Categorías
Abono Sevilla 2016

Castella no remata

Para cerrar la temporada de 2016 nos hemos despachado con una muy entretenida y variada corrida. Y eso que al llegar nos enteramos que habían echado para atrás unos cuantos toros de las ganaderías titulares del Sr. Matilla, y había dos toros de Hnos. Sampedro para completar, mal presagio. Una gran entrada sin llegar al lleno, pero mucha expectación.

Castella ha podido entrar en Sevilla por su puerta grande, o mejor dicho,  ha podido salir por la Puerta del Príncipe a poco que se hubiera esforzado. Sorteó un primero de Olga Jiménez que fue el paradigma del toro moderno que buscan los ganaderos y las figuras. Un toro obediente, siempre al primer toque, sin mirar ni molestar el torero, sin peligro y embistiendo a son. Buena faena de muleta, estocada y dos orejas. Mejor comienzo imposible. Su segundo de Hermanos Sampedro, magníficamente presentado, fue bravo con motor y picante. La gente empujaba a Castella a por la Puerta del Príncipe, pero no se dejó dar coba. El toro tenía que torear, pero su matador no pudo con él. Los dos pinchazos desinflaron su tarde. Oportunidades como esta se presentan pocas veces.

El primero de Manzanares fue un toro enrazado y algo exigente al que el torero no quiso ni ver. Después de salir los dos de Hermanos Sampedro, el quito de Olga Jiménez parecía un novillo. De hecho creo haber visto este año en Sevilla novillos con más trapío. Pero resultó ser un bombón de nobleza, casi más que el de Castella, porque iba más largo si cabe. Manzanares le compuso una faena donde alternó momentos de sublime belleza estética, como cambios de mano y pases de pecho colosales, con otros de toreo perfilado y usando el pico de la muleta hasta en la última tanda. Intentó matar recibiendo, pero pinchó a la primera y a la segunda la estocada cayó baja. El público pidió las orejas desmesuradamente, pero el presidente, D. José Luque, con buen criterio lo dejó en una.

El primer Sampedro de López Simón fue aplaudido cuando asomó por toriles. Aquí también gustan los toros serios. Este torero está haciendo un final de temporada algo irregular. Desde Bilbao no parece el mismo. Aunque su primero no acabó de romper, la faena fue insulsa y con su segundo, rajado y áspero, tampoco dijo gran cosa.

@isanchezmejias

Categorías
General

Jerez, 12 orejas, 2 rabos, 5 puertas grandes y el indulto

He tenido que repasar las reseñas para hacer bien las cuentas de los trofeos. Con tanto triunfo pensarán que hay mucho que escribir, pero todo se puede resumir en un nombre, José Tomás.

Afortunadamente José Tomás nos volvió a recordar lo bien que torea José Tomás. El concepto tan puro que tiene de la liturgia de la lidia, del que no se separa ni un milímetro, literalmente, no se mueve del sitio que ha elegido para ejecutar la suerte. Al enganchar al toro tan por delante el pase se intuye grandioso. El sábado reventó Jerez al natural. La emoción que produce ver torear tan bien hace que todos los presentes se pongan de acuerdo. Aquello es único. Lo digo muchas veces, lo que emociona no se analiza, no le den más vueltas. José Tomás es distinto y arrastra las masas por su concepto del toreo y por la planificación de sus actuaciones. Yo sólo he visto cortar dos rabos merecidos, el de Morante cuando nos hizo soñar en Córdoba y éste de José Tomás.

La corrida de Cuvillo, con buena presentación de plaza de segunda, muy en hechuras de embestir, brava y con movilidad, propició la lluvia de trofeos. Al toro del rabo de José Tomás le dieron la vuelta al ruedo, pero  varios fueron de categoría, destacando el cuarto, segundo de Padilla, que no llegamos a ver del todo.

El viernes se lidió una corrida de Zalduendo de la que también embistieron varios toros con casta y transmisión. El problema fue que los picadores apenas actuaron. Al toro indultado por López Simón, al que vimos mejor que en Sevilla, no le hicieron apenas sangre. Literalmente es que le partieron la piel y manchó como una moneda de dos euros. El tercio de varas fue una pantomima. Así no se puede indultar un toro. Con esta “indultitis” nuestra de cada día, con la que bailamos el agua a los antitoro, estamos premiando la nobleza dulce en vez de la bravura. Deberíamos de replantearnos esto, no se pueden indultar 60 toros al año, debe ser una cosa excepcional, no cotidiana. Los aficionados somos animalistas sin necesidad de tener que indultar.

Morante, el único matador de los seis que no salió a hombros, nos demostró que con la capa es único.

Por último quisiera ponderar la asistencia el sábado del Rey D. Juan Carlos, su hija y su nieta. Primero por apoyar la fiesta, después porque, dando ejemplo, 20 minutos antes de empezar el festejo estaba ya sentado en su barrera, y también porque aguantó toda la tarde noche con una gabardina y sin cubrirse, cuando los demás tiramos de paraguas más de media corrida.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

Cuvillo, sesión continua

.

Las razones del por qué la empresa Pagés ha tenido que comprar dos corridas de Núñez del Cuvillo para la Feria nos las podemos imaginar. Las figuras han exigido estos toros y no cabían todos en una corrida. Las razones del por qué se han programado en dos días consecutivos ya escapan de cualquier razonamiento lógico. Suponemos que las habrá, pero serán difícilmente entendibles.

La corrida ha sido entretenida, y lo ha sido por el comportamiento variados de los toros. Los cuvillos tienen su personalidad propia, no se le puede dar la misma lidia a todos, hay que entenderlos y darles el tratamiento adecuado, no son la tonta del bote, no se torean solos. Si de algo pecó la corrida fue de falta de fuerzas. Varios de los toros hubieran tenido mejores faenas si llegan a tener más fortaleza. El primero de Castella era muy noble pero tenía muy pocas fuerzas. Levantaba la cabeza en mitad de cada pase y no humillaba. Su segundo todavía tenía menos y perdía las manos. El torero se alargó demasiando e inútilmente. Castella ha pasado por la feria sin decir mucho.

Hemos visto a Manzanares con más ganas en esta, su última comparecencia. Su primero estuvo a punto de ser devuelto porque se derrumbaba, incluso en el tercio de banderillas, pero era dulce por noble. Cuando las fuerzas se lo permitían, embestía a galope templado con mucha clase. El torero lo mantuvo en pie y le compuso una faena de las tuyas, sin cruzarse y despegado, pero muy estética, con cambios de mano y pases de pecho sublimes. Mató con el cañón y cortó una oreja. Su segundo tenía más que torear. Manzanares se esforzó y le compuso una faena menos estética pero de más mérito. Tiró al toro sin puntilla de un estoconazo entrando muy de lejos. Otra oreja.

José Garrido ha pechado con el peor lote. Su primero fue un toro complicado que vendía cara cada una de sus embestidas, y Garrido se las sacó, una a una, con valor y torería. Lo pasó de faena, cosa habitual en estos tiempos, y con un aviso intentó matar como pudo y resultó cogido de fea manera. Después del segundo aviso cayó por fin el toro y se pudo meter en la enfermería. Afortunadamente, pudo salir para matar al sexto. Y fue para nada porque era un manso probón, incierto y frenándose. Imposible.

Hoy otra vez Cuvillo, en sesión continua, o sea, que continuamos con Cuvillo.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

¡Viva el Rey, su hija y su nieta!

Ayer tuvimos la fortuna de que la Familia Real aficionada a los toros se acercara a La Maestranza. El Rey, su hija y su nieta, honraron con su presencia la plaza de toros de Sevilla, en un gesto que los aficionados sabemos agradecer y valorar en los tiempos que corren. Cuando los lobbies pagados por las multinacionales de la industria de las mascotas nos llaman asesinos, maltratadores y otras lindezas, tenemos que agradecer que hoy seamos noticia cultural de primera página gracias a la presencia de la Familia Real en los toros.

Los toros, ¡Ya quisiéramos haber tenido toros! Previamente a la corrida, en las tertulias taurinas del “Groucho”, hablaba el ganadero de la ilusión que tenía puesta en la corrida, en cómo había escogido a los toros, en cómo los había movido para que llegaran a Sevilla en las mejores condiciones. Pero el hombre propone, y ya saben ustedes. Los otrora toros artistas, tuvieron poco de toro bravo y menos de artistas. Sin fuerzas ni alma, perdiendo las manos en muchos momentos, pero muy nobles y obediente, eso sí. Fíjense cómo será la cosa que el triunfador de la tarde fue un Enrique Ponce, un señor con 26 años de alternativa, que hace sus faenas de la barrera a la primera raya de picadores y que si la pasa, jamás pisará la segunda. Su primer toro supongo que no le daba miedo ni a él. Le cortó la oreja después de una faena pulcra y carente de emoción. Su segundo perdía las manos en cada lance, y ni Ponce, que pasa por ser de los mejores enfermeros del escalafón, pudo mantenerlo en pie y se lo devolvieron.

Por decir algo positivo el quinto pareció hacer buena pelea en varas, siendo muy aplaudido “Chocotate”, pero salía suelto de los caballos. Rafael Rosas y Luis Blázquez completaron un tercio de banderillas de categoría.

Roca Rey nos ha defraudado en parte. Cierto que los toros eran imposibles, pero no lo hemos visto ni tan seguro ni tan clarividente como otras veces. Al sexto lo llevó garbosamente galleando al caballo y cuando parecía que podía haber faena, le pegó un muletazo moderno por la espalda, sin venir a cuento, que derrumbó al toro, y ya se le paró. Intentó el arrimón ante un toro parado y moribundo, hasta que le echó mano, afortunadamente sin consecuencias.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

El abono 2016

.

Después de dos años de travesía del desierto con el chantaje del extinguido G5, la empresa Pagés, la misma que boicotearon éstas figuras, ha logrado confeccionar el abono que podríamos considerar “normal” para Sevilla. Vaya por delante nuestra felicitación a la misma por haber logrado que vengan los 5 “exboicoteadores”, cosa que me imagino que no habrá resultado nada fácil.

El abono tiene un festejo más que el del pasado año, dos corridas más y una novillada menos, y mantiene dentro del mismo las dos de rejones, pasando la del domingo de Feria por la mañana, a la tarde del domingo previo. Los precios se mantienen con respecto al del 2015, con el incremento por el festejo de más y el cambio de su categoría. Si hacemos un comparativo de los festejos y coste del abono del tendido de sombra (el más representativo), de los últimos años, tendríamos lo siguiente:

Año

Coste

Corridas

Novilladas

Rejones

Total

2012

1.900

18

5

2

25

2013

1.643

14

6

2

22

2014

1.388

14

6

2

22

2015

1.682

14

7

2

23

2016

1.809

16

6

2

24

Por lo que respecto a los carteles y una vez que conocidas las ganaderías contratadas, nos podíamos esperar algo parecido. El Domingo de Resurrección y el viernes de preferia, son los únicos días que las “5 figuras” copan los puestos, en los demás van repartidos a 5 tardes Morante, 4 Manzanares, 2 El Juli y 1 Perera y Talavante. Llama la atención el caso de Talavante que sólo viene el Domingo de Resurrección. En mi opinión, bien podrían haber quitado un festejo a Morante y Manzanares y dárselos a Perera y Talavante para repartir mejor el peso del abono.

La preferia se presenta ausente de las “5 figuras” a excepción del citado viernes. Para montar una preferia así, bien podrían haber entrado otras ganaderías como antaño, Cuadri o el Conde de la Maza, o algo de Santa Coloma, y dar un poco más de variedad a los encastes. Pero ya supimos la opinión del Sr. Valencia de que con sus resultados, restaban interés a los días de Feria.

También llama la atención, que las “5 figuras” no se emparejen entre ellas, a excepción del viernes de farolillos, con Morante, Juli y Roca Rey. Por otra parte, resulta difícil de entender que las dos de Cuvillo (que exigían tantas figuras) tengan que programarse dos días consecutivos. Creemos que había más fechas para alternarlas. Vienen los emergentes, Roca Rey, López Simón y Garrido y vuelve a Urdiales. Escribano repite con victorinos y miuras, que espero que haya sido por petición propia, porque ha dado la cara estos dos últimos años. Afortunadamente sólo hay un mano a mano, y éste aun sobraría. Para San Miguel sólo se deja un puesto libre para acompañar a Morante y Roca, un lujo. San Miguel ha ganado en categoría.

Aparte de los citados Morante (5) y Manzanares (4), el peso del abono cae sobre Castella, López Simón y Roca Rey con tres tardes, y Juli, El Cid y Escribano con dos.

Las novilladas han quedado interesantes, con ganado, entre otros, de El Parralejo, Rocío de la Cámara, Talavante o Conde de la Maza. Destacando que en el Corpus se dará una novillada de sevillanos (Aguado, Serna y Cadaval).

En resumen creo que se ha compuesto un abono muy del gusto del público sevillano, que es más de toreros que de toros, situación que se va agravando en los últimos años, y notamos que el ambiente va creciendo. Sabemos de abonados que se retiraron en estos dos últimos años de travesía en el desierto y que van a volver, lo cual es una buena noticia para todos. Cada aficionado haría un abono distinto y a su gusto, pero visto el de 2016, sólo nos queda reiterar nuestra felicitación a la empresa Pagés, desear que los toros salgan con la seriedad debida, que sean bravos y que se encuentren con toreros dispuestos a jugársela. En fin, que vuelva la emoción al ruedo, que no sé si será mucho pedir ¡Suerte!

@isanchjezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2016

Lo que va saliendo del abono 2016

Una vez conocidas las ganaderías de la Feria de Abril y la composición del cartel estrella del Domingo de Resurrección, con toros de Garcigrande, para Morante, Manzanares y Talavante (la MMT que dirían los futboleros), la composición del abono, en lo que a figuras se refiere va tomando forma y se van filtrando posiciones y carteles.

Según los artículos de Fernando Carrasco en ABC y de Carlos Crivell en sevillatoro.es. El peso del abono de 2016 vuelve a caer sobre las ausentes figuras de los últimos dos años. Morante con 5 tardes, con la mencionada de Garcigrande, Cuvillo, Victoriano y Jandilla (1 en San Miguel con Hnos. García Jiménez), Manzanares 4 tardes, con Garcigrande, Cuvillo y Juan Pedro (1 en San Miguel con Hnos. García Jiménez), El Juli 3 tardes, con Victoriano y Cuvillo (1 en San Miguel con Alcurrucén) y Talavante 2 tardes, Garcigrande, Cuvillo o Jandilla. Se está aún sin noticias de Perera, dando por hecho, estos artículos, que se contratará. También informa Carlos Crivell de la inclusión de López Simón, 2 tardes con Jandilla y El Pilar, de Roca Rey y de Castella.

Hasta que no tengamos en la mano el abono no podremos hacer una evaluación global del mismo, pero por lo que se va filtrando podemos sacar algunas conclusiones. A la vista de la nómina de ganaderías, con sólo dos distintas del encaste Domecq, nos podíamos hacer una idea de lo que teníamos por delante, básicamente, corridas montadas para el público actual y donde el aficionado tiene cada vez menos peso, quizás porque cada vez somos menos los aficionados, y la empresa, muy en su derecho, quiere ganar dinero con el público. El que vengan los 5 del G5, me parece milagroso, máxime cuando sigue en Sevilla la misma empresa con la que dijeron que no volverían a contratar. Me ha defraudado que El Juli no se anuncie con los miuras, corrida que no pudo matar por su grave percance y que nos dejó con la miel en los labios. Ya sabemos que hay que ir encajando primero a las figuras, que son para las que se monta la Feria, y después a los demás, a los emergentes y a los que han dado la cara estos dos años de ausencia, pero esperemos que queden sitios para ellos con la categoría que se merecen. Otra cosa, roguemos para que no haya manos a manos ni encerronas.

Como buena noticia podemos hablar de la revalorización de la Feria de San Miguel, con Morante, El Juli y Manzanares. Creo que esto es un éxito de la Empresa.

Y todavía nos queda por conocer el cuadro/cartel que anunciará el abono.

@isanchezmejias

Categorías
General

Gran entrada en El Puerto

La mejor noticia de la corrida del domingo en El Puerto de Santa María fue la magnífica entrada que registró su plaza de toros, y esto a pesar de que el Levante, que llevaba semanas sin soplar, no quiso perderse el festejo. Casi lleno en sombra y más de tres cuartos en sol, hacen empezar con éxito la mini temporada veraniega programada este año.

La corrida de Juan Pedro Domecq, no deparó sorpresas y representa el estereotipo del toro moderno, ese que llaman el Toro 2.0, que han impuesto las figuras. Con muy poca presencia, nobles hasta no parecer bravos, sin fuerza ninguna para no molestar y descastados para no asustar. El tercio de varas se convierte en una pantomima obligatoria pero innecesaria y la emoción del peligro brilla por su ausencia. Sólo el último toro recordó algo lo que podría ser un toro bravo con cierta movilidad y recorrido.

Con este tipo de corrida moderna de público fácil y festivo, los toreros tampoco sorprendieron. A pesar de que el viento molestó algo, sobre todo en la elección de los terrenos, ya casi todos los proyectos de faena hubo que hacerlos en las tablas de sol, la terna ofreció lo que se esperaba de ellas. Ponce demostró sus tablas y absoluto dominio de la situación, cuidando a sus dos toros, sin casta, fuerza ni recorrido, cortó dos orejas de plaza de segunda al cuarto, a base de una faena aseada con guiños al público de sol y a la banda de música, también largamente ovacionada, y tras una buena estocada. Morante sólo tuvo destellos con el capote. También le molestó el polvo y, como días atrás, mandó regar el piso entre el tercer y cuarto toro, pero esta vez delegó la faena al profesional y no tomó la manguera. Suponemos que el ser el de El Puerto el ruedo más grande de España influyó en su decisión. Manzanares, aprovechó la alegre embestida del último Juan Pedro, sin apenas exigirle y dejándolo ir y venir sin apreturas ninguna. Una gran estocaba recibiendo, lo mejor de su actuación.

Los titulares de la prensa de hoy son las 10 orejas que se han repartido entre Huelva y El Puerto, donde los G5 han ocupado cinco de los seis puestos, en otro ejemplo del tapón que comentábamos semanas atrás, incluso ABC en su edición de Sevilla lo lleva a su portada en un ejemplo de su claro apoyo a los Toros. Pero, al menos, por lo pasado en El Puerto, no podemos hablar de la emoción que pide el aficionado y sí del triunfalismo que piden las figuras. Lo del “más triunfalismo y menos ortodoxia” parece que se va imponiendo. Lo de defender los Toros ante los ataques externos, deben entender que es cosa de otros.

@isanchezmejias

Categorías
General

El Tapón

.

Ya se lo he oído comentar a varios taurinos y a varios aficionados. Y no es otra cosa que el tapón que están ejerciendo las “figuras” unidas en el antiguo G5 sobre los jóvenes valores emergentes.

Efectivamente, El Juli, Manzanares, Morante, Perera y Talavante, están copando los principales puestos de muchas de las ferias del segundo escalón, evitando, no ya confrontaciones con los toreros jóvenes que vienen arreando, sino tapando la mayoría de los puestos. Y si no van en terna, pues se anuncian en mano a mano, que nadie ha pedido, o incluso en encerronas de seis toros, como el que dicen de Talavante en Málaga.

Ayer lo vimos en Alicante en Las Hogueras, de cinco puestos de torero, cuatro para ellos y el otro para Enrique Ponce, ningún joven emergente. Hoy lo vemos en los carteles de Las Colombinas de Huelva, de seis puestos de torero, otras vez cinco para ellos y el otro para Ponce ¡Qué casualidad! Carteles rematados les llaman, nada de eso tan clásico como un veterano, una figura y un novel que quiera quitarle el puesto. Como cada vez parece que va menos gente y hay menos dineros a repartir, lo quieren acaparar todo o casi todo, cuando no son capaces ya ni de llenar las plazas.

No voy a poner aquí una larga (o corta) lista de toreros recién alternativados que quieren ser alguien en esto, ni otros que están en sazón y les hacen sombra, pero me parece que de seguir esto así vamos a perder, por falta de oportunidades a una generación de jóvenes que se va a aburrir de estar sentados en su casa viendo como las figuras lo acaparan todo.

@isanchezmejias

Categorías
General

Toros en Córdoba

.

Después de una temporada sin asistir a festejos donde actuaran miembros des extinto G5 fuera de Sevilla, aprovechamos la doble comparecencia de Morante en Córdoba, para quitarnos el mono de figura del toreo. Y ciertamente mereció la pena. Dos carteles atractivos y rematados que aportaron sus cosas buenas y malas, pero siempre atractivas.

Empecemos por las malas. La peor la escasa asistencia de público. Media entrada raspando el viernes y algo más de media el sábado. Si estas pretendidas figuras son las que exigen el oro y el moro por anunciarse y después no son capaces de meter ni a 10.000 personas en la plaza, esto no tiene razón de ser. Es evidente que esto no funciona porque  algo se está haciendo mal y que urge recomponerlo, si no es demasiado tarde.

Negativo también el comportamiento de Morante y sus representantes en la mañana del sábado a cuenta del ganado. La corrida de Núñez del Cuvillo tuvo problemas para pasar el reconocimiento y hubo de traer más toros. Para abreviar, había ocho toros aprobados, con dos raspando y otros dos un poquito, solo un poquito que yo los vi, por encima del resto. Morante (o sus representantes) se empeñó en que estos dos se quedaran de sobreros y entraran los dos benévolamente aprobados, mientras el presidente mantenía lo contrario. Hasta dos veces y de malos modos Morante (y sus representantes) se ausentaron con la amenaza de no torear y suspender la corrida. Al final el presidente transigió y Morante (o sus representantes) se salieron con la suya.

La corrida del viernes fue aburrida. El primer toro de Juan Pedro Domecq era noble y dulce hasta decir basta. Lo más parecido a embestir como un carretón que he visto en los últimos tiempos. Pues ni por esas Francisco Rivera fue capaz de dar un solo pase de categoría, perdido en un trasteo tan vulgar como anodino. El resto de la corrida se fue entre la poca fuerza y la menos casta del ganado, el tercero se le echó un rato a Manzanares después de la segunda tanda, y el viento que molestó mucho a los toreros. Morante quedó casi inédito, salvo unas verónicas a su segundo, a la espera del día siguiente.

La corrida del sábado, afortunadamente fue otra cosa. Los toros de Núñez del Cuvillo, más encastados y algunos magníficos para la muleta. Talavante, que está inspirado, y Morante, que está esforzado, cortaron una oreja y su primer y segundo toro, respectivamente.

Pero la polémica vino en el cuarto. Toro que cumplió sin más en varas y que fue una máquina de embestir en la muleta, y de menos a más, como suele suceder en los toros bravos de esta ganadería, acabó embistiendo de ensueño. Finito, que empezó con alguna duda, logró torearlo al natural, el pitón del toro, como hacía años que no lo veíamos. Faena larga, maciza, sin duda de los máximos trofeos. Pero el mal moderno de la indultitis acudió a la mente del torero como el máximo premio a su labor, y empezó a echar al público encima del presidente. A cada indicación del presidente de que entrara a matar, respondía Finito con una nueva tanda y aspavientos de que no lo mataba. Y a cada gesto y a cada tanda, la bronca arreciaba pidiendo el indulto, aunque también un buen número de aficionados aplaudían al presidente. Entre bronca y bronca, ya con el toro queriéndose ir a tablas aburrido de tanto embestir, el presidente mantuvo firmemente su criterio y fueron cayendo los tres avisos. Y para acabar el esperpento Finito, ahora sí, entra a matar mientras los alguacilillos le hacían ostensibles indicaciones desde la barrera de que estaba a deshora. El escándalo estaba servido.

Lo que era una faena de máximos trofeos y vuelta al ruedo al toro se quedó en gran bronca (y muchos aplausos) al presidente, ningún trofeo para el matador y ningún premio para el toro. En mi opinión, Finito se equivocó, y gravemente. Estropeó una faena de rabo por un absurdo pulso con el presidente. Si a la segunda indicación de éste de que lo matara, le da una estocada, estamos hablando de dos orejas y rabo y vuelta al toro con la repercusión que eso hubiera tenido. Y ahora lo que estamos es divididos entre los partidarios de la indultitis como máximo premio a una labor y los que pensamos que eso es una cuestión reservada exclusivamente para los toros excepcionales, dos o tres por temporada, y no 40 como tenemos actualmente.

Dicho esto, también hay que decir que la polémica alimentó siempre la Fiesta, y que estaremos hablando de Finito, el toro y el presidente por algún tiempo, lo cual también es bueno.

@isanchezmejias

Categorías
Abono Sevilla 2015

En el patio de su casa

.

Como ustedes seguramente conocerán, y si no se lo cuento, Joselito El Gallo, El Rey de los Toreros, mandó construir la plaza de toros Monumental de Sevilla, en San Bernardo, que aforaba el doble que La Maestranza, para poder abaratar los precios y que pudieran ir a verlo los menos pudientes. Cuando por fin pudo torear allí, un periodista taurino pro maestranza, para quitarle mérito, dijo que toreaba en el patio de su casa. No le vamos a quitar méritos a Manzanares, entre otras cosas porque La Maestranza no la ha mandado construir él, pero torea en ella como en el patio de su casa, y será porque se lo ha ganado a pulso.

Su primero era un toro ideal para el toreo moderno. Noble, templado, con tranco y obedeciendo todos los toques. Supongo que cuando Manzanares torea de salón lo hará de la forma que ha toreado a este toro. Alternó buenos pases con otros citando en diagonal y echando al toro para fuera, pero los pases de pecho y, sobre todo, los cambios de mano enroscándose el toro a la cintura, fueron sublimes. Cosa rara falló con la espada en los dos toros, si no estaríamos hablando de otra salida a hombros.

El tipo de cartel de ayer es el que piden muchos aficionados. Un veterano por delante que aporte maestría, en este caso Rivera que volvía después de un breve paréntesis, una figura que defienda su privilegiado sitio, Manzanares, y un emergente con ganas que de quitarle el sitio a la figura, Galván. El veterano no cumplió las expectativas con dos faenas vulgares, eso sí, mató bien a sus dos toros. La figura defendió su sitio de forma que no se ve a nadie que pueda apearla, y el emergente se la jugó en el último, y hasta que no se dejó coger de mala manera no le prestó el público la atención que se merecía.

Ayer algunos visitantes ampliaron el léxico taurino. Llegaron tarde al «desfile» y preguntaban a quién estaba «dedicando» el matador su toro.

@isanchezmejias