Categorías
General

D. Rafael Candau

Desde su sillón de tendido de 2, cerca del presidente, Rafael Candau fue un abonado de referencia. Lo recuerdo ahí de toda la vida. Primero con su señora, y cuando esta murió, con sus hijos. Rafael llegaba pronto a la plaza, como debe ser. Y entreteníamos la espera comentando las incidencias de la tarde anterior o las expectativas de lo que esperábamos para la inminente. Siempre educado y con criterio, era un placer charlar con él.

Durante la faena no solíamos hablar mucho. Sólo cuando el toro moría y nos levantábamos para descansar, comentamos nuestras impresiones de lo que habíamos visto, y solía ser lo mismo. Muchas de las cosas que he escrito durante estos años provenían de él.

Rafael no se callaba cuando algo no le gustaba, y cuando se indignaba era terrible. Sus “broncas” a los presidentes eran épicas. Dichas a viva voz y a medio metro, dejaban a estos sin argumentos porque los suyos eran fundados. Pero los que más le indignaban eran los invitados del palco de “Convite”. Para los no iniciados, la grada de detrás del Tendido 2 de Sevilla es de “Convite”, así reza a su entrada. Ahí tienen representación, o sea, entran gratis total, desde la Junta de Andalucía, al Parlamento Andaluz, el Ayuntamiento, Capitanía General, o la Universidad, por citar algunos ejemplos. Cuando alguno de estos de convite se pasaba de acritud o de volumen en sus críticas, Rafael le espetaba elevando el tono “Usted es un invitado que no paga, de forma que no tiene derecho a protestar, protestamos nosotros que sí pagamos”. Entonces nos gustaba mirar cómo subían los colores de la cara del convidado maleducado, porque el argumento era incontestable.

Cuando me lo encontraba en invierno por Sevilla, siempre nos parábamos, aunque fuera un par de minutos para comentar algo de toros. Siempre en tono amable y cordial, era un placer charlar con él

Hoy he leído en ABC su mortuoria, y he recordado los buenos momentos que hemos pasado en la Plaza de toros durante tantos y tantos. Mi más sentido pésame para sus hijos. Sus compañeros de abono lo echaremos de menos. D.E.P.

2 respuestas a «D. Rafael Candau»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *