Categorías
General

Temporada plana

No sé qué le habrá parecido a ustedes, pero tengo la impresión de que hemos terminado una de las temporadas taurinas más planas de los últimos años.

Dejemos a El Juli aparte. José Tomás fuera de combate desde el mes de abril y sin poder reaparecer. Manzanares, con el preoperatorio de las lumbares y el postoperatorio de los tendones. Perera con las lumbares se pierde media temporada. Morante sólo con cuentagotas. El Cid entre que me voy a recuperar y me voy recuperando, aunque ha acabado la temporada muy bien. Castella desconocido. Ponce de retirada. Talavante con uno de cada veinte. A Luque ni se le espera después de sus cuarenta silencios entre Madrid y Sevilla. Supongo que me dejaré a muchos, pero de lo demás sólo algún detalle (Cortés, Oliva Soto, Mora) el resto del montón, y que me perdonen.

Ante tanta mediocridad y aburrimiento, sólo El Juli ha sido capaz de echarse la temporada a sus espaldas y ha pechado, casi en solitario, con el peso de la misma. Ha toreado mucho, pudiéndole a casi todos los toros y toreando cada vez más templado y más largo.

Y de los toros para qué vamos a hablar. La falta de casta de muchas ganaderías es un tema preocupante. Quizás solo lo de Núñez del Cuvillo y lo de El Pilar han mantenido cierta regularidad. Hemos visto demasiadas devoluciones, toros que iban de plaza en plaza a la espera de pasar el reconocimiento en alguna, toros indecorosos para determinadas plazas y apoderados que sólo buscan el corto plazo sin pensar en que nosotros, los aficionados, somos los clientes al fin y al cabo, y nos están echando de las plazas. Con esto de la crisis han debido de pensar que los verdaderos aficionados van a ir a los toros, sí o sí, a ver lo que sea y al precio que sea, y se olvidan de que si no meten gente nueva en las plazas esto se acaba.

El resultado lo tenemos a la vista, paupérrimas entradas para festejos sin interés. Sólo la polémica de la prohibición catalana ha mantenido viva la pasión de la Fiesta.

Categorías
General

Otro mano a mano

Hace varios años que la Empresa de Sevilla la da a la Feria de San Miguel la categoría que merece.

Anteriormente se componía sin mucho aliciente y no era raro que los diestros se “cayeran del cartel” a la menor oportunidad. Recuerdo haber ido a devolver las entradas de los dos festejos por el cambio de cinco de los seis diestros anunciados. La Empresa puso un año pie en pared y dijo que algunos matadores iban a tener que venir arrastrándose para que los contratara en la Feria de Abril siguiente. Curro Romero anunció su retirada alegando que él no era una caja de sardinas para andar arrastrándose.

Como decía, hace varios años que los carteles son atractivos a priori, con la dificultad de montar en febrero las corridas de finales de septiembre. Quiso el destino que este año se juntaran en un cartel los tres diestros que no estuvieron bien en la Feria de Abril: El Cid, Perera y Luque, y en el otro los tres triunfadores: Morante, El Juli y Manzanares. Desgraciadamente tenemos la baja de Perera, operado con éxito del aplastamiento de vértebra, y la Empresa, que a final de temporada tiene varias opciones con diestros que han triunfado en algunas plazas y que podrían tener su interés, opta por no sustituirlo y hacer de la corrida un artificial mano a mano entre El Cid y Luque. No sé qué rivalidad puede haber entre estos matadores y me parece un contrasentido.

Podría haber optado por Oliva Soto, que tan bien estuvo con la de del Conde de la Maza y que ha tenido pocas oportunidades de torear en otras plazas. Con este torero se habrían abierto las posibilidades. Pero no, ha optado por otro mano a mano sin sentido. No quedó escarmentada con el petardo del mano a mano en la Feria de Abril, de este mismo Luque.

Para el otro cartel, en mi opinión el mejor que se puede montar esta temporada: Morante, El Juli y Manzanares, el problema son los toros contratados: Zalduendo, que están muy mal esta temporada. Veremos.

Categorías
General

Partes facultativos

Las cornadas son tributos que tienen que pagar los profesionales por ser héroes y no personas corrientes como nosotros, los aficionados. Si no existiera un riesgo cierto, real y cotidiano, esto del Toro no tendría sentido. Siempre que se produce un percance, sobre todo si es grave, recordamos el peligro de la Fiesta, lo sentimos profundamente y deseamos un pronto restablecimiento para el damnificado. Pero tenemos que darnos cuenta de que estos percances tienen que producirse, necesariamente, para que recordemos que este es el único espectáculo en el que el artista se juega la vida, conscientemente, y que está demostrado que puede llegar a perderla.

Los aficionados estamos acostumbrados a leer los partes facultativos con la neutralidad que da lo cotidiano. No sé ustedes, pero tengo la percepción de que esta temporada está resultando especialmente dura en el capitulo de cornadas. Empezando por la gravísima de José Tomás en Aguascalientes, de la que aun no se ha repuesto, con un punto y seguido con la espeluznante de Julio Aparicio en Las Ventas, por la también ha tenido que cortar finalmente la temporada, y que ha tenido su copia con la de Sergio Aguilar en Bilbao, y contando con la gravísima de Luis Mariscal en La Maestranza y la no menos dramática de Arturo Macías en El Puerto, y tantas y tantas otras.

Hace poco escribimos un comentario sobre las cogidas de los banderilleros, pero es que a los matadores también les están dando fuerte y a menudo esta temporada. Además, tenemos las temidas lesiones óseas: Manzanares operado de hernia discal tras la Feria de Abril, Cayetano con la clavícula rota, y ahora Perera que ha tenido que cortar la temporada por la rotura de una vértebra, con la que ha toreado varias tardes, hasta que no ha podido más. Además se le descubre un peligroso aplastamiento con el que ponía en serio peligro la médula espinal. López Chaves, etc.

A no ser que nos desmienta el amigo Juan Medina con los estudios estadísticos de su blog, y al que desde aquí pedimos una estadística de percances, creo que debemos de estar en una de las temporadas con más incidentes de los últimos años.

Nuestros mejores deseos de pronto restablecimiento para todos los heridos.

Categorías
General

Manzanares puede con la «levantera»

A pesar de que estamos pasando un agosto relativamente benevolente con respecto al levante, cuando hay una corrida de expectación éste suele aparecer, como buen aficionado que es. La plaza de toros de E Puerto y el Levante van normalmente unidos. Hemos recordado hoy memorables faenas con «levantera», como la de José Tomás, en los medios, hace ya demasiados años. Hoy las de Manzanares se unirán a ellas.

La plaza ha registrado una gran entrada. No sé si la empresa Serolo habrá salvado la temporada con las entradas de las corridas de Morante, pero me temo que no. También hemos vuelto a tener problemas con los toros (este verano estamos volviendo a los viejos tiempos en demasiadas plazas) lidiándose 2 de Gavira, junto a los anunciados de Núñez del Cuvillo. Los de Gavira no han valido casi nada, ni el de Morante ni el de Luque. Morante no ha podido hacer su toreo a pesar de haberlo intentado con fe en los dos de su lote, pero unas veces por el viento y las más por los toros, no ha podido ser. Ha dejado pinceladas de su toreo profundo pero con intermitencias.

Manzanares ha estado cumbre. El jabornero quinto era un toro codicioso por el derecho, que hacía el avión cuando metía la cara y lo ha llevado perfectamente toreado. Ha estado queriendo agradar siempre y, dos pasos por delante de sus toros. Además, está matando muy seguro y efectivo. 4 orejas resumen su estado de gracia. Hacer que olvidemos, por unos minutos, la levantara que soportábamos el domingo tiene mucho mérito. Otra cosa, este torero figura en los carteles como Manzanares, algunos lo llaman con un familiar “El Manzana” ¡Habrase visto cosa más horrible!

No quiero acabar este comentario sin mencionar la catetada de que esto haya sido una corrida goyesca. Ya sé que a fuerza de repetirla quieren hacer de la goyesca una tradición en El Puerto, pero el sitio de esta corrida es Ronda. Es patético ver a los monosabios con deportivas blancas y a los areneros uno con zapatos de calle, otro con deportivas negras sin cordones, otros con alpargatas. Por no hablar de las madroñeras rojas de los monosabios, uno desde media cabeza, otro poco tupida dejando ver toda su cabeza calva adornada con 6 bolitas rojas, en fin, un esperpento. Yo prefiero una corrida tradicional, con la gente del toro vestida como debe de ser.

Categorías
General

Fracaso de Juan Pedro en Algeciras

Voy a los toros a la Feria de Algeciras desde hace muchos años. De joven, cuando ir a Algeciras era un viaje de verdad, iba con mi padre y nos quedábamos en el Hotel Reina Cristina. Por la noche bajaba a sus magníficos jardines a fumar porque todavía no lo hacía delante de él. Ahora voy invitado por el amigo Aurelio López a su peculiar caseta “La Hangarilla”, que está llena de cuadros taurinos, ya que cada año piden uno a un pintor para etiquetar con él su vino. Cuando planeamos la visita de este año, me apunté a la de Morante sin dudar. La del día anterior tenía más garantía por los toros. Después echaron para atrás toda la corrida, se sustituyó por una de Núñez de Cuvillo, y eso que salieron ganando ya que Perera indultó un toro.

En la caseta hablamos de toros durante el almuerzo y comentaban que la corrida era muy cómoda para el torero. Ya sabemos que lo de Juan Pedro está fatal, pero teníamos la esperanza de que en esa plaza con menos exigencias de toro y con menos kilos, quizás ayudaran al milagro diario de Morante, pero nada. Ni chico, ni grande, ni cómodo, ni artista: esto no embiste. Sólo el recibo de capote del primero de Morante desató el ole.

Lo demás nada de nada, o no andaban y si andaban algo era con genio. Morante, Manzanares y Cayetano lo intentaron por todos los medios, pero era imposible, los toros no tenían ningún poder y la emoción era imposible.

En la merienda de esta plaza, que ya saben ustedes que para entre el tercer y el cuarto toro, y mientras Morante le daba caladas a un puro de medio metro, se comentaba el fracaso del ganado, sin ninguna esperanza para la otra mitad de la corrida, y echaban de menos los toros del día anterior. Pero si me preguntan que si prefiero ver a Perera indultar un toro o ver a Morante torear de Capote, aunque sea lo poco que ha podido hacer hoy, yo, que quieren que les diga, me quedo con Morante.

Categorías
General

Los Carteles de la Temporada de El Puerto

La plaza de toros de El Puerto de Santa María es, para muchos de los abonados de la Maestranza, nuestra segunda plaza. Yo tengo casa en El Puerto desde hace 40 años y he trabajado tanto allí que ahora, además de casa, tengo despacho. Atender a los clientes de allí es una magnifica escusa para escaparse de Sevilla y, si se puede empalmar con el fin de semana, la jugada es completa.

Recuerdo ir a la plaza de El Puerto desde hace mucho tiempo. Cuando el Sr. Canorea fue empresario, empezó el abono. El primer festejo del primer abono fue la primera corrida a plaza partida que se daba desde hacía muchísimos años. Una corrida y una novillada “a la misma vez”, como diría mi actual presidente. El paseíllo lo hicieron, además de las seis cuadrillas que actuaban esa tarde, los integrantes del último festejo a plaza partida que se dio en esa plaza. Eso sí que fue un desfile. Por cierto, que este primer abono salía por la mitad del precio total en taquilla de los festejos.

Para la temporada de 2010 la empresa Serolo, ha compuesto unos carteles atractivos, en lo que se refiere a las corridas de toros. Morante y Manzanares van a dos tardes, pero también contamos con El Juli, Perera, Ponce y, asómbrense, Oliva Soto.

Premio merecido para Oliva Soto, que van con toros de Buenavista con Arturo Macias, que también dejó buena impresión. Yo me quedo con las tardes de Morante: el domingo 8 de agosto con El Juli y Cayetano con toros de Zalduendo, y el sábado 21, goyesca, con Manzanares y Luque con toros de Núñez del Cuvillo. También puede resultar la del sábado 7 con El Cid, Manzanares y Perera con toros de Parladé. Esperemos que Morante tenga más suerte que el año pasado en esta misma plaza, donde resultó herido y cambió el signo de su temporada.

Lo dicho, interesantes carteles que les dejo enlazados para más detalles. Allí nos vemos, espero.

Categorías
Abono Sevilla 2010

Se Cumplieron las Expectativas

Ayer hizo en Sevilla un día casi veraniego, con sol y calor. Los que llegaron de la Feria a la plaza lo hicieron a última hora, sudorosos y acalorados. Con el mismo calor se recibió a El Juli y a Manzanares, a los que hicieron saludar en el tercio, antes de empezar la corrida, por si no tenían claro lo que se esperaba de ellos.

El primer toro de El Juli no acabó de romper, tenía poca fuerza, le costaba humillar y la faena no tomó vuelos. Pero con su segundo disipó la duda de quien iba a ser el triunfador de la Feria. El toro fue un gran toro, con recorrido y mucho motor. Queriendo comerse la muleta con ansia en cada embestida. Pero parte de lo bueno que acabó siendo el toro hay que ponerlo en el debe del matador, que no le dudó en ningún momento, toreó con mucha seguridad, muy por bajo, muy largo siempre y ligando todas las series. Otra faena perfecta, qué quieren que les diga. Esta vez el presidente Sr. Teja (ya es casualidad que le volviera a tocar a El Juli en suerte) miró al vecino que se le encaró el viernes, y saco los dos pañuelos a la vez.

Manzanares ha luchado hasta el final. A su primero ya le había cortado una oreja de poco peso, y en el quinto tuvo que echar el resto. Era un toro manso, al que los banderilleros empeoraron con innumerables pasadas en falso. Por cierto, ahora que estamos ante la mejor hornada de banderilleros de la historia del toreo, a raíz de la cantidad de ellos que se desmonteran, en cuanto sale un toro distinto a lo que esperan y con dificultades, resulta que no tienen recursos para hacer un tercio rápido y efectivo. A lo que iba, manso con picante. Manzanares se fajó con él y consiguió una faena de mérito. Ya Morante dejó claro el día anterior que tienen faena muchos más toros de los que parecen, y Manzanares lo ha corroborado hoy.

El presidente debería de estar preocupado porque se volvió a olvidar el cambio de tercio tras las banderillas al sexto toro, fue el encargado de las mismas el que, par en mano, se lo recordó desde el callejón. Luque no está ni para hacer el esfuerzo que han hecho las figuras por agradar. Decía un vecino guasón, que, desde la encerrona de Madrid, se apuntó a la hermandad del Silencio, por los seis que tuvo que soportar allí. Hoy ha hecho dos méritos más para llegar a Hermano Mayor.

Categorías
Abono Sevilla 2010

Despacito

Qué despacio ha toreado Manzanares a su último toro. Qué cadencia, qué empaque, qué plasticidad. Parecía que los relojes iban más lentos, pero el que iba lento era el toro que embestía con una suavidad de seda. Ese toreo tan estético, con la cintura, entra por los ojos igual que los cambios de manos que alargan el pase. Todo sin un mal modo, sin un tirón. Lástima que la espada no entrase a la primera, con lo bien que viene matando este torero, hoy ha pinchado varias veces. Comentamos que parece que ataque desde más lejos que el año pasado. De todas formas el triunfo es incuestionable, una oreja con fuerza después de pinchar. Gracias torero, te esperamos el martes para dirimir con El Juli al triunfador de la feria.

La corrida de El Pilar y M. Fraile ha estado bien presentada, con algún lunar como el manso primero y algunos con poca fuerza. Pero los tres últimos han sido tres grandes toros. Al quinto, de extraordinaria presencia, es una pena que no lo hayamos visto en varas, ya que ha derivado rápido las dos veces que ha entrado, porque después ha embestido en bravo y podía ser el toro de la Feria. Con él Castella ha estado en su estilo, quizás menos encimista que otras veces, pero este toro, con más distancia, pensamos que habría sido mucho mejor. La faena empezó con otras expectativas, daba la impresión que no le sacó al toro todo lo que tenía. Su primera faena, también a un buen toro, fue algo intermitente.

Hoy han vuelto a desmonterarse tras parear cuatro subalternos. Debemos estar en la mejor hornada de banderilleros de la historia del toreo. Hemos visto un extraordinario par de Curro Molina, para el que ha sonado, además, otra vez la música. La que no ha estado bien es la cuadrilla de El Cid, parece como contagiada de su maestro. El Boni pasó muchas fatiguitas para lidiar al manso primero que, además, le pudo dar un disgusto grande al Alcalareño, y pareó fatal al cuarto. El Cid siempre ha sido un torero muy transparente. Se le han notado tanto el valor y el esfuerzo como las precauciones y las dudas. Ahora está en un momento que no lo ve claro. En su primero, manso, lo ha intentado pero a su segundo, hace tres años, le corta las orejas.

Queda dicho que cobra fuerza la corrida del martes. Un Juli pletórico y con muchas ganas y un Manzanares con gusto de toreo caro.

Categorías
General

Cayetano & Armani

Ayer en Ronda se celebró la tradicional corrida goyesca a la que dio importancia Antonio Ordóñez y cuyos nietos mantienen viva en la actualidad. Esta corrida se convirtió, hace tiempo, en un acontecimiento social más que en una corrida de toros. La “gente guapa” y del colorín no podía dejar de verse en este espejo. En los tiempos en que nos creíamos que éramos ricos, los empresarios (y las empresarias, perdón), los políticos (y sobre todo las políticas) y los artistas (era el día de las artistas) poblaban las gradas de esta preciosa plaza, hoy  ya sólo los políticos la mantienen en sus agendas.

Que la crítica de la corrida de ABC empiece la crónica escribiendo, con razón, que “El más esperado de la tarde era sin duda Cayetano, que con su brillante terno de Armani centró las miradas en el paseíllo”, dice mucho de las expectativas del público de esta corrida. También, en la reseña, la crítica Lorena Muñoz dice que iba vestido “de raso greige con hilo de plata, lentejuelas y cristales de Svarosky” ¿Pero esto qué es?, un pase de modelos; pues sí. Me gustaba más cuando los críticos reseñaban la vestimenta de Paula, cuando se puso raro, con un escueto “indescriptiblemente vestido”.

 Después, la corrida fue un “éxito” Manzanares y Cayetano tenían trofeos para puerta grade, y como Perera no, pues nada, se regala un sobrero para que Perera también salga por la puerta grande, como en una función de teatro, triunfo para todos los actores. Más bien esta corrida se ha quedado en eso, perfecta puesta en escena previa con coches de caballos incluidos de paseo por la ciudad, corridita amable y éxito para todos. Mientras se hable de toros, sea bienvenida.

Categorías
General

Maldita Suerte de Morante

Que Morante de la Puebla está en el mejor momento de su carrera es indudable. Viene superando una racha de toros sin faena de una forma serena. El viernes en El Puerto, con la de Núñez del Cuvillo, y previo baile de corrales, le tocó un primero en suerte, violento, de los que el año pasado no le daba ni un pase. Lo intentó, siempre con los pies asentados, sin un aspaviento, y le realizó una faena aceptable. Su segundo se lo devuelven (esa suerte) y sale un sobrero de Mari Carmen Camacho, engatillado y astifino. A fuerza de consentirle le estaba realizando una faena extraordinaria, toreando muy acoplado, muy cerca, sacando el engaño por debajo de la pala del pitón, dándole los tiempos al toreo y, sobre todo templando. ¡Señores qué temple! Una de las mejores faenas de los últimos tiempos, pero la maldita suerte quiso que tropezara el torero a la salida de una serie, y que cayera a merced del toro, que este tuviera el espacio suficiente para verle y tomar velocidad y que le metiera el pitón. Esto tiene Toreo del cielo al infierno en dos segundos.

Manzanares estuvo muy bien. A su primero lo toreó superior, quizás un poco afectado, pero haciendo las cosas bien, y sobre todo mató de forma excepcional ¡Qué espadazo! Además los peones no acosaron al toro y se quedaron mirando, y ya es raro ver eso ahora cuando las cuadrillas salen despavoridas de los burladeros nada más su matador hace la suerte suprema, como si fueran ellos los que tiene que matar al toro a fuerza de vueltas, y los toreros, sin autoridad para detenerles, tienen a veces hasta que agarrarlos físicamente. Con Paquirri los peones ni salían de los burladeros, ni con Paco Camino, y sin que el matador tuviera que hacer ningún gesto; ya se sabía cuando un toro estaba muerto. Con lo bonito que es ver morir al toro sin peones alrededor y sin más motivo que una buena estocada. Bien por Manzanares y bien por su cuadrilla, sin duda la mejor de la nómina de matadores. Con su segundo, peligroso, se la jugó con conocimiento y agilidad hasta conseguir hacerle faena de mérito y valor. Otro espadazo.

Julio Aparicio no está para torear. La verdad es que no está ni para vestirse de luces. Supongo que los empresarios que lo hayan visto habrán tomado buena nota, los espectadores desde luego que sí. A su segundo creímos que no iba a tener más remedio que torearlo de lo bueno que era, pero ni eso.

Esperemos que Morante se recupere pronto, lo de El Puerto ha sido un accidente, un tropezón de los que se olvidan pronto, y que vuelva con la misma seguridad que ahora. Me decían que el torero tenía 19 corridas en los próximos 21 días. ¡Maldita suerte!