Categorías
Abono Sevilla 2009

Encierro sin Alma de Torrealta

La Feria va haciendo estragos. Hoy algunos vecinos de localidad han preferido quedarse en compañía de las manzanillas, “rebujitos” y buenos amigos que acercarse a la Maestranza a ver el duelo entre Manzanares y Talavante, los dos toreros que han cortado dos orejas a un toro este abono. Finalmente han acertado porque la corrida ha sido otro fiasco. Vamos de mal en peor. Los dos primeros fueron devueltos y los restantes se quedaron en el ruedo con más pena que gloria.

El Fandi es un torero animoso y populista, incluso brindó el primer toro cuando se sabía que poco tenía dentro, hace bien todo lo que no sea torear: las largas cambiadas, los recortes con y sin capote, las banderillas, los muletazos de rodillas, los quites a los peones, etc., pero cuando hay que torear, ahí se pierde. La naturaleza no le otorgó el don de la torería, y, ojo, que estamos hablando del matador que lleva varios años encabezando el escalafón por número de corridas.

Manzanares ha tirado mucho de su primer toro, le ha puesto ganas y su arrogante empaque de torero, ha cortado una oreja que ya está olvidada. En su segundo, el único que desarrolló algo de genio, estuvo dispuesto pero no se entendió con él. Talavante deambuló por el ruedo como el año pasado, con la misma poca alma que sus enemigos.

Hoy, a pesar de que el encierro no se prestaba a ello, han derribado a varios picadores. Y eso que no paran de calentar a los caballos, molestando con el ruido de las pezuñas sobre el duro piso, los silencios majestuosos de la plaza. Quizás los derriban de lo cansados que tienen a los caballos de tanto calentar.

Mañana tendremos un encierro flojito sobre el cartel, y me temo que como la Feria seguirá haciendo estragos, faltarán muchos de los habituales. Además, es festivo, puente y estará lleno de moteros y de forasteros, así que la Maestranza será como suele ser los viernes de farolillos, esto es, otra plaza.

Categorías
Abono Sevilla 2009

Encierro sin clase de El Torreón

Los toros de El Torreón han manseado, han huido y se han pasado la tarde pegando arreones y escarbando. El tercero parecía el toro del desierto porque encontró la boca de riego de tanto escarbar y allí que se iba cada vez que podía a pegar pezuñazos. Algunos han tenido genio, dificultad e incluso peligro como el último con el que Daniel Luque ha estado muy valiente. También es verdad que algunos toros eran cinqueños muy largos y eso se ha hecho notar.

Hemos comentado que ha habido detalles en casi todos los tercios. Algunos toros han aguantado bien los dos o tres primeros capotazos; hemos visto picar bien, creo que a “Chocolate”; oportunos quites de subalternos a compañeros en peligro, más meritorio el de Luis Blázquez, al que Ponce tuvo el detalle de felicitar; buenos pares de banderillas, magnífico Curro Robles en el último en el que lo hizo todo él; buenos comienzos por bajo de inicio de faena de Enrique Ponce a sus dos toros; pases sueltos de Manzanares, y buenas estocadas, sobre todo de Daniel Luque a su primero. Un poco de aquí y de allá, pero sin que ningún toro descollara.

Hablando de estocadas, hay que destacar la espada “automática” de Manzanares, porque después de dejar un pinchazo sin soltar, el estoque se introdujo después sólo, y no como una estocada corta, sino hasta las cintas. En ese toro, que ha sido el más potable, Manzanares cuajó buenos pases con su gusto habitual, pero no consiguió hilvanar faena. Tampoco Ponce lo hizo, incluso tuvo que oír que le gritaran desde el sol “¡Pico!” cuando toreaba al natural ¡Las cosas que se escuchan! Daniel Luque ha pechado con el peor lote, pero ha estado muy valiente.

Hemos comentado en el tendido, a falta de otras emociones, el mal gusto de algunos peones en la vestimenta, esos rosas pálidos, mandarinas, coral o frambuesa, combinados con el azabache quedan chocantes. Comentaba un vecino que parecía que las telas las compraban en los chinos.

Categorías
Abono Sevilla 2008

Charlas bajo el agua

La corrida de “Puerto y Ventana de San Lorenzo”, tiene miga el nombrecito, yo prefiero los nombres clásicos, se suspendió a la hora del sorteo matinal y la empresa tuvo la deferencia de publicarlo en su página Web, por lo que nos ahorramos el camino a la plaza, las deliberaciones bajo el agua y el paseo de vuelta. Así que charlamos en la caseta, con personal distinto al de mi tendido 2, pero igualmente amantes de la Fiesta. Como además no nos podíamos mover de ella por este agua que se nos ha venido encima, la conversación dio para un número de medias botellas, digamos que equilibrado temporalmente.

Categorías
Abono Sevilla 2008

La que se nos viene encima

Ayer, invitado por mi buen amigo Miguel Valdivia, almorcé en Real de la Feria, en la caseta de la Tertulia los 40, donde entregaban un premio al toro “Borgoñés” de la ganadería de Victorino Martín con el que el Cid estuvo cumbre en la Feria del pasado año. Me encanta esto de que den tantos premios taurinos, y esta tertulia de tanta solera, los ha instaurado este año, bienvenido sea. A partir de hoy la plaza de la Maestranza se transforma un poco, no mucho no crean. Con independencia de los visitantes, que se mimetizan con el público de Sevilla bastante bien, los que nos transformamos somos algunos de los sevillanos. Las cervecitas, manzanillitas y rebujitos nos ponen contentitos. Los diminutivos siempre los utilizamos para quitarle importancia al número de veces que hemos vaciado los vasos y a sus efectos.

Categorías
Abono Sevilla 2008

Buen principio y mejor final

{mosimage}Ayer al llegar a la plaza, nos sorprendieron con unas nuevas almohadillas de la Cruz Roja, de diseño modernito, mucho amarillo y poco rojo, que sustituían a las antiguas y sufridas azules. No les auguro ni la mitad de tiempo que a las anteriores, son pegajosas y en ese color claro se ve demasiado la suciedad. La Corrida del Ventorrilo no ha estado bien presentada. El primero era el toro de Osborne, el de la carretera, 610 kilos, demasiado gordo para embestir y el último su hermano menor, rozando los 500. Los de en medio de todos los pesos. El Juli le sacó el poco partido que tenía al parado y gigantón primero; le recetó una estocada, más espectacular que ortodoxa, cortando la primera oreja. Este torero siempre se justifica, aunque el ganado no le acompañe está habitualmente por encima de los toros.