Categorías
Abono Sevilla 2017

Roca Rey viene a quedarse

Roca Rey ya salió a hombros por la Puerta Principal de la plaza de toros de Sevilla de novillero. Recuerdo verlo salir cojeando a duras penas de la enfermería exclusivamente para salir a hombros, y con solo ese gesto ya demostró que quería ser figura del toreo. Ayer le correspondió un toro de esos magníficos “mansitos” actuales, al que tuvo que hacer faena en la puerta de chiqueros, pero que rompió a embestir con clase y profundidad. Roca planteó la faena con la misma profundidad que exigía el toro y le salió redonda, dos orejas y el público entregado esperando para sacarlo por la Puerta del Príncipe. Lamentablemente, en el sexto toro empezó a llover y muchos visitantes no preparados, empezaron a abandonar los tendidos desluciendo la faena, que no había tomado vuelos, pero que de matar le hubieran abierto la ansiada puerta. Desgraciadamente se tuvo que volver a ir por la Puerta Principal, pero con la convicción de todos de que tenemos figura para mover todo el escalafón.

El toro bravo le tocó a Castella. Le embistió por abajo como para hacer cinco carteles de toros, y el torero pudo disfrutar como nunca en Sevilla. La lástima fue que la estocada cayó algo trasera y necesitó usar varias veces el descabello. El presidente, frustrado por no poder sacar los pañuelos blancos, optó por el azul para dar una vuelta al ruedo al toro, que habían pedido tres personas. Que no digo que no se mereciera, pero también hemos tenido otros toros de Torrestrella o de Victorino igualmente bravos, a los que no se les premió con semejante honor.

Por cierto, ya que vimos una lenta vuelta de las mulillas, cabe preguntarse qué pasa con el tiro de mulas este año. De unos alegres arrastres al galope sonando los cascabeles, hemos pasado a unos tristes al paso y con algunos fallos de enganche, además.

Categorías
Abono Sevilla 2017

La primera en la frente

Voy a escribir algo de la corrida del Domingo de Resurrección por disciplina no porque tenga nada que decir, ya que nada pasó.

Para el aficionado sevillano el Domingo de Resurrección es el día más importante de la temporada. El día que estrenamos plaza e ilusiones, que saludamos a los amigos y vecinos que no vemos desde el anterior septiembre, y que nos felicitamos de seguir teniendo salud, dinero y afición para volver a los toros. Pero la corrida de Núñez del Cuvillo acabó con todas las ilusiones. Descastada, sin poder, sin alma, sin emoción y aburrida. Eso sí noble y obediente, por eso la piden las figuras. Llama la atención que esta ganadería que el año pasado lidió 12 toros seguidos, de los que sirvieron 11, este año de los seis, nada de nada. Desde el manso y descastado primero, hasta el descompuesto sexto, pasó muy poco.

A Morante lo hemos visto muy centrado, intentando lidiar a sus dos toros y enseñándoles el camino. Una media inconmensurable quedó para el recuerdo. Creo que a poco que le ayuden los toros está dispuesto. Manzanares lidió el único medio potable con su estilo despegado, en diagonal y estético, pero no cuajó. Roca necesita un toro con motor para demostrar su toreo, pero no movió los pies del sitio que elegía en toda la tarde. Aquí me pongo y aquí te lo doy, sea como fuere.

La única buena noticia el lleno de no hay billetes.

Categorías
Abono Sevilla 2016

El triunfalismo gana terreno

Ayer terminó la maratón de 12 toros consecutivos de Núñez del Cuvillo. Si nos atenemos al resultado, cinco orejas, podemos pensar que ha sido un éxito, pero dentro de unos días sólo vamos a recordar algunos muletazos de Morante y las ganas de agradar de los toreros.

Comentábamos en el tendido como poco a poco se va imponiendo la faena moderna. Cada vez vemos menos toreo clásico de verónicas, derechazos y naturales. Suponemos que por la falta de casta y movilidad del toro actual, se ha ido imponiendo el toreo de cercanías, el “arrimón” que dicen ahora. Lo que antes era un recurso se ha convertido en la faena normal, que empieza con uno o varios pases cambiados por la espalda, y se basa en cambios de mano, pases cambiados con el pico de la muleta, circulares invertidos, bernardinas, etc., en faenas larguísimas.

Como era de esperar un viernes de farolillos, un público festivo premió en exceso a los toreros. Que le den una oreja a Roca Rey después de una faena en la que hubo casi tantos pases por la espalda como de frente, y después de un bajonazo, sólo puede pasar si todos hemos perdido el norte de la medida. No le quitamos mérito al matador, porque ese toreo es igual de peligroso o más que el clásico. Cuando hay bravura y verdad en el ruedo, todos nos ponemos de acuerdo. Cuando lo que hay es valor a raudales y recursos, se podrán dar orejas, pero no es lo mismo.

El Juli no se ha querido dejar ganar la pelea después de que sus compañeros de cartel hubieran cortado oreja, y salió a por todas en su segundo, un toro al que le costaba mucho pasar. Tuvo que tirar de los comentados recursos del toreo moderno, hasta que resultó empitonado y herido. Pero pudo matar el toro antes de pasar a la enfermería. Con esto de las largas faenas moderna, la música arrancó a tocar cuando el diestro iba ya por la espada de matar, otro desatino.

Morante ha esperado al último de sus ocho toros para triunfar. Ha dado derechazos con la profundidad y torería que sólo pueden dar los elegidos, emocionando a toda la plaza. El triunfalismo ha hecho que le den dos orejas, en un toro que no toreó de capa, con una faena pase a pase, sin que el toro le permitiera ligar, y con una estocada un punto caída. Si estos son los nuevos derroteros del toreo nos tendremos que ir acostumbrando.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

¡Viva el Rey, su hija y su nieta!

Ayer tuvimos la fortuna de que la Familia Real aficionada a los toros se acercara a La Maestranza. El Rey, su hija y su nieta, honraron con su presencia la plaza de toros de Sevilla, en un gesto que los aficionados sabemos agradecer y valorar en los tiempos que corren. Cuando los lobbies pagados por las multinacionales de la industria de las mascotas nos llaman asesinos, maltratadores y otras lindezas, tenemos que agradecer que hoy seamos noticia cultural de primera página gracias a la presencia de la Familia Real en los toros.

Los toros, ¡Ya quisiéramos haber tenido toros! Previamente a la corrida, en las tertulias taurinas del “Groucho”, hablaba el ganadero de la ilusión que tenía puesta en la corrida, en cómo había escogido a los toros, en cómo los había movido para que llegaran a Sevilla en las mejores condiciones. Pero el hombre propone, y ya saben ustedes. Los otrora toros artistas, tuvieron poco de toro bravo y menos de artistas. Sin fuerzas ni alma, perdiendo las manos en muchos momentos, pero muy nobles y obediente, eso sí. Fíjense cómo será la cosa que el triunfador de la tarde fue un Enrique Ponce, un señor con 26 años de alternativa, que hace sus faenas de la barrera a la primera raya de picadores y que si la pasa, jamás pisará la segunda. Su primer toro supongo que no le daba miedo ni a él. Le cortó la oreja después de una faena pulcra y carente de emoción. Su segundo perdía las manos en cada lance, y ni Ponce, que pasa por ser de los mejores enfermeros del escalafón, pudo mantenerlo en pie y se lo devolvieron.

Por decir algo positivo el quinto pareció hacer buena pelea en varas, siendo muy aplaudido “Chocotate”, pero salía suelto de los caballos. Rafael Rosas y Luis Blázquez completaron un tercio de banderillas de categoría.

Roca Rey nos ha defraudado en parte. Cierto que los toros eran imposibles, pero no lo hemos visto ni tan seguro ni tan clarividente como otras veces. Al sexto lo llevó garbosamente galleando al caballo y cuando parecía que podía haber faena, le pegó un muletazo moderno por la espalda, sin venir a cuento, que derrumbó al toro, y ya se le paró. Intentó el arrimón ante un toro parado y moribundo, hasta que le echó mano, afortunadamente sin consecuencias.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

El abono 2016

.

Después de dos años de travesía del desierto con el chantaje del extinguido G5, la empresa Pagés, la misma que boicotearon éstas figuras, ha logrado confeccionar el abono que podríamos considerar “normal” para Sevilla. Vaya por delante nuestra felicitación a la misma por haber logrado que vengan los 5 “exboicoteadores”, cosa que me imagino que no habrá resultado nada fácil.

El abono tiene un festejo más que el del pasado año, dos corridas más y una novillada menos, y mantiene dentro del mismo las dos de rejones, pasando la del domingo de Feria por la mañana, a la tarde del domingo previo. Los precios se mantienen con respecto al del 2015, con el incremento por el festejo de más y el cambio de su categoría. Si hacemos un comparativo de los festejos y coste del abono del tendido de sombra (el más representativo), de los últimos años, tendríamos lo siguiente:

Año

Coste

Corridas

Novilladas

Rejones

Total

2012

1.900

18

5

2

25

2013

1.643

14

6

2

22

2014

1.388

14

6

2

22

2015

1.682

14

7

2

23

2016

1.809

16

6

2

24

Por lo que respecto a los carteles y una vez que conocidas las ganaderías contratadas, nos podíamos esperar algo parecido. El Domingo de Resurrección y el viernes de preferia, son los únicos días que las “5 figuras” copan los puestos, en los demás van repartidos a 5 tardes Morante, 4 Manzanares, 2 El Juli y 1 Perera y Talavante. Llama la atención el caso de Talavante que sólo viene el Domingo de Resurrección. En mi opinión, bien podrían haber quitado un festejo a Morante y Manzanares y dárselos a Perera y Talavante para repartir mejor el peso del abono.

La preferia se presenta ausente de las “5 figuras” a excepción del citado viernes. Para montar una preferia así, bien podrían haber entrado otras ganaderías como antaño, Cuadri o el Conde de la Maza, o algo de Santa Coloma, y dar un poco más de variedad a los encastes. Pero ya supimos la opinión del Sr. Valencia de que con sus resultados, restaban interés a los días de Feria.

También llama la atención, que las “5 figuras” no se emparejen entre ellas, a excepción del viernes de farolillos, con Morante, Juli y Roca Rey. Por otra parte, resulta difícil de entender que las dos de Cuvillo (que exigían tantas figuras) tengan que programarse dos días consecutivos. Creemos que había más fechas para alternarlas. Vienen los emergentes, Roca Rey, López Simón y Garrido y vuelve a Urdiales. Escribano repite con victorinos y miuras, que espero que haya sido por petición propia, porque ha dado la cara estos dos últimos años. Afortunadamente sólo hay un mano a mano, y éste aun sobraría. Para San Miguel sólo se deja un puesto libre para acompañar a Morante y Roca, un lujo. San Miguel ha ganado en categoría.

Aparte de los citados Morante (5) y Manzanares (4), el peso del abono cae sobre Castella, López Simón y Roca Rey con tres tardes, y Juli, El Cid y Escribano con dos.

Las novilladas han quedado interesantes, con ganado, entre otros, de El Parralejo, Rocío de la Cámara, Talavante o Conde de la Maza. Destacando que en el Corpus se dará una novillada de sevillanos (Aguado, Serna y Cadaval).

En resumen creo que se ha compuesto un abono muy del gusto del público sevillano, que es más de toreros que de toros, situación que se va agravando en los últimos años, y notamos que el ambiente va creciendo. Sabemos de abonados que se retiraron en estos dos últimos años de travesía en el desierto y que van a volver, lo cual es una buena noticia para todos. Cada aficionado haría un abono distinto y a su gusto, pero visto el de 2016, sólo nos queda reiterar nuestra felicitación a la empresa Pagés, desear que los toros salgan con la seriedad debida, que sean bravos y que se encuentren con toreros dispuestos a jugársela. En fin, que vuelva la emoción al ruedo, que no sé si será mucho pedir ¡Suerte!

@isanchjezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2015

Cuatro orejas en el Corpus

Otro ejemplo de los malos momentos por los que pasa la Fiesta es que en la festividad del Corpus en Sevilla se programe una novillada en vez de la tradicional corrida de toros. A pesar de ello, y de las altas temperaturas que había hecho a muchos sevillanos huir a las playas, la plaza presentaba una buena entrada, algo más de media, de un público animoso y con ganas de divertirse.

La novillada fue muy entretenida y, a ratos, emocionante. Tres novilleros con ganas de ser toreros y que no se querían ganar la partida, sí se las ganaron a los novillos de Villamarta, estando por encima de ellos. Muy variada de juego y comportamiento, tuvimos alguno mansito, parados, enterados, pero, en general, fueron nobles y se dejaron torear.

La primera faena de Filiberto no tomó altura pero mató de una buena estocada. Su segundo fue un novillo noble y Filiberto argumentó una faena de mucho poder, muy asentada la planta y, sobre todo, muy templada. Aunque mató de una estocada muy trasera le concedimos una oreja.

El limeño Roca Rey, al que lleva José Antonio Campuzano, se ha convertido en la revelación de la temporada, después de sus triunfos, sobre todo en Madrid. Y vino a Sevilla como tienen que venir los novilleros a jugársela. Se hizo presente siempre, entrando en variados quites. Su primero era manso y deslucido y todo lo puso el novillero a fuerza de exponerle, y de poderle. Sorprendentemente sonó la música a la primera tanda, y le ayudó a que se mantuviera durante toda la faena, que sin ser ni mucho menos redonda, al matar de buena estocada, se llevó su primera oreja. Su segundo era más noble y él salió a por todas. Primera serie de rodillas y faena, otra vez con música desde el principio, dominada por la quietud, el mando y el valor. Al entrar a matar se llevó un pitonazo en el escroto que lo dejó mermado y dolorido, pero entró a matar otra vez con arrestos y cortó su segunda oreja, pasando después de pasearla a la enfermería, que abandonó al final de la corrida para salir a hombros por la puerta principal. Eso sí, con dos porteadores, no estaba la cosa para castigar la zona herida, que ya hay que tener ganas de salir a hombros. Hasta en eso demostró que quiere llegar. Aquí hay torero de futuro si él quiere.

Pablo Aguado también demostró que quiere ser alguien en esto. Su primero tenía muy poca fuerza y era deslucido. Le sacó hasta el último pase, pero la faena no podía tomar más altura. Se vio con el sexto en los chiqueros, con sus compañeros habiendo cortado orejas y él por demostrarlo. Se fue a la boca de riego a recibirlo con tres faroles pero cuando se quiso poner de pie le echó mano, con una feísima voltereta de la que milagrosamente salió ileso y con ganas de volver a ponerse de rodillas a darle otro farol. El novillo, que pasaría por toro en cualquier plaza de tercera, desarrolló peligro, pero Aguado no quería irse de vacío, y alguna vez atropellando la razón, le hizo una faena voluntariosa, emocionante y, sobre todo, muy valerosa, saliendo otra vez cogido de mala manera, lo que no le importó para rematarla y cortar también su merecida oreja. Paso delante de este sevillano ante su público.

Como decía, tarde muy entretenida. Que la peor sea como esta.

@isanchezmejias