fue todo lo atípico que ustedes se pueden imaginar, y muy distinto a los anteriores que se habían el lunes después de Feria. Las medidas para intentar paliar los efectos de la pandemia obligan a un aforo muy reducido e impiden las charlas previas y posteriores. Carlos Crivell, en su intervención anunció su intención de publicar un Maestranza 2020, a pesar de la falta de festejos en la plaza de toros de Sevilla. Buena noticia.

@isanchezmejias

Categorías
Artículos

La Feria de Sevilla

Los amigos del Club Taurino de Pamplona me volvieron a pedir que les escribiera algo de Sevilla para su revista anual, que iban a sacar aunque este 2020 no hubiera sanfermines, lo cual tiene mucho mérito. Esto fue lo que me salió

La Feria de Sevilla

Cada plaza de toros tiene su particular forma de presenciar y participar en los festejos, su idiosincrasia, que dirían los que saben. La Maestranza de Sevilla y la Monumental de Pamplona serían dos ejemplos claros de plazas con su particular forma de participar en los festejos.

En el pasado, el abono de Sevilla estaba compuesto por aficionados y profesionales que tenían un criterio bien fundado. Cuando yo era joven, si mirabas a los tendidos de Sevilla, te encontrabas con gran cantidad de profesionales y antiguos profesionales, ganaderos, matadores, subalternos, apoderados, veedores, y mucha gente de campo. Otra característica de la plaza es que la sombra estaba entera abonada y gran parte del sol también. Esto hacia un público regular, entendido y homogéneo. Un conocido crítico taurino, decía que donde más trabajo le costaba escribir era en Sevilla, porque mientras en otras plazas los asistentes leían al día siguiente la crónica de la corrida para enterarse de lo que habían visto, en Sevilla la leían para saber si el periodista se había enterado de lo que había visto. Cuestión de firmeza de criterio.

Desgraciadamente esto ha cambiado, y mucho, en los últimos tiempos. De los más de 8.000 abonados, hemos pasado a menos de 2.000, dicho esto con todas las reservas porque no se publican datos por parte de la empresa. Esto, unido a la pérdida de aficionados con criterio y a la irrupción en la plaza de un público poco entendido y mayoritariamente triunfalista, que va sólo a pasarlo bien, y a que se corten muchas orejas para poder contarlo después, ha hecho que la Maestranza de Sevilla, haya perdido el norte de antaño, y ahora sea una plaza como otra más, sin criterio definido, y absolutamente irregular, en función del público que asista. El haber otorgado tres indultos en las últimas nueve ferias, da idea del actual triunfalismo y de la pérdida de identidad de la plaza.

La empresa organiza los carteles en función del nuevo público que va a la plaza. Ha declarado perdida la batalla de un abonado que no va a volver. Y no va a volver porque antes se necesitaba ser abonado para entrar a la plaza, porque se vendían pocas entradas sueltas y estas eran caras de reventa o de sol. Y ahora puede pedir entradas sueltas para los cinco o seis festejos que le interesan y las tiene. Conclusión, organiza los carteles previendo cinco o seis llenos de no hay billetes, y con eso salva la temporada. Como el público actual quiere ver sólo a las figuras que conoce, y que estas corten muchas orejas, se organiza la Feria para ellos. Sin ellos el público no va. Conclusión, la Feria se organiza para la figura, el cliente actual es la figura, el cliente que cobra, mientras el público se dedica a pagar y a sacar el pañuelo. Y la figura, para que se contrate, quiere su toro e ir arropada por otras figuras, porque sola no llena. Y el público quiere figuras, no toros.

Los carteles de Sevilla de este fallido 2020 son clara muestra de ello. Que en 15 corridas de toros programadas haya cuatro hierros que hacen doblete, es, además de una aberración, una clara muestra de que mandan las figuran, que han exigido sus toros, y como había más figuras que toros, han tenido que repetir a Garcigrande, Victoriano del Rio, Juan Pedro Domecq y Núñez del Cuvillo. No es que ya quieran el mono encaste, es que vamos camino de la mono ganadería. Y después todos muy arropados entre ellos, carteles rematados, como gustan por aquí. Todas las figuras acompañándose las unas a las otras.

Categorías
General

D. Rafael Candau

Desde su sillón de tendido de 2, cerca del presidente, Rafael Candau fue un abonado de referencia. Lo recuerdo ahí de toda la vida. Primero con su señora, y cuando esta murió, con sus hijos. Rafael llegaba pronto a la plaza, como debe ser. Y entreteníamos la espera comentando las incidencias de la tarde anterior o las expectativas de lo que esperábamos para la inminente. Siempre educado y con criterio, era un placer charlar con él.

Durante la faena no solíamos hablar mucho. Sólo cuando el toro moría y nos levantábamos para descansar, comentamos nuestras impresiones de lo que habíamos visto, y solía ser lo mismo. Muchas de las cosas que he escrito durante estos años provenían de él.

Rafael no se callaba cuando algo no le gustaba, y cuando se indignaba era terrible. Sus “broncas” a los presidentes eran épicas. Dichas a viva voz y a medio metro, dejaban a estos sin argumentos porque los suyos eran fundados. Pero los que más le indignaban eran los invitados del palco de “Convite”. Para los no iniciados, la grada de detrás del Tendido 2 de Sevilla es de “Convite”, así reza a su entrada. Ahí tienen representación, o sea, entran gratis total, desde la Junta de Andalucía, al Parlamento Andaluz, el Ayuntamiento, Capitanía General, o la Universidad, por citar algunos ejemplos. Cuando alguno de estos de convite se pasaba de acritud o de volumen en sus críticas, Rafael le espetaba elevando el tono “Usted es un invitado que no paga, de forma que no tiene derecho a protestar, protestamos nosotros que sí pagamos”. Entonces nos gustaba mirar cómo subían los colores de la cara del convidado maleducado, porque el argumento era incontestable.

Cuando me lo encontraba en invierno por Sevilla, siempre nos parábamos, aunque fuera un par de minutos para comentar algo de toros. Siempre en tono amable y cordial, era un placer charlar con él

Hoy he leído en ABC su mortuoria, y he recordado los buenos momentos que hemos pasado en la Plaza de toros durante tantos y tantos. Mi más sentido pésame para sus hijos. Sus compañeros de abono lo echaremos de menos. D.E.P.

Categorías
Artículos

José Gómez Ortega, una versión familiar

La versión familiar que tenemos de José Gómez Ortega viene aportada, fundamentalmente, por mi prima María Dolores Sánchez-Mejías, nieta por línea paterna de Ignacio Sánchez Mejías. Como es sabido Ignacio estaba casado con la hermana de José, Dolores, la abuela Mami para toda la familia. María Dolores vivió toda su vida con la abuela Mami, que afortunadamente fue muy longeva, y con su genial hermano Rafael El Gallo. Ella es la fuente en la que confiamos para escribir estas palabras acerca de José.

Los Ortega fueron una familia numerosa, no de seis, sino de siete hermanos. Los tres menores eran Rita, Dolores y José. Desgraciadamente Rita murió con año y medio, quedando descolgados y más unidos los dos últimos. Está unión se expresó de distinta forma en vida de José, por ejemplo, la debilidad por su primer sobrino José Ignacio, y a su muerte José la dejó mejorada en la herencia respecto de sus hermanos. Mami la única foto que tuvo siempre sobre su mesilla de noche fue la de su hermano, ni la de su marido ni la de sus hijos.

La familia Ortega fue más pobre de lo que se ha escrito. A la muerte del padre, volvieron a mudarse a Sevilla desde Gelves, y tuvieron que vivir tan estrechamente que llegaron a dormir los seis hermanos en el mismo colchón. Ya con Rafael El Gallo toreando y, sobre todo, con la irrupción de Joselito, que empezó a ganar dinero desde muy joven, las cosas cambiaron. José tuvo siempre debilidad por la familia, siempre cuidó de todos los hermanos y tenía adoración por su madre. En la casa compartida de Sevilla, la administración se la iban turnando Rafael y José. Contaba Mami que durante el mes del genial Rafael todo era improvisación, mientras que en el mes de José, todo era orden, con las alacenas bien surtidas y las comidas a sus horas.

Lo que sí nos ha llamado la atención a la familia, es la insistente argumentación pública sobre la taciturna forma de ser de José, y su estado de frustración que algunos incluso tildan de depresivo. Para nosotros todas estas afirmaciones no tienen base real, no están contrastadas y carecen de sentido. La abuela Mami y el tío Rafael comentaban todo lo contrario. Además de lo inteligente que fue dentro y fuera de los ruedos, decían cosas de José que bien pudieran desmentir la idea que se tiene de él de que era un torero casi asceta, dedicado exclusivamente al toro. José era una persona divertida, le encantaban los deportes y la caza, y también tenía debilidad por las mujeres, frecuentando fiestas y saraos. De las crónicas y escritos de su estancia en El Perú en su último año, podemos leer las fiestas y eventos a los asistió, siempre risueño. Mami lo recordaba alegre y jovial. Los supuestos problemas de sus últimos tiempos, como los derivados de la Plaza de Toros Monumental de Sevilla, estaban resueltos (el desgraciado día de su muerte se estaba celebrando una novillada en La Monumental). También se había resuelto lo de su noviazgo con Guadalupe de Pablo Romero, habiéndose acordado el enlace con una serie de duras condiciones. Algunas entrevistas al propio José y algún escrito de Muñoz y Pabón, así parecen indicarlo. No tenía motivos para esas tristezas que leemos por ahí.

Su hermana decía que la única vez que lo vio realmente triste fue cuando la enfermedad y la muerte de su madre. Pero ¿Quién no ha estado triste por la muerte de una madre? Por lo que contaba Mami, al que le afectó muchísimo la muerte de José, fue su marido Ignacio. Siendo como era la personalidad de Ignacio que se enfrentó a todo y a todos, tardaron mucho, y con mucho esfuerzo, en sacarlo de la tristeza por la muerte de su cuñado, maestro y amigo José, que tuvo que presenciar en el ruedo como compañero de cartel.

También afirmamos que es impensable que José no se hablara con su hermano Rafael, como hemos leído en más de una ocasión. Rafael siempre se llevó bien con José y hablaba maravillas de su hermano. Nunca se le oyó decir nada malo de él, nunca, sino todo lo contrario. Una cosa es que José no quisiera torear con él después de organizarle las corridas de despedida, no fueran a pensar que se había querido aprovechar del público, porque tenía mucho amor propio José, y otra muy diferente que no se hablaran. La familia Ortega, además de estar muy unida, se querían muchísimo entre ellos.

En el terreno religioso, José fue muy creyente y practicante, sintiendo especial devoción por la Esperanza Macarena, Fue miembro de su Junta de Gobierno y salió muchos años acompañándola en la “madrugá”. Hace poco, la hermandad recibió la donación de su túnica y zapatillas por parte de los nietos de Ignacio Sánchez Mejías por línea materna, Recasens Sánchez-Mejías, uno de los cuales había procesionado con la misma en años anteriores. La revolución estética de esta hermandad, y por ende, la de toda la Semana Santa sevillana, es en parte debida a Joselito El Gallo, que financió con generosidad todas las geniales ideas que surgían del diseñador Juan Manuel Rodríguez Ojeda. José regaló a su Esperanza esas cinco mariquillas de cristal de roca verde, que son el símbolo de esta universal imagen y que la diferencian de cualquier otra por muy de lejos que la veamos.

Este año 2020, que se cumple el centenario de la muerte de José, la Hermandad, que vistió de riguroso luto a su Esperanza para sus funerales, va a saldar una deuda que Sevilla tenía con Gallito, un torero imperdonablemente olvidado por los sevillanos, y erigirá un precioso monumento junto a la Basílica. Por ello que le damos las gracias de todo corazón por esta iniciativa.

Categorías
General

Joselito, 100 años de gloria

Esta mañana se han presentado en la Casa Hermandad de La Macarena los actos organizados por la Hermandad y por la Cátedra Ignacio Sánchez Mejías de la Universidad de Sevilla, para conmemorar el centenario de la muerte de Joselito el Gallo, con su correspondiente cartel y su logotipo.

El Hermano Mayor de La Macarena, D. José Antonio Fernández Cabrero, indicó que son un acto de justicia de la Hermandad con José, que la estética actual de Macarena no se entendería sin la participación de Rodríguez Ojeda y de José, que, además fue miembro de la junta de gobierno durante varios años, y uno de los mayores benefactores de la misma. También animó a los hermanos y a toda la ciudadanía de Sevilla a participar en los actos.

El director de la Cátedra Ignacio Sánchez Mejías, D. Juan Carlos Gil, presento el cartel, el logo y los actos. El cartel es un cuadro de Tico de la Rosa, que encarna el espíritu rompedor y vanguardista de Joselito El Gallo, que quiere expresar la revolución que introdujo Gallito en el mundo del toro.

El logotipo está diseñado por Ignacio Sabater, e incluye un gallo con una muleta y un estoque a sus pies. Un símbolo que aparece en la pluma de Muñoz y Pavón que luce La Esperanza en su fajín cuando procesión las “madrugás” por Sevilla.

Los actos conmemorativos tienen tres patas. La primera es exposición que se celebrará del 16 de abril al 31 de mayo, en la Sala de Exposición Consorcio de Turismo de Sevilla, en los bajos del Paseo Marqués del Contadero, que contará con piezas, objetos personales, documentos, pinturas, esculturas, carteles, fotografías, recortes de prensa, videos, etc. Tratarán de divulgar no sólo la influencia de Gallito en el toreo sino su aportación fuera del ruedo.

La segunda pata son las actividades culturales, que constan de varias mesas redondas, conciertos, misa, y otros actos. Las mesas redondas tratan de diversos aspectos vinculados con la vida de José, y tienen la particularidad de que se celebrarán en lugares diferentes:

  • 12 de marzo. Las devociones de José: La Macarena. En la casa Hermandad de la Macarena. José Antonio Fernández Cabrero, Enrique Henares y Andrés Luque Teruel, modera Álvaro R. del Moral.
  • 7 de mayo. Joselito el y Toro. En el Hotel Gran Meliá Colón. Casa Miura, Carlos Urquijo y Luis Rufino, modera Álvaro Acevedo.
  • 16 de mayo. Misa por Joselito y concierto homenaje al Rey de los Toreros. En la Basílica de la Macarena. El concierto es de la banda municipal y se estrenará una marcha procesional compuesta por Abel Moreno.
  • 4 de junio. Joselito y el flamenco. En la Fundación Caja Rural del Sur. Alberto García Reyes, Manuel Martín Martín, con la participación de dos cantaores.
  • 24 de septiembre. Joselito y las vanguardias: Cine y Arquitectura. Agustín Díaz Yanes, José Morente y Fidel Carrasco. Modera Emilio Trigo.
  • 15 de octubre. Joselito como fuente de inspiración literaria. En el Paraninfo de la Universidad de Sevilla. Carlos Marzal, Eva Díaz-Pérez, Felipe Benítez Reyes y Paco Robles. Modera Juan Carlos Gil.
  • 29 de octubre. Joselito inspirador del toreo moderno. En el Salón de Carteles de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Rafael Chicuelo, Luis Francisco Esplá, Eduardo Dávila Miura y “El Juli”. Modera Paco Aguado

Y para poner el broche de oro a los actos, el 24 de noviembre será la inauguración del monumento a Joselito el Gallo, en la Plaza de la Esperanza Macarena, delante de la Basílica.

Todos los actos empezarán a las 20:30, excepto, el del 12 de marzo los del 16 de mayo, que lo harán a las 21 horas.

Yo también animo a toda la ciudadanía a participar en este homenaje a Joselito El Gallo. La figura de José se lo merece.

Álvaro R. del Moral, Juan Carlos Gil, José Antonio Fernández Cabrero, Ricardo Sánchez y servidor
Categorías
Abono Sevilla 2020

Los precios del abono 2020

Me han vuelto a pedir una comparativa de los precios del abono de Sevilla de los últimos años, y como no me cuesta ningún trabajo, ahí van los datos, para los asientos más numerosos de la plaza, tendidos y gradas (ahora llamadas sombra alta y sol alto).

Para los no iniciados, los tendidos del 1 al 7 son sombra, 6 y 9 son de sol y sombra, y 8, 10 y 11 son de sol. El precio del tendido es el precio medio ponderado del mismo, ya que es distinto en fila 1, filas 2 a 7 y filas 8 a 14.

Se incluyen los precios y la comparativa de los abonos 2018, 2019 y 2020, que son comparables, ya que el IVA cambió en 2017, y en los tres años analizados se incluyen 15 corridas de toros, 1 corrida de rejones y 7 novilladas con picadores, aunque en el de 2019 una de las corridas fue mixta.

Estos son los datos:

    Variación en %
Tendido2018201920202019-20182010-2019
 1 – 2 – 3     
Grada1.3961.5651.60412,1%2,5%
Tendido1.7221.9211.96011,6%2,0%
 4 – 5 – 6    
Grada1.2121.2301.2531,5%1,9%
Tendido1.6831.8811.92011,8%2,1%
 6 -9     
Grada1.0211.1361.15911,3%2,0%
Tendido1.4871.6641.70311,9%2,3%
8 – 11A    
Grada56663765312,5%2,5%
Tendido71083284817,2%1,9%
10 – 11B – 12     
Grada4765205359,2%2,9%
Tendido65475477015,4%2,1%

Al no tener ninguna ventaja los abonos sobre los precios en taquilla, entiendo que las entradas sueltas variarán en la misma proporción.

Categorías
General

Morante sigue completando el despacho de Joselito “El Gallo”

De todos es sabida la admiración que “Morante de la Puebla” siente por “Gallito”, del que ha desempolvado suertes que no creíamos que fuéramos a ver nunca, como El Galleo del Bú, que hizo en la mismísima Maestranza de Sevilla (sólo por esto ya le estamos eternamente agradecidos), o más recientemente el cambio de rodillas con el capote cogido por la esclavina, que recientemente hizo en América.

Morante, cuando tuvo ocasión, se hizo con parte del despacho de Joselito “El Gallo”, que cuida en su casa de La Puebla del Río. Hace algo más de tres años tuve la suerte de compartir con ustedes, cómo su amigo, el aficionado Juan López, le regalaba el biombo del despacho de Joselito, una de las pocas cosas que quedaban aún disponibles después de la muerte de mi tía Piruja Sánchez-Mejías. Les dejo enlazado el artículo que escribí para la ocasión.

Otro de los objetos propiedad original de “Gallito”, era un brasero de salón, del mismo lote que el biombo, y que se quedó el hijo de Juan López, mi amigo Aurelio, también gran admirador de la figura de Joselito “El Gallo”. Desgraciadamente, Juan falleció hace dos años, pero siempre le dijo al hijo que quien debía de tener el histórico brasero era Morante. El sábado, aprovechando las fiestas de San Sebastián y los actos taurinos que organiza el torero en su pueblo, Aurelio quiso darle la sorpresa y le regaló el precioso brasero que perteneció a Joselito “El Gallo”.

Tuve la suerte de estar presente y explicar cómo veía este brasero en Pino Montano, mientras Aurelio le contaba al maestro la génesis de este regalo y el recuerdo de su padre, que de admirador se convirtió en amigo de Morante, tanto que hay una foto juntos en su casa de La Puebla. El brasero, restaurado por Aurelio, ha quedado de maravilla, con sus adornos de cobre, que espero que Morante disfrute como merece.

Mención aparte merecen los actos taurinos organizados por Morante en La Puebla. Es de aplaudir la dedicación y el mimo con que todo está preparado y la magnífica organización y colaboración de todas las personas las entidades. El encierro y la novillada sin caballos, un completo éxito. Y la repercusión turística de todos los actos va a más cada año. Mis felicitaciones a todos los implicados.

Categorías
Artículos

Joselito El Gallo, un genio dentro y fuera de los ruedos

Me pidieron un articulo sobre Joselito El Gallo para la Agenda Taurina 2020. Una vez editada, esto es lo que escribí:

Joselito El Gallo, un genio dentro y fuera de los ruedos

La vida de Joselito El Gallo fue sólo el Toro. Si hacemos un balance de su entorno familiar cercano, conoceremos que su padre fue torero, sus dos hermanos toreros. Fernando, que pasa por ser el ideólogo de las suertes y quites de José. El genial Rafael, al que recuerdo de niño sentado en el sillón de su dormitorio de la casa familiar de la calle O´Donnell de Sevilla, siempre impecablemente vestido y con su sombrero de ala ancha fuese la hora que fuese, y del que en casa se contaban infinidad de anécdotas de sus peculiaridades. Pero que es que sus tres hermanas se casaron con toreros: Gabriela con El Cuco, Trinidad con Manuel Martín Vázquez y Dolores con Ignacio Sánchez Mejías. Con este entorno ya se pueden imaginar cual era el universo familiar de José.

Por lo que sabemos, su madre, la “Señá” Gabriela, ejercía de matriarca desde la prematura desaparición de la figura paterna, pero el protector de la familia fue José, que desde muy pequeño empezó a ganar dinero y a sacar a toda la familia de sus necesidades. Sirva de ejemplo que el Cortijo Pino Montano, fue adquirido originalmente por su hermano Rafael, pero debido a su pródiga manera de administrar, lo perdió, recuperándolo para todos, José. En la escritura de compra, figura como tutora la “Señá” Gabriela que lo adquiere en nombre de su hijo José, aun menor de edad para estos negocios.

Fuera de la familia, la vida de José también fue sólo el Toro. He escuchado al profesor D. Andrés Amorós decir que fue el primer torero integral, el primero que le hizo todas las suertes a todos los toros. Fue el primero que intuyó el cambio de tendencia del gusto de los públicos hacía una faena más artística. Una faena que pasara de ser una suerte para dominar a un toro indómito y poder matarlo, a crear el arte de la lidia. Fue el primero que intentó hacer con algo de regularidad el toreo en redondo, que ya habían empezado Lagartijo y El Guerra y que después seguiría Chicuelo y perfeccionaría Manolete. Pero para eso se necesitaba un tipo de toro distinto a la fiera indómita, mansa la mayoría de las veces, y con un genio infernal, que salía regularmente por los chiqueros entonces. Y de ahí viene su revolución fuera de los ruedos.

Durante la Edad de Oro se lleva a cabo la mayor revolución genética que se ha producido nunca en el mundo del Toro. Con Gallito, y por su recomendación, se generalizan los tentaderos, y se establece la genealogía. En muchas ganaderías hasta entonces se soltaban varios sementales a las vacas, de forma que sólo se conocía con certeza quien era la madre. Gallito va abandonando los encastes menos proclives a las nuevas faenas que iban pidiendo los públicos, y fomentando líneas más bravas. Pero como murió tan joven y como tuvo tan poca percha literaria, el que pasa por el inventor del toreo moderno es Juan Belmonte. Si ustedes le preguntan a cualquier aficionado joven que quien revolucionó el torero, le contestarán en gran número de ellos, que fue Belmonte. Estos aficionados se han leído la extraordinaria y maravillosa novela de Chaves Nogales y se la han creído entera, cuando la verdadera biblia para conocer esta historia es la que escribió Paco Aguado, “El Rey de los Toreros, Joselito El Gallo”. Belmonte, al que no quito ninguno de sus méritos, hacía siempre el toreo en ochos, natural y de pecho. Mientras José, que ya he dicho hacía todas las suertes, intentaba, además, hacer el toreo en redondo, siempre que podía.

Pero es que su aportación a la tauromaquia moderna no se quedó en esa histórica revolución genética. Él creó la figura del apoderado tal como ahora la conocemos, porque antes casi era un administrador, y creó la figura del personal de confianza que iba por las ganaderías viendo la evolución del ganado, el actual veedor. En aquellos tiempos se decía que nada se movía en el mundo del Toro, no ya sin que lo supiera José, sino sin que lo hubiera mandado. Pero no contento con todo esto, quiso cambiar la Fiesta desde sus más profundas raíces, las económicas, con la promoción y construcción de las plazas de toros monumentales. Los toros eran entonces, y son ahora, un espectáculo caro, y las entradas inalcanzables para las clases obreras. Recuerden los viejos vídeos del personal empeñando los colchones para pagar su localidad. Para cambiar esta situación tuvo la idea de construir plazas de toros con capacidad para más de 25.000 personas, en aquellas ciudades que lo permitieran, para poder vender entradas mucho más baratas sin que el cargo total en taquilla se viera perjudicado. Todos ganaban, el público menos pudiente que podía asistir a los toros por un precio asequible, los toreros podían seguir cobrando lo mismo, cuando no más, y los empresarios. Como fue un adelantado en todo, con apenas 16 años ya intuyó esta solución y ya empieza a hablar y a fomentar la construcción de las plazas de toros monumentales.

Y en ese sentido, es recomendable la lectura de un reciente libro “Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto”, escrito por miembros de un despacho de arquitectos, Julio y Fidel Carrasco y Carmen del Castillo, donde demuestran, frente a lo que nos habían hecho creer como verdad oficial, que la plaza de Toros Monumental de Sevilla estaba perfectamente construida. Con ese proyecto José se tuvo que enfrentar a la alta sociedad sevillana, ya que aforaba el doble de La Maestranza y entraba en competencia directa con la misma. La historia ya la saben, a la muerte de Gallito, la plaza se abandonó y después se demolió. Pero queda el legado de sus otras plazas monumentales. Madrid, gracias a la cual varias generaciones de jóvenes se han hecho aficionados al poder asistir a un espectáculo barato, Pamplona y, la ahora desgraciadamente sin uso, Barcelona.

También le he oído decir al profesor Amorós, que a todos los toreros que le ha preguntado, han contestado que eran de Gallito, mientras que todos los escritores contestaban que de Belmonte. Cuando me preguntan por Gallito cuento algo parecido a esto que dejo escrito, y recomiendo leer más historia y menos novela.

Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

El Puerto de Santa María. 2019

Categorías
Artículos

Gallito fuera de los ruedos

Los amigos del Círcula Taurino de Ronda, me pidiereon este verano un artículo sobre Joselito El Gallo para su revista, y me salió esto:

Gallito fuera de los ruedos

Joselito el Gallo fue el primer torero que intuyó el cambio de tendencia del gusto de los públicos hacía una faena más artística. Una faena que pasara de ser una suerte para dominar a un toro indómito y poder matarlo, a crear el arte de la lidia. Fue el primero que intentó hacer con algo de regularidad el toreo en redondo, que ya habían empezado Lagartijo y El Guerra y que después seguiría Chicuelo y perfeccionaría Manolete. Pero para eso se necesitaba un tipo de toro distinto a la fiera indómita, mansa la mayoría de las veces, y con un genio infernal, que salía regularmente por los chiqueros entonces. Y por ahí empieza su revolución fuera de los ruedos.

Durante la Edad de Oro se lleva a cabo la mayor revolución genética que se ha producido nunca en el mundo del Toro. Con Gallito, y por su recomendación, se generalizan los tentaderos, y se establece la genealogía. En muchas ganaderías hasta entonces se soltaban varios sementales a las vacas, de forma que sólo se conocía con certeza quien era la madre. Gallito va abandonando los encastes menos proclives a las nuevas faenas que iban pidiendo los públicos, y fomentando líneas más bravas.

Pero es que su aportación a la tauromaquia moderna no se quedó en esa histórica revolución genética. Él creó la figura del apoderado tal como ahora la conocemos, porque antes casi era un administrador, y creó la figura del personal de confianza que iba por las ganaderías viendo la evolución del ganado, el actual veedor. Pero no contento con todo esto, quiso cambiar la Fiesta desde sus más profundas raíces, las económicas, con la promoción y construcción de las plazas de toros monumentales. Los toros eran entonces, y son ahora, un espectáculo caro, y las entradas inalcanzables para las clases obreras. Recuerden los viejos vídeos del personal empeñando los colchones para pagar su localidad. Para cambiar esta situación tuvo la idea de construir plazas de toros con capacidad para más de 25.000 personas, en aquellas ciudades que lo permitieran, para poder vender entradas mucho más baratas sin que el cargo total en taquilla se viera perjudicado. Todos ganaban, el público menos pudiente que podía asistir a los toros por un precio asequible, los toreros podían seguir cobrando lo mismo, cuando no más, y los empresarios. Como fue un adelantado en todo, con apenas 16 años ya intuyó esta solución y ya empieza a hablar y a fomentar la construcción de las plazas de toros monumentales.

En ese sentido, es recomendable la lectura de un reciente libro “Plaza de Toros Monumental de Sevilla, la Dignidad de un Proyecto”, escrito por miembros de un despacho de arquitectos, Julio y Fidel Carrasco y Carmen del Castillo, donde demuestran, frente a lo que nos habían hecho creer como verdad oficial, que la plaza de Toros Monumental de Sevilla estaba perfectamente construida. Con ese proyecto José se tuvo que enfrentar a la alta sociedad sevillana, ya que aforaba el doble de La Maestranza y entraba en competencia directa con la misma. La historia ya la saben, a la muerte de Gallito, la plaza se abandonó y después se demolió. Pero queda el legado de sus otras plazas monumentales. Madrid, gracias a la cual varias generaciones de jóvenes se han hecho aficionados al poder asistir a un espectáculo barato, Pamplona y, la ahora desgraciadamente sin uso, Barcelona.

En aquellos tiempos se decía que nada se movía en el mundo del Toro, ni dentro ni fuera de las plazas, no ya sin que lo supiera José, sino sin que lo hubiera mandado el Rey de los Toreros.

Ignacio Sánchez-Mejías Herrero

Agosto 2019